FORO CIUDAD FUTURA

"Huelva salió de la resignación y vuelve a ser una ciudad en movimiento y moderna"

Gabriel Cruz defiende que la urbe onubense vuelve a tener pulso, celebra que han salido de la bancarrota municipal y apuesta por el turismo junto a la industria como motor económico

Gabriel Cruz (Minas de Riotinto, Huelva, 1964) lleva cuatro años en el cargo y aspira a un segundo mandato municipal al frente de la ciudad de Huelva. Sostiene su promesa de que será el último, tras ‘autoimponerse’ una limitación de ocho años. Tomó las riendas de un alcalde del PP que estuvo más de dos décadas al frente de la ciudad y, aunque no se queja de la herencia recibida, admite que fue difícil ponerse al frente de un ayuntamiento intervenido por el Gobierno, en bancarrota, con una deuda que lastraba cualquier gestión municipal y sin un modelo de desarrollo.

“Una ciudad sin pulso”, cuenta. Defiende en el foro Ciudad Futura, organizado por Ferrovial y El Confidencial, que Huelva vuelve a ser vista como la referencia de la provincia y apuesta por una ciudad moderna que tenga en el turismo y la industria su motor económico.

La ciudad onubense vivió el pasado marzo una movilización importante de miles de ciudadanos en la calle que denunciaron un déficit histórico de infraestructuras. El alcalde tiene claro que ese clima de protesta tiene mucho que ver con la constatación de un déficit que los ciudadanos perciben "como un auténtico lastre, como un muro". "Viví la manifestación como un encargo a las administraciones de Huelva de traducir y canalizar esa indignación en agendas de trabajo. Hay que hacerlo desde el raciocinio. No todas las infraestructuras pueden ser igual de inmediatas, algunas se harán a 10 o 15 años vista. La ciudadanía nos encarga que nos ocupemos, que prioricemos y que resolvamos el problema de infraestructuras con proyectos serios y solventes. Tenemos que tener calendarios reales que permitan desarrollar proyectos económicos", sostiene, convencido de que hay que ser ambiciosos pero realistas.

Un momento de la entrevista con el alcalde de Huelva durante el ciclo Ciudad Futura.
Un momento de la entrevista con el alcalde de Huelva durante el ciclo Ciudad Futura.

Cruz considera fundamental la conexión ferroviaria con Sevilla en, aproximadamente, media hora y la mejora del tren Huelva-Madrid. "Son obras absolutamente prioritarias", defiende. Además, el aeropuerto está en fase administrativa, se trata de una iniciativa privada con apoyo de la Diputación, que "a partir de ahora irá más rápido". "Aquí no hay aislamiento, pero sí distanciamiento, existe la percepción de que Huelva está muy alejada del resto de España". El transporte de mercancías se hace principalmente por carretera. Por eso, "también es de vital importancia la unión con el norte de España, a través de la Ruta de la Plata y el nudo de Zalamea", subraya como otras prioridades el alcalde.

La alta velocidad, en 10 años

En cuanto al estudio informativo sobre el AVE entre Huelva y la capital andaluza publicado por el Ministerio de Fomento, el alcalde onubense indica que "no es lo mismo estar a 50 minutos que a 20". No obstante, sabe que habla de un horizonte de "unos 10 años".

"Cuando llegué al ayuntamiento, estaba en una situación de absoluta quiebra, económica y organizativa. Teníamos un índice de endeudamiento del 240%, cuando para poder solicitar financiación la ley marca un límite de 110. Teníamos una deuda superior a los 400 millones de euros, cuando se manejaban unos presupuestos de 130 millones. Había perdido más de 300 efectivos, con poco personal cualificado, sin técnicos y con departamentos totalmente desmantelados. Gestionar un ayuntamiento en bancarrota e intervenido por el Gobierno de España, y sin tener capacidad de gestión a nivel técnico, es muy complicado. Hemos sacado adelante muchos proyectos y llevado ese índice de endeudamiento al 128%". "A final de año, estoy seguro de que vamos a estar dentro de los marcos de estabilidad presupuestaria" remarca. Además, bajo la atenta mirada de María Villadeamigo, delgada de Hacienda y segunda teniente de alcalde, destaca que, tras muchos años, han conseguido sacar una oferta de empleo público".

Alberto Artero, director general de El Confidencial, y Gabriel Cruz Santana, en un momento del encuentro.
Alberto Artero, director general de El Confidencial, y Gabriel Cruz Santana, en un momento del encuentro.

"Hemos salido de un periodo de parálisis, de atonía, de resignación y de falta de pulsión de Huelva como ciudad. Hoy, Huelva vuelve a ser un referente de capitalidad para el resto de la provincia, es una ciudad en movimiento, moderna, capaz de organizar eventos de primerísimo nivel, que se está posicionando y abriendo hueco desde el punto de vista promocional y turístico", defiende el alcalde en una conversación en la que participaron el director general de Ferrovial Servicios en España, Juan Ignacio Beltrán, el director de relaciones con los medios de esta empresa, José Luis Cobas, y el director general de El Confidencial, Alberto Artero.

La transformación física

Hoy en día, dando un paseo por la ciudad de Huelva, salta a la vista su transformación física, con el paseo de la ría y la integración de este espacio, que los onubenses han hecho suyo desde el primer momento. "Recuperar ese paseo es recuperar algo que tiene mucho que ver con el sentimiento y la emoción de la gente de Huelva, con los ‘choqueros’, y va a continuar hasta el polígono pesquero norte, que será zona de ocio y de servicios, con un puerto deportivo y zonas para la actividad económica relacionada con el mundo del marisco", cuenta el alcalde como uno de los proyectos para el próximo mandato. "Hay que acompañar esa transformación física con la idea de Huelva como una ciudad que, siendo celosa de sus tradiciones y su historia, aspira también a modernizarse, a crecer y a recuperar la calidad de los servicios públicos, sin olvidarnos nunca de las personas. Quiero avanzar en el proyecto de modernización de la ciudad, convertirla en un referente cultural y deportivo y trabajar por el empleo de calidad".

El consistorio de Huelva creó la figura del concejal 28 para que "cualquier colectivo que quisiera traer asuntos al pleno pudiera hacerlo"

El foro Ciudad Futura invita a reflexionar sobre el salto de ciudades inteligentes a ciudades receptivas, capaces de integrar y entender lo que quieren los ciudadanos. En este mandato, el Ayuntamiento de Huelva se ha colocado en los primeros puestos de los índices de transparencia. "Todos los onubenses tienen mi móvil", bromea el alcalde. El consistorio creó la figura del concejal 28 y aprobó unas condiciones muy laxas "para que cualquier colectivo que quisiera traer asuntos al pleno pueda hacerlo, incluso con propuestas de leyes que puedan ser votadas". "Hay que vivir la ciudad y ser parte de ella", tiene claro Cruz.

Industria y turismo, ¿compatibles?

El alcalde no comparte, en absoluto, que su apuesta por el turismo sea incompatible con la defensa de la industria como el otro motor económico de la ciudad. "El sector industrial en Huelva siempre ha tenido mucho peso y es fundamental, genera empleo de calidad y eso aporta estabilidad, sueldos competitivos, renta disponible, inversión y desarrollo para el resto de sectores... Cuando me hablan de la contraposición del desarrollo turístico y el modelo industrial, siempre digo lo mismo, es necesario mirar a países como Estados Unidos, Italia, Alemania, Francia y Japón. No queremos el modelo turístico de países caribeños, que lo que hacen es acotar zonas para los turistas con mano de obra nativa y sueldos ínfimos, quedándose el resto del país en la miseria. Este debate no está en otros países del mundo y, sin embargo, no entiendo por qué está aquí. Tenemos una industria que se somete a las mismas limitaciones y exigencias que cualquier otra en la Unión Europea. La industria debe respetar el medio ambiente, debe ser limpia. Es, además, el principal productor y consumidor de proyectos de innovación".

Gabriel Cruz, alcalde de Huelva.
Gabriel Cruz, alcalde de Huelva.

Cruz no pone paños calientes en el estado de las balsas de fosfoyesos de Fertiberia, pero sí que reprocha que con este asunto se tienda "a trivializar y frivolizar sobre elementos que son de enorme calado". "Pensar que unas 1.200 hectáreas de fosfoyesos, 80 millones de toneladas, se resuelven en uno, dos o tres años no es realista. Es un problema de Huelva, sí. Son residuos, pero no tienen nada que ver con las expectativas de crecimiento y desarrollo de la ciudad. Apostar por un desarrollo industrial no influye en la solución que hay que dar a las balsas de fosfoyesos", defiende el regidor socialista.

Con las elecciones a la vuelta de la esquina, no confía en que el actual Gobierno de Pedro Sánchez se pronuncie sobre la declaración de impacto ambiental (DIA) del proyecto y asegura que él sí ha trasladado su "preocupación y la necesidad de que avance el expediente y haya un pronunciamiento sin perjuicio de la mesa de negociación ciudadana". Cree que merecerá la pena el retraso si se consigue un proyecto de restauración y recuperación de las balsas que cuente con las alegaciones de la ciudad. "Fertiberia está cumpliendo con la obligación que le impone una sentencia de la Audiencia Nacional y será la ciudad de Huelva la que deba decir qué solución es la idónea para este problema", zanja el regidor.

El bus como modelo

El alcalde deja claro que corresponde a los ciudadanos poner nota a los servicios municipales. Sin embargo, se permite poner un ejemplo: el transporte público. "Cuando llegamos, la empresa municipal estaba en causa de disolución, había perdido efectivos, tenía una flota con una edad media de 20 años, autobuses completamente obsoletos y líneas que no atendían las necesidades de la ciudad. Hoy, todo esto se ha revertido. Fíjese, el autobús en Huelva no llevaba a los ciudadanos a los hospitales. En esto, vamos a seguir trabajando", advierte. El ayuntamiento está inmerso en un plan de movilidad que "dé respuestas a esa idea de una ciudad disfrutable y vivible". "Hay que generar más espacios públicos en los barrios y más espacios peatonales en el centro", sostiene el alcalde.

No tengo prejuicios entre el sector público y el privado, lo que realmente importa es que el servicio a la ciudadanía sea de máxima calidad

"Hay una frase que me gusta mucho del filósofo José Antonio Marina, que defiende que la verdadera ciudad inteligente es la que sirve de escenario para la felicidad de las personas. Muchas veces, una ciudad excesivamente tecnificada no tiene por qué responder mejor a las necesidades de los ciudadanos. Pero sí hay que aprovechar la tecnología para incentivar la comunicación con el ciudadano y su seguridad. Si desde que salgo de casa tengo información del estado del tráfico, del tiempo que tardo en el autobús y de cómo se encuentra los 'parkings', seguramente voy a tomar decisiones que me van a frustrar menos y me van a hacer más feliz", reflexiona Cruz.

El regidor socialista tiene muy clara su posición sobre la gestión pública o público-privada de los servicios públicos. "A mí lo que me importa es que el servicio público sea de calidad", arranca en su posicionamiento. "Hay servicios que sí me gusta que estén en el ámbito municipal, por ejemplo, el transporte urbano, porque es estratégico y te permite tomar decisiones de manera inmediata y con mayor flexibilidad. En otros casos, lo único a lo que aspiramos es que el servicio se preste con la máxima calidad, y si para eso tiene que estar en manos privadas, adelante", sostiene.

Financiación local

Como miembro de la dirección de la Federación Española de Municipios y Provincias, advierte de que el tema de la financiación local le preocupa "muchísimo". "Es la gran asignatura pendiente del Estado español", sentencia Cruz. "Estamos manteniendo un sistema de financiación que data de los ochenta y, además, lo estamos incumpliendo. Sobre un posicionamiento teórico que era 50% de ingresos para el Estado, 25% ayuntamientos y 25% comunidades autónomas, creo recordar que estamos en torno al 12%. Además, los ayuntamientos no tienen capacidad real tributaria porque al final su única posibilidad es volver a gravar lo que ya está gravado para el ciudadano y, desde luego, ese no es el modelo", señala poniendo en la agenda del próximo Gobierno este asunto subrayado en rojo.

El alcalde de Huelva no entiende la política desde la confrontación. Todo lo contrario. Se ha reunido ya con el nuevo presidente de la Junta, Juan Manuel Moreno (PP), y fue "una reunión muy cordial porque no tendría sentido que fuera de otra manera". "Nosotros nos debemos a los andaluces y a los onubenses. En el ejercicio de la política, no todo debe ser el enfrentamiento continuo. Hay asuntos de interés general donde no cabe tener posiciones políticas", defiende en un momento de vetos, de debates polarizados y de bloques políticos. ¿Ha pensado mucho sobre los 30.000 votos perdidos en la provincia de Huelva por el PSOE en las elecciones autonómicas del 2 de diciembre? ¿Entiende por qué tanto votante socialista se quedó en casa? "Siempre es un cúmulo de circunstancias. Estamos en una realidad muy cambiante y desde los partidos aún no lo hemos encajado, por eso nos encontramos situaciones no previstas. Unas municipales no tienen nada que ver con otras elecciones, pero también es verdad que los resultados electorales condicionan a los siguientes", asegura el alcalde, que deja en manos de los onubenses, como no puede ser de otra manera, lo que pase en las próximas elecciones municipales del 26 de mayo. Aquí queda su balance de los cuatros años de su equipo al frente de la ciudad.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios