PIERDE 30 M EN SUS PRIMEROS seis MESES

Airtificial, el rescate de todos los años: el de 2019 enjuga el último agujero de Carbures

La firma nacida de Carbures e Inypsa busca dinero con una ampliación, quinto salvavidas anual consecutivo con Rafael Contreras de presidente. El nuevo CEO, Javier Martín, llega con el balance limpio

Foto: Rafael Contreras, junto a un robot, en el estreno en bolsa de 2018. (Airtificial)
Rafael Contreras, junto a un robot, en el estreno en bolsa de 2018. (Airtificial)

El mercado esperaba con una mezcla de interés y aprensión los primeros resultados semestrales de Airtificial, el grupo surgido cuando Inypsa se fusionó —y, en la práctica, rescató— con Carbures a finales de 2018. La ingeniería de obras hidráulicas y energéticas dio 10 millones en liquidez al grupo de producción de piezas de fibra de carbono que presidía y cofundó Rafael Contreras. El empresario gaditano se mantiene como presidente de Airtificial, aunque el primer directivo de la compañía es desde el pasado 9 de septiembre Javier Martín, exCEO de Tecnocom, que era ya vicepresidente.

El agujero de casi 30 millones en pérdidas hasta junio deja a Martín el balance limpio, incluyendo las provisiones por 25 millones, pero también le endosa la tarea de lanzar y cerrar una ampliación de capital que lo enjugue. Nuevos socios, dinero nuevo por al menos 15 millones. ¿Será el último salvavidas financiero, el quinto consecutivo en cinco años, de la empresa bajo presidencia de Contreras? Incluyendo rescates previos al de Inypsa, como el de Black Toro, o refinanciaciones y otras ampliaciones de capital, la antigua Carbures y ahora Airtificial precisa de un espaldarazo financiero todos los años.

Relevante es igualmente, antes de analizar esos cinco procesos de salvamento, que quien venía siendo el CEO del grupo, el último consejero delegado que tuvo Carbures, Borja Martínez Laredo, dejó el cargo. Llegó a un acuerdo con la empresa el 6 de septiembre para quedarse como consejero e ir a formarse a EEUU. Quién sabe si le ocurrirá algo parecido a lo que ocurrió con el también exCEO Roberto Rey (antes en Banca Cívica), que tras dirigir la firma en 2016 se quedó en el consejo al salir del cargo, hasta su desvinculación definitiva unos meses más tarde, ya en 2017.

En el haber de Martínez Laredo está la limpia del balance de los seis primeros meses, con reestructuración del área industrial (5,3 millones, heredada de Carbures y que afectará a plantas) y de la factoría de elementos de obra civil de México (también de Carbures, con 4,5 millones por retrasos en pagos del cliente Pemex) incluida. El directivo burgalés se libró sin embargo de tener que meter a toda prisa como provisión los 4,2 millones por el revés judicial en EEUU contra un antiguo financiador y socio —EMI—. La sentencia de primera instancia llegó cinco días después de su salida y se recurrirá.

Quizás en el debe cabe recordarle esas creativas cuentas de cierre de 2018 que solo incluyeron los dos últimos meses del año de Carbures y lograron que Airtificial pudiera decir que ganó dinero en ese ejercicio: 1,1 millones. La nueva ampliación de capital mínima de 15 millones se suma a los 25 millones que hace ahora un año aportó Inypsa vía préstamos directos a Carbures (10 millones) y ampliación de capital para reforzar al nuevo grupo unificado (15,2 millones), que se sobresuscribió ampliamente).

Además del agujero al final de la cuenta de resultados, los ingresos crecen hasta 43,3 millones y la cartera de proyectos hasta 2023 se ha disparado un 50%, hasta 158 millones, según el grupo. Las últimas cuentas de Carbures en solitario, las del primer semestre de 2018, elevaban su cartera a 200 millones, superior a la de la hoy compañía fusionada. La empresa prevé alcanzar este año ingresos de 71 millones.

En febrero, al presentar el balance de 2018 con ese primer millón de beneficio como Airtificial, aseguró que tenía tesorería por 16,4 millones y un fondo de maniobra de 19 millones. A junio pasado, el patrimonio neto se situó en 92 millones.

Airtificial empezó el año con 16,4 M de tesorería y 19 millones de fondo de maniobra: a junio, ya necesitaba al menos 15 M para terminar el año

Contreras, que hipotecó la mayoría de su paquete del 5% en Airtificial en agosto para financiar otros negocios en dificultades, ha dado un golpe de efecto ahora adquiriendo un 2% de Airtificial. Lo ha hecho al fondo especializado en empresas con problemas Black Toro, primer socio de la compañía. La compra se anunció justo tras conocerse los resultados, a la par que la ampliación de capital. El vehículo catalán que dirige Ramón Betolaza fue precisamente el protagonista de otro doble rescate anterior. Entre 2015 y 2016, inyectó 45 millones, que intercambió a finales de ese segundo año por el 49% de las acciones.

El ejercicio siguiente, en 2017, la firma volvía a necesitar en torno a 30 millones para seguir operando. Se vio obligada a acometer una ampliación de capital mediante compensación de pérdidas por 55,2 millones. Y solo un año después... la operación con Inypsa. En total, entre 2013 y 2019, las pérdidas de la antigua Carbures y las de este primer semestre del año de Airtificial (que en tres quintas partes proceden del grupo de fibra de carbono) suman 130 millones, 99 de ellos de la etapa previa.

Impacto de la limpieza de balance. (Airtificial)
Impacto de la limpieza de balance. (Airtificial)

Todo ello tampoco oculta que un buen pellizco de los números rojos de los seis primeros meses del año procede de la antigua Inypsa. La incertidumbre sobre la puesta en marcha de determinadas plantas de energía renovable deja una dotación de 8,8 millones. Es el deterioro del valor de las licencias para construir esas plantas derivado de la oposición medioambiental o el retraso en la obtención de determinadas licencias.

El presidente, a finales del año pasado tras la unión con Inypsa, aseguraba que no estaba lejos el momento en que Airtificial pudiera remunerar al accionista. Parece que 2019 tampoco será el ejercicio del que drenen beneficios para hacer esa anhelada derrama entre los accionistas. Que ven cómo los títulos cotizan en su mínimo histórico, en 0,11 euros, y que el efecto provocado al pagar Contreras a Black Toro una prima del 50% en la compra de ese 2% se esfumaba como un espejismo.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios