los inversores apoyan al ceo

Santander se suma a Paramés y cierra filas con Enríquez en la guerra de Vocento

Santander, que tiene un 4% de Vocento a través de su gestora de fondos, también trasladó a los críticos su apoyo a la gestión del consejero delegado, Luis Enríquez. Paramés también apoya al CEO

Foto: Ana Botín, presidenta de Banco Santander, en una imagen de archivo. (Reuters)
Ana Botín, presidenta de Banco Santander, en una imagen de archivo. (Reuters)

Francisco García Paramés no es el único aliado externo de Luis Enríquez, consejero delegado de Vocento, en la guerra interna que vive el grupo de comunicación. El Banco Santander, que actualmente cuenta con una participación del 4% a través de su gestora de fondos Santander Asset Management, también manifestó su apoyo al actual ejecutivo en una reunión que mantuvo con Gonzalo Urquijo, presidente de Abengoa y hasta hace unos días uno de los consejeros 'rebeldes' de Vocento que pedían la salida del máximo ejecutivo.

Según fuentes del sector, Urquijo mantuvo encuentros con García Paramés y la entidad que preside Ana Botín a petición del presidente del consejo. Durante las citadas reuniones, ambos accionistas trasladaron su apoyo a la gestión de Enríquez y coincidieron en apuntar a la división del consejo como el problema más grave de la compañía.

Como ya reveló este diario, García Paramés dirigió el 3 de julio una carta a todos los consejeros en la que manifestaba su inquietud por la deriva de la cúpula. “Seguimos con preocupación las noticias aparecidas en prensa acerca de una posible decisión del consejo de administración en relación con la situación del consejero delegado”, señala el escrito. “Apoyamos al consejero delegado, dado el gran trabajo que ha realizado en los últimos ocho años en un entorno muy complicado”.

Un argumento que rechazan de plano los miembros del bando crítico, entre los que se encuentran, además del citado Urquijo, las hermanas Luca de Tena, Gonzalo Soto y los ya exconsejeros Fernando de Yarza y Santiago Bergareche. Todos ellos han votado en los últimos consejos a favor del cese de Enríquez. Como ya publicó este diario, la cúpula estaba totalmente rota. Si Enríquez se salvó en la última votación, fue porque se votó a sí mismo.

Durante los sucesivos consejos en los que se ha tratado la salida de Enríquez, los rebeldes han dado más de una decena de motivos para cesar al CEO, entre los que se encuentran la caída de la cotización desde su nombramiento (que también afecta a otras compañías 'media'), el incumplimiento de los planes trienales y la pérdida de audiencia de los medios de la editora, entre otros.

Los críticos también apuntan a injerencias en la línea editorial de 'ABC' y al discreto papel de Vocento en la consolidación del sector. A este respecto, cabe recordar que la compra del Grupo Zeta estuvo sobre la mesa, si bien el consejo terminó por votar en contra de una posible operación corporativa.

A favor de Enríquez, además del apoyo de Santander y Paramés, están también los analistas de mercado: al cierre de la sesión de este miércoles, el 75% del panel de analistas consultado por Bloomberg apuesta por comprar. Además, como ya publicó este diario, Fidentiis ha destacado recientemente la mejora del ebitda bajo la dirección de Enríquez y ha puesto de relieve iniciativas como el 'marketplace' publicitario lanzado junto a Prisa y Godó. En los resultados del primer semestre, Vocento ha aumentado sus ingresos un 1,5%, hasta 193,8 millones, si bien registra un millón de euros de pérdidas.

Otros análisis elaborados recientemente por BBVA, Sabadell, Kepler Cheuvreux e Intermoney ponen en valor el aumento de la facturación y coinciden en que los cambios en el consejo suponen un punto de inflexión para la compañía. Además, confían en que el nuevo consejo (Vocento tiene previsto incorporar dos nuevos consejeros) ponga punto y final a una guerra interna que se ha extendido durante años.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios