SE DERRUMBA UN 11,6% A 0,06 EUROS, SU MÍNIMO

Airtificial: tensión bursátil ante los cambios en la gestión y tras perder 35 millones

La familia Santacana pedirá un consejero en Airtificial, que en 2019 disparó sus pérdidas a 34 M por costes de 20 millones ligados a la nueva reestructuración tras la fusión Carbures-Inypsa

Foto: Cápsula del tren Hyperloop. (Airtificial)
Cápsula del tren Hyperloop. (Airtificial)

Airtificial, el grupo de ingeniería tecnológica y de obras públicas nacido de la fusión de Carbures e Inypsa a finales de 2018, se ha derrumbado este lunes en bolsa un 11% ante las fuertes pérdidas obtenidas el año pasado de 35 millones y las dudas sobre la continuidad de sus gestores. Frente a ello, el Ibex ha logrado contener las caídas y subió un leve 0,2%. En 2018, en un ejercicio de contabilidad creativa, la recién nacida Airtificial declaró un beneficio neto de un millón, algo que logró sumando solo los meses de noviembre y diciembre de Carbures a todo el ejercicio de Inypsa. El nivel de 0,06 euros por acción de hoy es el más bajo desde el nacimiento del grupo.

En 2019, primer año completo como nueva empresa, el grupo que preside Rafael Contreras y dirige como vicepresidente ejecutivo Rafael Suñol ha vuelto a los números rojos que eran la tónica en Carbures, pero no en Inypsa. Los gastos extraordinarios de 20 millones de euros asumidos en 2019 para hacer frente a la nueva reestructuración de la compañía han pesado de forma determinante en estos números rojos.

Los ingresos fueron de 88,4 millones, el doble que en 2018, ya que la comparativa está afectada por esa maniobra contable con Carbures. El beneficio bruto (ebitda) entra en leves pérdidas de medio millón, desde los 5,3 millones positivos del año previo. La cartera de negocio, además, se ha reducido un 22%, hasta 142 millones.

Días antes de conocerse este balance, los Santacana, propietarios de la firma de climatización y frío industrial Eurofred, canjeaban la deuda de 4,3 millones que mantenían con Airtificial a cambio de un 3,6% del capital, elevando su peso hasta el 6,1%. Airtificial había abonado algunos de los plazos pactados hace dos años para resolver el impago de ese crédito, pero había retrasado otros y ambas partes han acordado esta fórmula. Un acuerdo que ha supuesto además retirar las dos demandas que los Santacana tenían interpuestas contra la antigua Carbures, hoy Airtificial, según fuentes de esta compañía.

Correspondían, respectivamente, a la reclamación de impago de 4,3 de los 17 millones que prestó entre 2014 y 2015 a Airtificial, y a la demanda contra la junta general de 2017 en la que se aprobó la capitalización de los préstamos que le dieron la mayoría de Carbures a Black Toro Capital (BTC). La primera de ellas sí se anunció que quedaba desactivada, y ahora se sabe que también la segunda. BTC tomó la mitad del capital. Hoy es el primer accionista de Airtificial, con el 21%.

La primera medida que están barajando los Santacana es solicitar un miembro en el consejo de administración en razón de ese aumento de su peso en el capital. Desde Airtificial, aseguran que no tienen constancia de esas intenciones. Fuentes cercanas a la firma explican que la estrategia de la familia catalana pasa por hacer tándem con otros accionistas descontentos con los resultados de la fusión de Inypsa con Carbures y que quieren cambiar al tándem Rafael Contreras-BTC como principal impulsor de la trayectoria de la empresa. Los resultados de 2019 son solo el último elemento que espolea estos cambios.

Las ventas se duplican, pero las pérdidas se han disparado, con el ebitda también entrando en rojo, tras el primer año de la unión Carbures-Inypsa

El grupo tiene abierta desde enero una ampliación de capital de 15 millones con derecho de suscripción preferente para sus socios, aunque no se prevé que Anangu (la sociedad patrimonial de los Santacana) acuda a la misma, y será ese 6,1% el porcentaje que retendrá una vez se canjee el pasivo por títulos. En los resultados anuales, la empresa añade que la ampliación incluirá los 4,3 millones por compensación de créditos, fruto del acuerdo con los Santacana. También se recoge la existencia de un plan de desinversión en activos no estratégicos para centrarse en lo que la firma considera su negocio nuclear: automoción, aeronáutica y defensa.

Dicho esto, ¿qué hay más allá de este acuerdo entre las partes? Los Santacana, según fuentes cercanas a la saga barcelonesa, quieren impulsar cambios relevantes en la gestión de Airtificial, que preside el cofundador de la antigua Carbures, Rafael Contreras. La propia nota enviada por Airtificial a la CNMV que anunciaba el acuerdo de intercambio de deuda por capital decía —en su última frase— que el aumento "significativo" de la participación de Anangu busca "contribuir a impulsar una nueva etapa corporativa".

Baile de directivos

Y es que, además del nuevo rescate financiero lanzado a inicios de este año por esos 15 millones, el enésimo del grupo heredero de Carbures, el baile de primeros directivos el año pasado ha trasladado al mercado una imagen de falta de rumbo y dificultades para retener a la alta dirección. Tras la creación de Airtificial a final de 2018, la firma ha tenido tres primeros directivos.

Primero, el CEO que ocupaba ese mismo cargo en Carbures (Borja Martínez-Laredo), quien dimitió en septiembre pasado aunque permaneció como consejero hasta diciembre; le sustituyó Javier Martín, exCEO de Tecnocom y vicepresidente en Inypsa, que fue nombrado vicepresidente ejecutivo y ocupó el cargo entre septiembre y diciembre, cuando también abandonó el grupo completamente; desde diciembre, el primer directivo es el nuevo vicepresidente ejecutivo, Rafael Suñol, quien lanzó la ampliación de capital en enero.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios