por una inversión inmobiliaria fallida

El pinchazo de los Gasol y Garbajosa, ejecutados por el Popular y Novo Banco

El jugador de los San Antonio Spurs y su hermano Marc Gasol han sido ejecutados por la entidad ahora en manos del Santander por una inversión inmobiliaria fallida

Foto: Pau (i) y Marc Gasol, en un partido del Eurobasket de 2017. (EFE)
Pau (i) y Marc Gasol, en un partido del Eurobasket de 2017. (EFE)

El acuerdo de patrocinio que Pau Gasol firmó con Banco Popular está siendo cualquier cosa menos rentable. Según distintas fuentes, el jugador de la NBA cobra cerca de un millón de euros por cada tres temporadas con la entidad financiera. Un dinero que no le compensa el daño que ha sufrido su reputación por ser la imagen de un grupo financiero quebrado, ni le ha librado de ser víctima del departamento de riesgos. Según documentos oficiales, el jugador de los San Antonio Spurs y su hermano Marc Gasol han sido ejecutados por Popular, ahora en manos de Banco Santander, por una inversión inmobiliaria fallida, que también ha salpicado a Jorge Garbajosa, actual presidente de la Federación Española de Baloncesto.

Tanto Pau Gasol como Marc, que defiende la camiseta de los Memphis Grizzlies, reconocen que dos de sus sociedades patrimoniales —Futur 16 y Big Red Tuna, respectivamente— eran garantes ante una entidad financiera de una póliza de crédito concedida a otra empresa. En concreto, Grupo Giático, una sociedad montada con varios socios de toda la vida, como el propio Garbajosa, Arturo Ortega, su agente desde la adolescencia, y Enrique Rodríguez, el encargado precisamente de gestionar la imagen del jugador de baloncesto y de sus contratos publicitarios hasta 2012.

El objetivo de Grupo Giático era promover desarrollos inmobiliarios en Guadalajara y de energía eólica en Rumanía. Pero la aventura empresarial salió tan mal que los hermanos acabaron demandando a Arturo Ortega, a Enrique Rodríguez, a José Manuel Castillo López —presidente de la empresa— y a Raúl Esteban Herranz, socios del proyecto. Los llevaron a los tribunales al considerar que habían sido engañados y utilizados por su imagen y su solvencia económica para conseguir préstamos millonarios de Banco Pastor (absorbido por Banco Popular) y Banco Espírito Santo.

El presidente de la Federación Española de Baloncesto, Jorge Garbajosa. (EFE)
El presidente de la Federación Española de Baloncesto, Jorge Garbajosa. (EFE)

Las dos entidades les prestaron 10 millones de euros, a razón de unos cinco millones cada uno. Y ahora han requerido el cobro de las deudas. Después de varios meses de negociaciones infructuosas entre los Gasol y los responsables del Popular, el banco ha optado por exigir el dinero. Por ello, Futur 16 y Big Red Tuna reconocen que como “consecuencia del impago de dicha empresa del saldo dispuesto del crédito —en referencia a Grupo Giático—, la entidad bancaria ha ejecutado la garantía a su favor, con lo que la sociedad ha tenido que pagar un importe de 1.353.333,33 euros, que ha registrado como gasto excepcional”. En total, 2,7 millones de euros.

Este desembolso ha llevado a las dos empresas de los Gasol a perder 1,32 —en el caso de Pau— y 1,39 millones de euros —en el caso de Marc— en el último ejercicio fiscal. La consecuencia ha sido que Futur 16 y Big Red Tuna han entrado en causa de disolución al tener un patrimonio negativo de 1,44 y 1,36 millones de euros, respectivamente. El administrador de ambas sociedades es Agustín Gasol Comas, padre de los dos internacionales por España y hombres clave de los últimos éxitos de la selección.

Pau ha ganado unos cuatro millones por ser la imagen del Popular, pero perdió mucho dinero al comprar acciones del banco que finalmente quebró

Fuentes oficiales del Popular han declinado dar su versión al tratarse de información privada de clientes. Pero otras fuentes señalan que con el cobro de esos avales se ha resuelto el problema provocado por Giático, por lo que los hermanos están ya al corriente de su situación con el Grupo Santander. Dichas fuentes señalan que la entidad ha pagado un millón de euros a Pau Gasol por trienio por el acuerdo de patrocinio que iniciaron en 2007 y que renovaron por última vez en 2015 hasta el 30 de junio de 2019.

El flamante internacional por España percibirá cuatro millones por estos 12 años de colaboración. Un dinero que invirtió en parte en la compra de acciones de la institución en las dos ampliaciones de capital que Popular hizo en diciembre de 2012 y en mayo de 2016, operaciones que la entidad llevó a cabo para evitar una quiebra en la que terminó el pasado 7 de junio.

Santander, que ha heredado el contrato de patrocinio, tiene intención de mantenerlo hasta el vencimiento, pese a la convulsa relación comercial con el jugador, cuya imagen fue utilizada para incentivar la inversión en acciones del Popular que tantas pérdidas ha generado entre los clientes.

La quiebra de Garbajosa

Peor le ha ido a Jorge Garbajosa, sobre el que también ha caído el peso de la banca. La sociedad Garbar Jor SRL, propiedad del actual presidente de la Federación Española de Baloncesto, también invirtió en los citados proyectos inmobiliarios y energéticos, y ahora ha tenido que hacer frente a las garantías. El exjugador de los Toronto Raptors reconoce que Novo Banco, el primer banco de Portugal, anteriormente llamado Espírito Santo hasta su quiebra, le ha enviado un requerimiento judicial para que haga frente a las deudas derivadas de aquella aventura.

La entidad financiera lusa, de la que durante años Cristiano Ronaldo fue imagen hasta agosto de 2015, le ha solicitado a través del Juzgado 48 de Primera Instancia de Madrid la responsabilidad solidaria por la prestación de un aval a Grupo Giático SL. Ante esta solicitud por la citada póliza de crédito concedida el 15 de noviembre de 2013, el exjugador de los Toronto Raptors se vio obligado a provisionar 6,30 millones en concepto de principal del préstamo y 1,89 millones en supuestos intereses que no detalla. En total, 8,19 millones de euros.

Además, la sociedad de Garbajosa se ha apuntado una pérdida de 990.000 euros por el deterioro de sus activos financieros por inversiones a largo plazo con el fin de cumplir de forma estricta con el principio de prudencia valorativa. Ambas circunstancias han llevado a Garbar Jor SRL a perder 9,19 millones de euros y a tener un patrimonio negativo por una cantidad similar, lo que la sitúa al borde de la quiebra técnica. El presidente de la FEB ha declinado hacer ningún comentario sobre esta información.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios