OFERTA CON UN ALIADO MADRILEÑO

Los fundadores de MaryPaz (Aguaded) recompran las zapaterías en liquidación

Juan y Carlos Aguaded, expresidente y actual consejero delegado, respectivamente, respaldan la propuesta de compra de 125 de las 200 zapaterías, ya limpias de deuda

Foto: Una de las zapaterías del grupo. (MaryPaz)
Una de las zapaterías del grupo. (MaryPaz)

La entrada en concurso de las zapaterías MaryPaz, y por tanto automáticamente en liquidación al estar pagando el convenio de un concurso previo, se encamina hacia un final inesperado. La familia Aguaded, fundadora de esta red de venta de calzado de bajo coste, respalda de manera discreta una oferta presentada esta semana en el juzgado Mercantil de Sevilla para comprar la parte mollar de la unidad productiva: 125 tiendas y 650 empleados.

La propuesta, adelantada por el diario 'Abc de Sevilla', ha caído como un bálsamo en el juzgado, ya que el negocio de MaryPaz no va bien, está en pérdidas brutas. El inversor que ha formalizado la oferta es la empresa madrileña Crocea Mors, dirigida por Ávaro Pellón y creada en junio pasado. Juan y Carlos Aguaded, según fuentes jurídicas cercanas a la operación, respaldan a Crocea. Son expresidente y CEO de la firma, respectivamente. Pellón, por su parte, es familiar de Fernando Torrente, socio de Allen&Overy, asesor personal de la familia Aguaded desde hace años.

Las mismas fuentes explican que Crocea pretende, primero, adquirir la colección de calzado de invierno que MaryPaz no ha podido adquirir por la falta de fondos que la ha llevado a liquidación. Luego, tendrá que negociar con sus suministradores la nueva andanada de la temporada primavera/verano de 2020. Tendrá que negociar con proveedores chinos y españoles.

Fuentes jurídicas han explicado esta mañana de viernes, tras publicarse la información, que si se demuestra que la oferta de Crocea cuenta con el apoyo de personas especialmente relacionadas con la empresa en liquidación, esta tendría que asumir el pasivo asociado a la unidad productiva o la parte de la misma que eventualmente adquieran. Así se recoge en la ley concursal.

J隮*

El plan supone asumir dos tercios de la red, aquellas tiendas que mejor resultados dan, según las mismas fuentes conocedoras de la oferta. En cuanto a la plantilla, se mantendría el 75% de los empleados. Lo que también tiene que asumir Crocea, en caso de que el juez dé el visto bueno, son deudas con la Seguridad Social, alquileres y otros costes por unos cuatro millones de euros. Y el desembolso en la compra de los zapatos de 2020, que se intentará negociar a la baja. Todo ello con un margen bruto negativo del entorno del 15% sobre ventas.

La situación económica de la compañía ha hecho que múltiples fondos que se han acercado a la compañía desde que presentó concurso el mes pasado hayan perdido el interés. Muy cerca estuvo de firmar su venta a la australiana Macquarie, fracaso que derivó en su actual liquidación.

La marca, cuyo valor es próximo a cero dentro del plan de liquidación, llegó a tener 370 establecimientos y mil empleados en Europa y Oriente Próximo. En 2016 se declaró en concurso con 40 millones de deuda a bancos y proveedores españoles de Alicante, fundamentalmente, pero también chinos. Ahora la segunda generación de la familia fundadora, la que la gestionó hasta 2016, busca recuperarla.

Black Toro Capital es el socio mayoritario con el 95%, y los Aguaded mantuvieron el 5% tras el rescate que el fondo catalán hizo en 2016 por 30 millones para salvar el primer concurso.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios