Luis Portillo pasa al ataque y se persona como acusación en el caso Villarejo-BBVA
  1. Empresas
caso villarejo

Luis Portillo pasa al ataque y se persona como acusación en el caso Villarejo-BBVA

El expresidente de Colonial, a quien Cenyt espió por orden del banco para localizarle patrimonio fuera de España, acaba de irrumpir en el caso Tándem como acusación particular

placeholder Foto: Luis Portillo y Francisco González. (EC)
Luis Portillo y Francisco González. (EC)

Dicen que el pasado siempre vuelve, y algo parecido está ocurriendo con los fantasmas de los últimos 15 años de BBVA, entidad que ha sido imputada en el marco del caso Tándem, una de las muchas piezas que componen la megacausa por los espionajes que realizó el comisario José Manuel Villarejo para algunas de las empresas más importantes del país.

Uno de los nombres del pasado que ha reaparecido en el presente de la entidad es el de Luis Portillo Muñoz, uno de los bautizados como señores del ladrillo en los años de la burbuja inmobiliaria, que acaba de personarse en la causa como acusación particular, según ha podido confirmar este diario con fuentes judiciales.

El expresidente de Colonial es uno de los empresarios inmobiliarios a los que Cenyt, empresa de Villarejo, espió para BBVA, con la circunstancia agravante de que, en su caso, la opción que tomó el banco fue enviar a la Fiscalía Anticorrupción la documentación con los bienes localizados fuera de España mediante la presentación de una denuncia en el año 2012.

placeholder (EC)
(EC)

Según ha podido ir sabiéndose tras abrirse el secreto de sumario, la entidad encargó a Cenyt rastrear a Portillo, convencida de que el empresario andaluz, que tenía una deuda de 70 millones con BBVA que aseguraba no poder hacer frente, contaba en realidad con patrimonio fuera de nuestras fronteras.

Con su decisión de personarse en la causa, el de Dos Hermanas sigue los pasos de otros ilustres empresarios de la primera década de este siglo que también se han personado en la causa, como Luis del Rivero, expresidente de Sacyr, cuyo intento de hacerse con los mandos del banco fue respondido por la entidad con la contratación de Cenyt, hace ya 15 años.

Tras esta primera relación acreditada, el banco pasó a contratar, a finales de 2008, los servicios de la firma de detectives Kroll para rastrear los patrimonios de Portillo y de otros empresarios, como Fernando Martín, Nicolás Osuna, la familia Sanahuja o el Grupo Prasa.

Pero, ante la falta de resultados satisfactorios, la entidad rompió con Kroll y contrató los servicios de Cenyt un año más tarde, firma que sí consiguió localizar bienes de Portillo fuera de España.

A pesar de haber identificado bienes del empresario, el banco no logró recuperar el dinero adeudado, precisamente porque tomó la decisión de, con estas pruebas, denunciar la situación ante la Fiscalía.

Noticias del BBVA Comisario Villarejo Colonial Inmobiliaria Burbuja inmobiliaria Fiscalía Anticorrupción Luis del Rivero
El redactor recomienda