A PARTIR DE 2022

Ford se lleva a Norteamérica los motores 'ecoboost' que ahora fabrica en Valencia

La compañía de Detroit comunica a los trabajadores que Almussafes perderá los motores que ahora exporta a Estados Unidos. La empresa dice que lo compensará con "potenciales oportunidades"

Foto: La planta de Ford en Almussafes. (EFE)
La planta de Ford en Almussafes. (EFE)

Ford Motor Company producirá la nueva generación de motores Ecoboost 2.0 y 2.3 en América del Norte a partir de 2022. Los motores del mismo segmento se fabrican actualmente en la planta de Almussafes (Valencia) y en otras plantas de Ford en el mundo. El cambio de localización en la producción fue comunicado este jueves a los dirigentes sindicales de la factoría valenciana en lo que supone otro duro jarro de agua fría para las expectativas de la división de motores de la filial española. Más del 90% de los actuales motores 'ecoboost' fabricados en Almussafes se exportan a las fábricas de México y Estados Unidos para ser instalados en vehículos norteamericanos. La empresa justifica la decisión en que "situará la producción del nuevo motor más cerca de las operaciones de ensamblaje de los vehículos implicados y mejorará nuestra eficiencia global de fabricación", señaló en un comunicado remitido a los medios de comunicación a la vez que se reunía con los representantes de los trabajadores para trasladarles sus planes.

Según Ford, las proyecciones de volumen de motores fabricados en la actualidad en la planta de Valencia "continúan siendo fuertes y la producción continuará al menos hasta 2024". La enseña automovilística buscará "potenciales oportunidades de producción" para la unidad de motores de Almussafes a través de una "revisión continua de su cartera de productos", aunque no explicó cuáles pueden ser las alternativas. Se limitó a manifestar que "compartirá con los representantes de los trabajadores y otras partes implicadas de la planta de motores de Valencia más detalles sobre futuras alternativas conforme estén disponibles". La planta de motores tiene activos a unos 900 trabajadores, según datos de la empresa, y una producción anual de 320.000 motores.

La empresa americana no ha detallado si el destino de los nuevos motores será sus instalaciones en México, Canadá o en Estados Unidos. Pero el anuncio ha provocado una verdadera sorpresa en Almussafes, que viene sufriendo ajustes de empleo temporales desde hace meses, tanto en la línea de vehículos como en la de motores.

La plantilla sigue recibiendo con cuentagotas las noticias sobre su futuro a largo plazo. Mientras Ford ha comunicado ya sus planes más o menos definitivos para sus centros de producción de Alemania, Francia o Reino Unido. El pasado mes de marzo, comunicó que la planta valenciana perdería cerca del 35% de la producción de la furgoneta Transit Connect: 40.000 unidades anuales que a partir de 2021 serán fabricadas en Sonora (México), a pocos kilómetros de la frontera de Arizona, en lo que es un movimiento de relocalización similar al que ahora ha anunciado para los motores que se exportaban al otro lado del Atlántico. Este ajuste puede tener un impacto sobre la masa laboral de más de 400 empleos si no llegan nuevos modelos.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios