CON UN 7%, FRENTE AL 4,5% DE SUS COMPETIDORES

La mora de Santander pasa del 7% en España y supera en un 50% la de sus competidores

La ratio se sitúa en el 7,02% en junio, 83 puntos básicos más que en marzo, por un cambio contable. La mora baja en el resto, con un promedio del 5,6%

Foto: José Antonio Álvarez. (EFE)
José Antonio Álvarez. (EFE)

La morosidad desciende en el conjunto de la banca, pese al repunte en la entidad más grande, Banco Santander. La integración del Popular impulsó el porcentaje de dudosos sobre el crédito total por encima de la media del sector, y al incorporar el inmobiliario en un ajuste contable se ha disparado hasta el 7,02% en España. El resto de bancos significativos está por debajo del 6%, con un promedio del 4,5%. Es decir, Santander tiene una tasa de mora un 50% superior a sus competidores en España.

Banco Santander, para evitar este liderazgo que nadie quiere, estudia la venta de créditos inmobiliarios dudosos en una megaoperación de 12.000 millones de euros, según adelantó este medio. La entidad realizó a principios de julio un ajuste contable en la forma de presentar su balance y sus cuentas de pérdidas para que luzca más la digitalización. En este cambio, Openbank pasa a tener resultado propio, saliendo de España, al igual que la banca mayorista, mientras que se incorpora al perímetro local el negocio inmobiliario español.

El grupo presidido por Ana Botín realizó este cambio después de digerir gran parte del ladrillo heredado por la crisis y por Banco Popular, pero no lo suficiente para evitar un repunte de la morosidad, justo en la dirección contraria de sus competidores. La ratio de morosidad ya se disparó por el Popular. La tasa de mora fue del 4,99% en Santander en septiembre de 2017 y del 11,2% en Popular. Paralelamente, la actividad inmobiliaria contaba con un 91%.

La morosidad ha ido reduciéndose, como en toda la banca, con la mejora económica y la venta de carteras, gracias en gran parte en ambos casos a la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE) que ahora critican por su efecto negativo en los márgenes. En el caso del Santander, la morosidad se situó en el 6,19% en marzo, antes del ajuste contable.

En la última presentación de resultados, Banco Santander publicó una tasa de mora del 7,02%, con un descenso de 27 puntos básicos respecto a marzo y de 60 puntos sobre el año anterior si se ajustan también con el mismo criterio las cuentas de trimestres anteriores. El saldo de dudosos se situó en 15.619 millones, frente a un volumen de riesgo total de 222.449 millones. Las dos variables caen respecto al año anterior, un 5% y un 12% respectivamente.

Con esta evolución, también aumenta el coste del crédito, una variable a la que los analistas cada vez prestan más atención al comparar las dotaciones de insolvencias para cobertura de pérdidas por deterioro del crédito (provisiones) con el volumen del crédito. En este caso, el aumento es del 0,34% hasta el 0,41%. Aunque para José Antonio Álvarez, consejero delegado, es un aumento “no relevante”, según dijo en la presentación de resultados, el banco se sitúa en segundo lugar entre las entidades significativas para el supervisor, por detrás de Sabadell —donde baja del 0,51% al 0,48%— y por delante de Ibercaja —cae del 0,46% al 0,4%—.

Menos coberturas

La posición de morosidad del Santander es significativa en comparación con sus pares, siempre hablando solo del negocio español. De hecho, es un 50% superior a la media de tasas de mora de BBVA, CaixaBank, Sabadell, Bankinter, Liberbank, Unicaja y Abanca, que es del 4,5%, frente al 4,9% de marzo. Kutxabank, por su parte, publicó una ratio del 3,38% en junio, mientras que Cajamar no ha publicado los resultados del segundo trimestre, pero en marzo se situó a la cabeza del sector con un 7,31%, pese a un retroceso interanual de 2,53 puntos porcentuales. En el conjunto de la banca, según los últimos datos del Banco de España (BdE), la ratio de morosidad se situó en el 5,64% en mayo, con lo que Santander está un 25% por encima.

Asimismo, la tasa de cobertura es del 43%, un punto porcentual menos que en marzo. El resto de las entidades supera el 50% salvo en el caso de Ibercaja, con un 48,2%. Con esta fotografía, y en medio del ruido generado por la batalla legal iniciada por Andrea Orcel, que reclama 112 millones, el banco prepara medidas, pero también está buscando presidente para España con el 'headhunter' Russell Reynolds Associates para sustituir a Rodrigo Echenique.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios