Merma el bonus plurianual del CEO

REE incumple su plan estratégico 2014-2019 tras invertir 612 M menos de lo prometido

La compañía se marcó un objetivo de inversión en redes de transporte en España de 3.100 millones, pero finalmente solo fue capaz de tirar líneas por 2.488 millones, un 20% menos de lo anunciado

Foto: Roberto García Merino, consejero delegado de Red Eléctrica.
Roberto García Merino, consejero delegado de Red Eléctrica.
Adelantado en

Red Eléctrica Corporación no ha sido capaz de cumplir con el objetivo de inversión en redes de transporte al que se comprometió en su plan estratégico 2014-2019. El operador del sistema eléctrico ha realizado una inversión total en líneas de alta tensión en España en estos cinco años de 2.488 millones de euros, cuando se comprometió a alcanzar los 3.100 millones de euros al término de diciembre del pasado año, según las cifras remitidas por la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Esto quiere decir que REE dejó de invertir más de uno de cada cinco euros que tenía previstos, lo que representa un 20% menos del objetivo fijado. Fuentes de la compañía explican que la demora en los trámites administrativos está detrás de la rebaja de la inversión, que pese a todo ha servido para poner en servicio durante los últimos cinco años 2.331 kilómetros de líneas de alta tensión en España y 714 subestaciones. La compañía recalca que, aunque con retrasos, se irá cumpliendo con la planificación pactada con el ministerio.

La firma presidida por la exministra de Vivienda del PSOE Beatriz Corredor admite este desfase de ejecución en un momento clave, cuando espera que salga la nueva planificación de transporte en alta tensión para el periodo 2021-2026, que debe aprobar el Ministerio para la Transición Ecológica.

Además, los retrasos también tienen consecuencias para el negocio de la compañía. Según explican fuentes conocedoras de su negocio, todo el volumen de inversión que no es capaz de poner en marcha Red Eléctrica después no puede empezar a cobrarlo vía peajes de la factura de la luz, con lo que sus ingresos se ven mermados en tanto en cuanto no están funcionando las nuevas redes. Una reducción en la facturación que se ve agravada con fuerza por el hachazo de la retribución para la red de transporte eléctrico implementado por la CNMC, ya la empresa ha recurrido a la Audiencia Nacional.

De hecho, la directora financiera de la compañía, cuyo máximo accionista es la SEPI con un 20% del capital social, Teresa Quirós Álvarez, advirtió el pasado miércoles de que en 2020 los resultados de la compañía serían peores que los de 2019. Y es que si Red Eléctrica no es capaz de poner en marcha un volumen de inversiones superior al que se va amortizando, sus ingresos descienden, destaca un experto.

Todo ello, explicó la ejecutiva de REE en la presentación de resultados, incluso poniendo en marcha medidas de eficiencia, que no cubrirán los menores ingresos. En uno de los últimos consejos de administración de la compañía en 2019, en vista de este panorama, y aún con Jordi Sevilla al frente, se decidió llevar a cabo un serie de medidas de ajuste, que van desde jubilaciones adelantadas, que aun así ya se habían hecho otros años, hasta la congelación de retribuciones del consejo, la cancelación de gastos en consultoría y publicidad o la aligeración de proyectos, entre otras medidas.

Menos bonus para el consejero delegado

El menor volumen de inversión desplegada en redes, además, ha reducido la retribución variable plurianual del consejero delegado. La comisión de nombramientos y retribuciones declaró que del 25% total del incentivo para el bonus vinculado al cumplimiento del objetivo en la actividad de transporte, solo se alcanzó el 5%. Es decir, solo se ha logrado una quinta parte de esta porción del incentivo.

Además, REE registró que el avance de las interconexiones, que también contribuye a esta parte de la retribución variable plurianual, se ha quedado en el 46%. La Unión Europea se fijó un objetivo de interconexión entre España y Europa del 10% en 2020, y actualmente está en el 2,4%, pendiente de que cuando entre la interconexión marina del golfo de Vizcaya se alcance el 5%, algo que no sucederá hasta 2024.

El incumplimiento de esta parte del incentivo del bonus ha provocado, además, que pese a que el resto de objetivos se han logrado e incluso se han superado, el actual CEO, Roberto García Merino, solo cobre un 93,8% del bonus plurianual, del que solo recibirá la parte proporcional por la tiempo en el cargo. Es decir, desde junio de 2019, cuando Sevilla despidió a Juan Lasala, hasta final del ejercicio.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios