FORO CIUDAD FUTURA

El alcalde de Burgos: "Crearemos programas que consigan devolvernos el talento joven"

El nuevo alcalde socialista, Daniel de la Rosa, desgrana las medidas que quiere impulsar para la ciudad, desde una gestión inteligente de residuos hasta una movilidad sostenible

Las elecciones autonómicas de mayo ofrecieron un paisaje complejo en Burgos, que acabó por dar la alcaldía un mes después al socialista Daniel de la Rosa, con la amenaza en el ambiente de una moción de censura. Sea como fuere, se trata de la segunda vez que el PSOE gobierna en la ciudad en sus 42 años de democracia y lo hará con el alcalde más joven de su historia. La primera vez fue durante la legislatura 1999-2003 y entonces el panorama era muy diferente. “Burgos ya no es una ciudad de militares y curas. Actualmente no se identifica con una clase social, es una ciudad abierta, cosmopolita, ambiciosa, industrial, a la que le queda mucho por avanzar”, afirmó De la Rosa en el Foro Ciudad Futura organizado por El Confidencial de la mano de Ferrovial.

Sin embargo, el alcalde no lo tendrá fácil, algo de lo que es plenamente consciente. “Será difícil avanzar, porque gobierno en clara minoría, pero los burgaleses se merecen que todos juntos mejoremos su calidad de vida”, planteó. Lo que tiene claro es que no pretende cambiar toda la ciudad. “Hay cosas que funcionan bien, no se trata de hacer una revolución si no de evolucionar corrigiendo”, continuó.

Un momento del encuentro con Daniel de la Rosa, alcalde de Burgos.
Un momento del encuentro con Daniel de la Rosa, alcalde de Burgos.

Daniel de la Rosa no quiere que sus compromisos adquiridos en campaña con la Agenda 2030 caigan en saco roto y pretende impulsar la implementación de medidas en el ámbito municipal para cumplir con 16 de los 17 objetivos de desarrollo sostenible (ODS). Para ello, ha creado una Mesa de Coordinación Técnica, que él mismo presidirá y en la que participarán las gerencias, los organismos autónomos y las secciones municipales, para coordinar y analizar actuaciones municipales desarrolladas para la consecución de dichos objetivos.

Hay cosas que funcionan bien, no se trata de hacer una revolución si no de evolucionar corrigiendo

Con una tasa de desempleo del 10%, al alcalde le inquieta conseguir empleo de calidad, pero sobre todo recuperar el talento. Es consciente de que centenares de jóvenes burgaleses se han visto obligados a emigrar a otras ciudades y países en busca de una oportunidad mejor, y pretende darles motivos para volver siguiendo el ejemplo de Valladolid o San Sebastián, donde se han promovido coaliciones con empresas. “Mi objetivo es crear programas sencillos de 250.000 o 300.000 euros pero que consigan devolvernos el talento”, afirmó. Así mismo, considera vital que los parados a partir de 45 y 50 años se reciclen para conseguir reincorporase al mercado de trabajo, y para ello confía en el programa de formación y empleo FAE y en la Cámara de Comercio.

Otra de sus tareas será la renovación del servicio de recogida de basuras y limpieza diaria. El próximo 28 de octubre finalizará la segunda y última prórroga de un contrato que no ha sufrido modificaciones sustanciales desde que se elaboró en 2007, y la situación de la ciudad ha cambiado desde entonces. La legislación ha avanzado mucho en este periodo y ahora se plantean nuevas exigencias desde Europa en torno a la recogida selectiva de basuras.

Los Estados miembros deberán alcanzar unas tasas de reutilización y reciclaje de basura a nivel municipal que irán aumentando progresivamente, pasando del 55% en 2025 al 60% en 2030 y al 65% en 2035. Además, la legislación contiene objetivos obligatorios para los vertederos, que a partir de 2030 no podrán hacerse cargo de los desperdicios municipales que pueden ser reciclados, salvo que sean más eficientes en su gestión. Y en 2035, los países tendrán que reducir, al menos, un 10% el total de basura proveniente de los municipios.

De la Rosa es consciente de que para conseguirlo deberá incorporar nuevas técnicas de reciclaje y tratamiento de residuos, apostar por un reciclaje preventivo e introducir las nuevas tecnologías en los procesos. De igual modo, y a pesar de que con 15,5 millones de euros este contrato es el más cuantioso de la capital burgalesa, es también plenamente juicioso a la hora de prever que habrá que subir el presupuesto si quiere cumplir con estos objetivos. El problema es que la suplementación debe ir consignada con el presupuesto y, a día de hoy, su aprobación es todavía una incógnita.

Movilidad, regeneración urbana y transparencia

La gestión de la movilidad es otra de las ambiciones del joven alcalde socialista. Carriles bici en las calzadas, la reorganización del transporte en autobús, pasando de 33 líneas a 23 pero mejorando las frecuencias. También quiere una sustitución progresiva de la flota por vehículos de gas combinado. Asimismo, espera desarrollar aplicaciones para conocer en qué lugar se encuentra cada autobús y qué rutas realiza.

Para reducir las emisiones y adaptar la ciudad al cambio climático, De la Rosa prevé la creación de un coordinador general institucional que trabaje con todas las concejalías y departamentos involucrados: Medio Ambiente, Industria y Vías Públicas y Comunicación y Participación Ciudadana. Entre los planes que se encuentran sobre la mesa, destacan la progresiva renovación de la flota pública por vehículos eléctricos, la instalación de puntos de recarga, la reducción del tráfico en el centro de la ciudad, la bajada de la velocidad a 30km/h en el centro, o la bonificación de los vehículos más sostenibles mientras se aplica un gravamen al diésel. Aunque, de nuevo, el alcalde es plenamente consciente de que gobierna en minoría y que la derecha es contraria a esta última medida, por considerar que grava a las familias con pocos recursos al ser generalmente las propietarias de estos últimos automóviles.

Daniel de la Rosa, alcalde de Burgos.
Daniel de la Rosa, alcalde de Burgos.

El alcalde también guarda la ambición de aumentar la actividad del aeropuerto de la ciudad (actualmente, solo cuenta con tres vuelos semanales a Barcelona) y la de traer el AVE a la ciudad. Todo ello para lograr fomentar la industria y el puerto seco de la capital de provincia. En este sentido, la próxima semana acogerá el XVII Foro Aduanero español. Burgos cuenta actualmente con un puerto de una superficie de 300.000 metros cuadrados, lo que la convierte en el principal puerto seco del norte de España. Pese a ello, se someterá a una ampliación de 220.000 metros cuadrados. “Somos el referente de la logística intermodal para el transporte de mercancía del norte de España y debemos aprovechar nuestra buena situación geográfica”, apuntó De la Rosa.

La intención del nuevo Gobierno también es la regeneración urbana y la recuperación de antiguos barrios e inmuebles, y no apostar por nuevos desarrollos urbanísticos. “El centro ha mejorado, y mucho, en los últimos años, ciertamente es precioso, pero los gobiernos del PP se preocuparon de eso y desatendieron el resto de los barrios”, enjuició De la Rosa.

El centro ha mejorado mucho, pero los gobiernos del PP se preocuparon de eso y desatendieron el resto de los barrios

En el tintero, el envejecido barrio de Gamonal o la barriada de la Inmaculada. Para el primero, crear una línea comercial en la calle Victoria, la remodelación del parque de la Plaza Roma o la construcción de pasos de peatones elevados en Esteban Sáez Alvarado, entre otras medidas. En ambos barrios, se pretende renovar las edificaciones, instalar ascensores y crear zonas de aparcamiento. Para ello, se realizará “un concurso de ideas en el que cada propuesta incluirá tres proyectos diferentes y se consultará con las asociaciones, comerciantes y vecinos para que el proyecto que se ejecute sea el que la mayoría de la ciudad quiera”.

Precisamente la participación y la transparencia son también una de las ambiciones del alcalde, y pretende conseguirlo a través de la implantación del expediente electrónico, lo que necesitará una inversión de 3,6 millones y cuatro años. Este plan se compone de tres pilares: adaptación al ESN (Esquema de Seguridad Nacional), gestión documental y de procedimientos y gestión tributaria. Su expectativa es mejorar la gestión de expedientes, reducir el periodo medio de pago a proveedores, la relación con otras administraciones y la transparencia con los ciudadanos.

"La cultura ha estado olvidada"

El reto de De la Rosa es aumentar las pernoctaciones en la ciudad. Que los turistas que lleguen a Burgos cenen y duerman, y que dejen de verla como un lugar de paso. Para ello, se servirá de los atractivos de Atapuerca, de la celebración del 800 aniversario de la Catedral de Santa María, del año jacobeo en 2021 o del Museo de la Evolución Humana, entre otros atractivos. “Hasta ahora, la cultura ha estado olvidada. En Burgos tenemos artistas, con los que se cuenta poco, y apostando por ellos se puede fomentar la actividad local. Queremos que la cultura sea la protagonista, y para ello aumentaremos el presupuesto destinado a este ámbito”, aseguró el alcalde.

Alberto Artero, director general de El Confidencial, durante el encuentro.
Alberto Artero, director general de El Confidencial, durante el encuentro.

Se crearán paquetes turísticos, se fomentarán las visitas guiadas, se incorporará la región a la red de escenarios cinematográficos y aumentará el interés del Valle de Losa con el fin de descentralizar también el turismo. “La gentrificación puede ser un problema y por ello, junto a la mayoría de alcaldes de la comunidad, vamos a reivindicar un nuevo impuesto, porque los turistas crean beneficios pero también deterioro, y esos servicios se deben sufragar”, apuntó. Si con el PP la ciudad llegó a ser capital gastronómica consiguiendo subir su nivel culinario, De la Rosa pretende ganar la candidatura de Capital Europea de la Cultura. No lo tendrá fácil: si en 2016 Burgos perdió frente a San Sebastián, en el horizonte de 2031 se encuentra Granada, lo que también podría complicar su objetivo.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios