400 empleos en el aire a partir de 2022

Ford Almussafes paga la factura del pacto de Trump con México y perderá 40.000 'furgos'

La empresa comunica que a partir de final de 2021 perderá más del 36% de la Transit Connect, la que ahora fabrica para Estados Unidos. El ajuste puede alcanzar los 400 empleos

Foto: Transit Connect, la furgoneta que ahora Ford Almussafes fabrica para Estados Unidos.
Transit Connect, la furgoneta que ahora Ford Almussafes fabrica para Estados Unidos.

La plantilla de Ford Almussafes recibió este miércoles de boca de la dirección de la compañía el primer mazazo a largo plazo sobre los planes de reestructuración europea de la multinacional. El director de Recursos Humanos, José Abargues, comunicó a los representantes sindicales la intención de la empresa de trasladar a la planta mexicana de Hermosillo más del 35% de la producción actual de la Transit Connect, el porcentaje de la furgoneta que la factoría valenciana ensambla ahora con destino al mercado de Estados Unidos. Se trata de unos 40.000 vehículos anuales de la nueva generación de 'furgos' que a partir de final de 2021 pasarán a fabricarse en la unidad que Ford tiene en esta ciudad de Sonora, a pocos kilómetros de la frontera del estado de Arizona.

El traslado es consecuencia directa del acuerdo comercial que la Administración de Donald Trump firmó el año pasado con México y Canadá, según explicó la dirección de Ford en España, y revela cómo la empresa con sede en Detroit está plegando velas ante un probable endurecimiento de las relaciones arancelarias industriales entre Estados Unidos y Europa. Por ahora, ha anunciado ya recortes de 5.000 empleos en las fábricas de Alemania, el cierre de la planta de Blanquefort en Francia y un fuerte ajuste en el Reino Unido. En España, la mejor producción de la Transit podría traducirse en la pérdida de 400 trabajadores si no llegan nuevos modelos que puedan sustituir a la Transit que se enviaba al otro lado del Atlántico.

El ajuste de la Transit con destino a EEUU supone el 10% de la producción de Ford Almussafes y podría afectar a unos 400 trabajadores

Almussafes seguirá fabricando unas 70.000 furgonetas al año con destino al mercado europeo, pero será difícil que pueda recibir nuevos modelos de vehículo comercial, pues Ford ha elegido su complejo industrial de Turquía para desarrollar estas unidades en el futuro. La empresa, que confirmó el ajuste productivo, no ha cuantificado todavía oficialmente cuál puede ser el efecto sobre el empleo en la planta valenciana. Los sindicatos confían en que cualquier plan de recorte de empleo sea negociado y esté basado en bajas incentivadas y voluntarias.

Donald Trump, en la Casa Blanca el pasado mes de febrero. (Reuters)
Donald Trump, en la Casa Blanca el pasado mes de febrero. (Reuters)

Ford hizo un anuncio simultáneo tanto a sus trabajadores españoles como mexicanos en Hermosillo. Se da la circunstancia de que la filial del país azteca tiene como matriz a la empresa española Ford España. Es decir, la multinacional utiliza Ford España SL como escala societaria para controlar su participación en el negocio mexicano, incluidas las plantas de ensamblaje en Hermosillo y Cuatitlán, una tercera de motores en Chihuaua y una cuarta de transmisiones en Irapuato. Habrá que ver si Ford modifica esta estructura mercantil tras la firma del acuerdo comercial con Estados Unidos o la mantiene para aprovechar los acuerdos de doble imposición entre México y España. En 2017 la participada azteca aportó a Ford España algo más de 538 millones de cifra de negocio y 22 millones de beneficio neto.

La pérdida de Transit Connect con destino a Estados Unidos suponer para Almussafes reducir sobre un 10% de su producción (380.000 coches en 2018) anual si no llegan nuevos modelos. Por ahora, Ford mantiene silencio sobre los planes globales a largo plazo de su complejo industrial español y va soltando decisiones con cuentagotas. En este caso, quedarse sin casi 40.000 unidades tendrá un efecto dominó indirecto en términos de empleo para la industria auxiliar, que deberá acompasar sus líneas de producción al nuevo contexto.

El parque industrial Juan Carlos I de Almussafes, como la propia central, afronta a corto plazo un nuevo ERE temporal de seis días que afectará a los más de 6.700 trabajadores directos entre marzo y mayo.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios