Sondea inversiones de hasta 3.000 millones

Iberdrola prepara otra oleada de renovables en UK para aprovechar las nuevas ayudas

Scottish Power celebra la decisión de Boris Johnson, que revoca la prohibición de subsidios a la eólica terrestre de Cameron, y afirma que ya tiene proyectos por 3.000 MW, fundamentalmente en Escocia

Foto: El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, junto a la primera ministra de Escocia, Nicola Sturgeon, en una imagen de archivo. (EFE)
El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, junto a la primera ministra de Escocia, Nicola Sturgeon, en una imagen de archivo. (EFE)
Adelantado en

Scottish Power, la filial de Iberdrola en Reino Unido, prepara una fuerte expansión de renovables en las islas. El CEO de la eléctrica británica, Keith Anderson, asegura que la empresa tiene una cartera de proyectos por 3.000 MW de eólica terrestre, solar y almacenamiento con baterías.

De dichos proyectos, la gran mayoría son de eólica terrestre y están ubicados en Escocia, donde se concentra el 25% del recurso eólico —el viento— de Europa. Según estimaciones del sector, se trata de una cartera que implica una inversión total de hasta 3.000 millones de euros, aunque dichos desarrollos no llevan aparejada aún la decisión final de inversión. No obstante, la compañía destaca que habrá un impulso a la inversión y al empleo.

El anuncio de esta avalancha de renovables se da justo en la semana en que el Gobierno británico ha levantado el veto a las subvenciones a la eólica terrestre. En 2015, el Ejecutivo de David Cameron decidió sacar la eólica instalada en tierra de las subastas acogidas a subsidios públicos. Según destacó en ese momento, quería eliminar del Reino Unido la instalación de los "antiestéticos" aerogeneradores, lo que implicó un fuerte descenso de la inversión en esta clase de renovables.

Fotografía facilitada por Iberdrola de su presidente, Ignacio Galán, y la primera ministra de Escocia.
Fotografía facilitada por Iberdrola de su presidente, Ignacio Galán, y la primera ministra de Escocia.

Pero ahora, la Administración también conservadora del primer ministro, Boris Johnson, ha decidido volver a incluir la energía eólica, conocida como 'onshore', en los esquemas de contratos por diferencia de las subastas de 2021. Es decir, que al igual que otras tecnologías, los aerogeneradores en tierra podrán competir por entrar en las tarifas reguladas con un precio garantizado para sus ingresos.

Este cambio de estrategia se da después de que el país que acaba de salir de la Unión Europea se comprometiera a ser cero emisiones en 2050, lo que, según sus estimaciones, necesitará triplicar la inversión en parques eólicos 'onshore' en los próximos 15 años. La bajada de costes de esta tecnología ha sido crucial para volver a tenerla en cuenta.

El secretario de Estado de Negocios, Energía e Industria del Gobierno 'tory', Alok Sharma, señala aque Reino Unido debe ser un líder mundial en energía renovable. No obstante, el responsable político añade que las nuevas infraestructuras de energía verde se deberán implementar con el visto bueno de las comunidades locales.

Por su parte, el CEO de Scottish Power, Keith Anderson, destaca que se está trabajando duro para lograr el apoyo de las comunidades locales. Este es un punto crucial. Sin ir más lejos, un informe de la organización The Suffolk Coast, que promueve el turismo en las costas del este de Inglaterra, acusó a la eléctrica de poner en peligro con su actividad la economía local. En dicho documento de 2019, considera que se ponían en peligro 40 millones y 400 empleos de turismo en la zona.

Los nuevos proyectos de Iberdrola en Reino Unido se suman a los 3.100 MW de renovables que ya tiene en proyecto y construcción en aquel país. De los mismos, 2.900 son proyectos de eólica marina ('offshore') en el mar del norte de Escocia, con los proyectos East Anglia, que cuenta con tres fases de desarrollo. Además, la compañía también está sondeando proyectos en Irlanda.

Aprovisionamiento adicional por el Brexit

Iberdrola, al igual que hiciera hace un año, ha decidido aumentar el aprovisionamiento para evitar cualquier riesgo derivado del Brexit

Así, la compañía destaca que "se han identificado los materiales y suministros clave, realizando pedidos adicionales para aumentar los niveles de 'stock' antes del 31 de enero de 2020".

"Este proceso podría repetirse a finales de 2020 en función de la marcha de las negociaciones", concluye. 

Se trata de una medida puesta en marcha tras declarar que el Brexit implica un riesgo para Iberdrola por la potencial "interrupción en la cadena de suministro: retrasos en la importación de equipos y componentes clave para los principales planes de mantenimiento y proyectos de construcción, que causen retrasos y extracostes en los mismos". 

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios