EL GRUPO RECIBE LAS OFERTAS FINALES

HIG se cuela en la final por Informática El Corte Inglés contra el dinero de Qatar

El fondo estadounidense dirigido en España por Jaime Bergel presenta una de las ofertas más altas por esta filial con la que el 'holding' español quiere reducir su elevada deuda

Foto: Fachada de El Corte Inglés del paseo de la Castellana, en Madrid. (EFE)
Fachada de El Corte Inglés del paseo de la Castellana, en Madrid. (EFE)
Adelantado en

El Corte Inglés ya ha puesto fecha a la venta de Informática, la filial que lleva más de un año en el mercado. El grupo de grandes almacenes ha pedido a los interesados que presenten esta semana las ofertas vinculantes por esta división, por la que en un principio preveía ingresar entre 300 y 400 millones de euros. Según distintas fuentes, HIG Capital, el fondo de capital riesgo dirigido en España por Jaime Bergel, es uno de los candidatos que se han colado en la final por esta empresa, por la que también se han interesado One Equity Partners y la francesa Groupe Français d´Informatique (GFI).

Precisamente, estos dos fondos de capital riesgo eran los dos candidatos principales para la compra de Informática El Corte Inglés, desinversión que el 'holding' de los grandes almacenes pretendía haber cerrado en agosto, antes de la celebración de la junta general de accionistas. Pero los bajos precios ofertados —distintas fuentes indican que las propuestas no superaban los 200 millones— provocaron que la operación, dirigida por PwC, se suspendiera temporalmente hasta nueva decisión.

El grupo presidido por Marta Álvarez Guil retomó la transacción en septiembre con la petición a los interesados de que revisaran sus números si realmente estaban dispuestos a pujar por Informática El Corte Inglés. La compañía se puso tan dura que incluso decidió dejar fuera del proceso a uno de los dos primeros finalistas, GFI, asesorada por Société Générale, al considerar que su oferta era irrisoria. Finalmente, tras distintas gestiones, PwC ha aceptado que la compañía francesa vuelva a participar en la subasta.

Pero, en realidad, GFI tiene de francés únicamente su origen. Porque el dueño de este grupo galo es Mannai Corporation, un 'holding' de Qatar, cotizado en la Bolsa de Doha y propiedad de familiares próximos al jefe del Estado. Y la decisión de pujar por Informática El Corte Inglés se toma en Oriente Medio. Curiosamente, uno de los mayores accionistas de la gran cadena española es Qatar, que es propietario del 10% del capital.

Fachada de uno de los centros de El Corte Inglés en Madrid. (EFE)
Fachada de uno de los centros de El Corte Inglés en Madrid. (EFE)

Según distintas fuentes, HIG Capital es uno de los que más interés han mostrado en esta nueva final por la filial de El Corte Inglés, que, además de maximizar el precio, ha exigido a los candidatos que les garantice el servicio a medio plazo para sus actividades corporativas y de negocio. El fondo de capital riesgo ha invertido en España en compañías como Bodybell, el parque de ocio Isla Mágica, la empresa audiovisual Vértice 360, la valenciana Royo Group Bathroom, Café & Té y Puerto de Indias.

El tapado de ProA Capital

La venta de Informática El Corte Inglés ha coincidido en el tiempo con el traspaso de Ibermática, propiedad del 'private equity' ProA Capital. Como le ha pasado a la filial de El Corte Inglés, esta operación también se ha encontrado con muchos problemas, dado el factor empleo, ya que es una empresa con poco margen y muy intensiva en capital humano. El fondo dirigido por Fernando Ortiz contrató a Rothschild para desprenderse de la mayoría del capital de esta sociedad, valorada en cerca de 130 millones de euros.

Según otras fuentes, ante estos inconvenientes, ProA Capital también se ha interesado por Informática El Corte Inglés, cuya fusión daría lugar a un grupo de más tamaño, con bastantes sinergias y que permitiría una venta posterior a mejor precio que al que actualmente se están pagando estos negocios. De hecho, uno de los compradores de la primera también ha negociado por la segunda.

El 'holding' dirigido por Víctor del Pozo como consejero delegado quiere, en cualquier caso, dejar la desinversión cerrada en las próximas semanas para recibir antes del 28 de febrero de 2020 las autorizaciones de la Comisión Nacional del Mercado y la Competencia. Porque el objetivo es firmar formalmente la operación antes de acabar el ejercicio fiscal de El Corte Inglés con el fin de continuar con el proceso de reducción de deuda, que ha subido a 3.900 millones por la entrada en vigor de las nuevas normas contables.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios