PARA 66 EMPLEADOS

Novo Banco lanza un ERE para despedir hasta al 27% de su plantilla en España

El banco ha iniciado negociaciones con los sindicatos para un ajuste de 66 trabajadores, lo que supone una cuarta parte de su plantilla. Lone Star también quiere vender la gestora

Foto: Oficina de Novo Banco. (Reuters)
Oficina de Novo Banco. (Reuters)

Nueva decisión de Lone Star para adelgazar Novo Banco en España, en este caso afectando a la plantilla. El banco ha puesto encima de la mesa una propuesta para los sindicatos de un expediente de regulación de empleo (ERE) de 66 personas, equivalente a más de una cuarta parte de los trabajadores, la mayoría en Madrid, según fuentes financieras. Desde Novo Banco, no hay comentarios.

En concreto, el ERE planteado por Novo Banco afectaría al 27% de la plantilla en España. La mesa de negociación se constituye esta semana, y a partir de ahí se abre el periodo de un mes establecido por la ley para llegar a un acuerdo. En caso contrario, la entidad podrá realizar el ajuste de forma unilateral, aunque lo habitual en banca ha sido llegar a pactos con los sindicatos que incluyen que el grueso de las salidas sea con prejubilaciones o bajas voluntarias.

Novo Banco tiene 236 trabajadores en España, según los últimos datos comunicados a la patronal AEB, entre el negocio de banca tradicional y el de banca privada. Ya en 2016, la entidad ejecutó otro recorte de plantilla, que afectó a 125 trabajadores. En aquel momento, la propuesta inicial fue de 145 trabajadores, que quedó aliviada respecto a la cifra inicial en la negociación con los sindicatos. El ERE actual contempla la intención de cerrar varias oficinas, recortando la red de 18 sucursales que tiene actualmente.

El banco inició en marzo un nuevo plan estratégico basado en reenfocar el negocio para dar peso a la banca privada y al crédito a las empresas, así como ser competitivo en préstamos a las familias en el mercado ibérico. Sin embargo, Novo Banco justifica el ERE con el giro de la política monetaria y el nuevo retraso en las expectativas de normalización de tipos.

Lo cierto es que Lone Star sigue dando pasos para reducir tamaño y ganar eficiencia. Este año, vendió una cartera de 308 millones al fondo estadounidense Waterfall Asset Management, lo que supuso deshacerse del 20% de sus activos en España. Asimismo, tiene a la venta la gestora, con 700 millones de euros bajo gestión en fondos (510 millones), sicavs (145 millones) y planes de pensiones (49 millones), según datos de Inverco, a lo que se sumarían otros 200 millones en carteras y mandatos.

El banco tiene el grueso de su negocio en Portugal. El año pasado, perdió 1.413 millones y pidió una inyección de capital al Gobierno portugués de 1.149 millones. El Ejecutivo incluyó una proyección de gasto en los dos próximos años de 1.000 millones en el plan presupuestario enviado a Bruselas. Tras las pérdidas de 2017, ya solicitó una inyección de 792 millones. En España, cuenta con un activo cercano a los 2.200 millones, y generó en 2018 ingresos por intereses por valor de 38 millones, y por comisiones, otros 17 millones. Los gastos de administración ascendieron a 38,8 millones, según los resultados publicados por la AEB.

El fondo Lone Star, que en España creó Neinor, compró un 75% de Novo Banco en 2017 a cambio de una inyección pública de 1.000 millones. El Estado tiene el 25% restante y se comprometió a cubrir una serie de pérdidas en la cartera de activos problemáticos del banco, que a su vez está adelgazando su perímetro y vendiendo activos no estratégicos, como la gestora en España o, más recientemente, la aseguradora GNB Vida, que vendió por 168 millones a Global Bankers Insurance Holdings.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios