Fue investiga por Villarejo en 2006

Iberdrola deja fuera de la cúpula a su vicepresidenta, investigada por Villarejo

Inés Macho Stadler no ha sido propuesta para su reelección en la convocatoria de junta de accionistas, con lo que tendrá que abandonar el máximo órgano de la empresa tras cumplir mandato

Foto: Torre de Iberdrola, sede social de la compañía, en Bilbao. (EFE)
Torre de Iberdrola, sede social de la compañía, en Bilbao. (EFE)
Adelantado en

Iberdrola dejará fuera del consejo de administración de la compañía a la actual vicepresidenta, Inés Macho Stadler. La convocatoria de la junta general de accionistas lanzada este mismo lunes no incluye la reelección de la número dos de la compañía, cuyo mandato vence en 2020, lo que implica su salida del máximo órgano de decisión de la segunda mayor cotizada de España. Macho lleva desde 2006 en el consejo y es vicepresidenta desde 2018.

Iberdrola someterá a su junta general de accionistas, que se celebrará el próximo 2 de abril, los nombramientos como consejeras independientes de la británica Nicola Brewer y de la brasileña Regina Nunes, informó la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Brewer procede del consejo de Scottish Power, su filial en Reino Unido, y Nunes ocupa un puesto en el consejo de Neoenergia, la firma de Iberdrola en Brasil. Además, la compañía pretende mantener los actuales 14 miembros del consejo.

También se propondrá a los accionistas de la energética la reelección como consejeros de Íñigo Víctor de Oriol Ibarra, miembro del órgano rector de la compañía desde 2006, y de Samantha Barber. También en 2006 entró Inés Macho, que ocupaba hasta ahora la categoría de 'otro externo'. Su ausencia en el documento de convocatoria y votaciones conlleva la salida del consejo de administración. Iberdrola ha declinado hacer comentarios.

La salida de Inés Macho tendrá otras implicaciones una vez se hagan los cambios en el reglamento, en caso de una hipotética salida inesperada del actual presidente, Ignacio Sánchez Galán, tal y como adelantó este diario. A partir de ahora, Juan Manuel González Serna, presidente del Grupo Siro, como consejero independiente y coordinador, podrá relevar a Galán en caso de que el actual primer ejecutivo y consejero delegado tuviera que dejar el cargo de forma no programada. González Serna solo podría ocupar la presidencia siempre y cuando Inés Macho, la actual vicepresidenta, no aceptara el cargo.

Investigada por Villarejo

Según adelantó El Confidencial el pasado 13 de enero, Iberdrola ordenó al comisario Villarejo una investigación sobre la vida privada, la familia y la trayectoria profesional de su actual vicepresidenta, Inés Macho Stadler. El agente encubierto entregó a la compañía un dosier de seis páginas con varios domicilios particulares de la número dos en el organigrama de la eléctrica, datos sobre sus tres hermanos, los distintos puestos que había ocupado como profesora universitaria a lo largo de su carrera académica y otros teóricos detalles de carácter personal, como “sus convicciones religiosas” y que estaba “muy influenciada por su marido”, cuyo nombre y apellidos también se incluían en el documento.

Sede de Iberdrola en Bilbao. (EFE)
Sede de Iberdrola en Bilbao. (EFE)

La última versión del informe, que no había trascendido hasta el pasado mes de enero, tiene fecha 5 de junio de 2006. Solo dos días después, el consejo de administración de Iberdrola acordó nombrar a Inés Macho (Bilbao, 1959) consejera independiente, convirtiéndose de ese modo en la primera mujer en tener asiento en el máximo órgano de gobierno de la compañía. En los meses siguientes, esta licenciada en Ciencias Económicas por la Universidad del País Vasco asumió responsabilidades aún mayores, como el cargo de presidenta de la Comisión de Retribuciones y el de consejera coordinadora. Finalmente, el 20 de junio de 2018, el consejo de administración decidió recuperar el cargo de vicepresidente y elegirla a ella para ocuparlo. Oficialmente, solo Ignacio Sánchez Galán está por encima de ella en el organigrama de la corporación.

Los documentos a los que tuvo acceso El Confidencial revelan que Inés Macho fue espiada por orden de la propia compañía. La instrucción partió presuntamente del entonces responsable de Seguridad de Iberdrola, Antonio Asenjo, también considerado el gran hombre de confianza de Sánchez Galán durante dos décadas. Asenjo permaneció al frente del departamento de Seguridad hasta hace solo tres meses. Fue despedido después de que El Confidencial publicara, en una investigación conjunta con 'Moncloa.com', decenas de audios que demostraban que había impartido instrucciones concretas a Villarejo para investigar a políticos, empresarios, sindicalistas, ecologistas y hasta un juez, aparentemente contrarios a los intereses de la empresa.

La investigación sobre la actual vicepresidenta formaría parte de ese arsenal de trabajos encubiertos que Iberdrola mantenía bajo llave

La investigación sobre la todavía vicepresidenta de la segunda compañía más grande del Ibex 35 formaría parte de ese arsenal de trabajos encubiertos que Iberdrola mantenía bajo llave y que la Audiencia Nacional está investigando ahora en una pieza separada del caso Tándem. Según los archivos de esta operación, Asenjo se dirigió al comisario días antes del consejo del 7 de junio de 2006 para transmitirle que necesitaba información sobre la entonces profesora universitaria. "Siento la urgencia", se excusó el responsable de Seguridad.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios