ANTE EL CRECIENTE NEGOCIO DE LOS CIBERATAQUES

Indra compra Grupo SIA para crear un líder español de la ciberseguridad

La empresa dirigida por Fernando Abril-Martorell y participada por el Estado adquiere esta empresa familiar para engordar su negocio de tecnología de la información

Foto: Sede de Indra en Madrid. (Indra)
Sede de Indra en Madrid. (Indra)
Adelantado en

Fernando Abril-Martorell empieza 2020 haciendo lo que más le gusta: comprar empresas. Según aseguran fuentes financieras, Indra ha llegado a un acuerdo para adquirir Sistemas Informáticos Abiertos (Grupo SIA) para reforzar su división de ciberseguridad, uno de los pilares de crecimiento por los que apuesta el presidente de la empresa participada por el Estado en un 1,8%.

La operación, según fuentes próximas a las conversaciones, se cerró el 31 de diciembre de 2019 después de varios meses de negociaciones con Enrique, Santiago y Adolfo Palomares Amo, los tres hermanos dueños de SIA. No obstante, los flecos de última hora se han concretado en los primeros días de enero, por lo que la compañía cotizada comunicará la transacción de forma inmediata a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Los tres seguirán al frente de esta empresa, cuya valoración no se ha hecho pública. Indra ha declinado hacer ningún comentario sobre esta información.

Grupo SIA cerró 2018, último ejercicio disponible, con una facturación de 57 millones de euros, tras crecer un 22%. La mayoría de esta cifra proviene del negocio de infraestructuras, donde la compañía se ha especializado como un referente del sector. Su beneficio bruto de explotación o ebitda alcanzó los cinco millones de euros. No obstante, Grupo SIA, que tiene una plantilla de 700 trabajadores, acabó ese año con unas pérdidas de 3,1 millones de euros. Unos números rojos derivados de la presión competitiva, lo que ha llevado a sus gestores a seleccionar proyectos que den una rentabilidad mínima garantizada.

Según las mismas fuentes, la adquisición ha sido calificada como estratégica por Indra porque supone dar un salto cualitativo en su apuesta por la ciberseguridad, uno de los sectores con mayor crecimiento de demanda y mayores márgenes. La compañía dirigida por Abril-Martorell desarrolla este negocio, que en España está muy atomizado, desde su unidad de tecnología, bautizada como Minsait. Esta división alcanzó unas ventas de 1.900 millones de euros en 2018, un 21% de los cuales —402 millones— procedió de los servicios digitales, entre los que se incluye la ciberseguridad.

Fachada de la sede de Indra. (EFE)
Fachada de la sede de Indra. (EFE)

Con esta compra, Indra quiere crear el líder de la ciberseguridad en España, un negocio cada vez más solicitado, como demuestra la necesidad de los bancos y las compañías energéticas y de telecomunicaciones, entre otros, de proteger los datos de sus clientes y las transacciones digitales. Los ataques sufridos de forma reiterada, como el famoso Wannacry de abril de 2017, han alertado a las empresas sobre la necesidad de aumentar de forma significativa los sistemas de protección internos, por lo que muchas de ellas, como Santander, CaixaBank o Telefónica, han contratado a especialistas en la materia y doblado sus defensas.

Engordar con adquisiciones

Esta es la quinta empresa que Abril-Martorell compra para reforzar Minsait, la división separada societariamente del resto de filiales, tal y como se aprobó en la pasada junta general de accionistas. Antes de Grupo SIA, Indra se había hecho con el 100% de Paradigma, una consultora digital con 400 empleados; con el 35% de GTA, compañía especializada en la prestación de servicios de formación de pilotos de aviación y tripulación de cabina, y con la estadounidense Advanced Control Systems (ACS), dedicada a la fabricación de sistemas de control y operación de redes de transporte y distribución de energía.

En septiembre del pasado año tomó el control de Afterbanks, 'fintech' cuya tecnología permite extraer y agregar datos de diferentes bancos en tiempo real e iniciar pagos de manera instantánea y totalmente segura. Una adquisición con la que Minsait aceleró su presencia en el negocio de la banca abierta, un sector con gran potencial, especialmente en Europa y Latinoamérica.

La consultora ICD Research España calcula que el sector de la ciberseguridad movió en España 1.400 millones de euros, con un crecimiento del 7%. Según datos del Observatorio Español de Delitos Informáticos (OEDI), España sufrió 81.307 ciberdelitos en 2018, con Andalucía, Madrid y la Comunidad Valenciana como principales objetivos. Esta cifra se ha incrementado en más del doble en seis años, lo que determina que la ciberseguridad sea un problema para empresas y para la sociedad en general, que genera un coste anual de 600.000 millones de dólares, unos 520.000 millones de euros, a nivel mundial.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios