sector legal

Fiebre de Écija por las compras: integra el despacho de un exministro de Suárez

En lo que llevamos de año, Écija ha incorporado un total de cuatro firmas a su estructura. La última en sumarse es Jiménez de Parga, fundada por un exministro de Adolfo Suárez

Foto:  Vista de la zona financiera de las Cuatro Torres de Madrid, donde Écija tiene su sede. (EFE)
Vista de la zona financiera de las Cuatro Torres de Madrid, donde Écija tiene su sede. (EFE)

Écija vuelve a engordar su estructura. El despacho de abogados que lidera Hugo Écija acaba de firmar la integración de otro despacho a su estructura: Jiménez de Parga Abogados. Se trata de un despacho fundado hace más de 50 años por Manuel Jiménez de Parga y Cabrera, exministro de Trabajo con Adolfo Suárez, exconsejero del Consejo de Estado y expresidente del Tribunal Constitucional, entre otros cargos. El letrado, fallecido en 2014, se licenció en Derecho con Premio Extraordinario por la Universidad de Granada y a lo largo de su carrera recibió, entre otras condecoraciones, la Gran Cruz de la Orden de San Raimundo de Peñafort y la Gran Cruz de Alfonso X el Sabio.

La firma está ahora dirigida por Pablo Jiménez de Parga, abogado que entre otros asuntos ha llevado la defensa de Manuel Chaves, expresidente andaluz, en el caso de los ERE. La firma cubre áreas como concursal, fiscal, penal, laboral, procesal, etc.

La entrada de Jiménez de Parga, avanzada por fuentes del mercado, acredita la frenética política de compras del Grupo Écija de los últimos años. En lo que llevamos de año, el despacho ha engrosado la marca con otras firmas como Zadal Abogados (febrero de 2019), Colón de Carvajal Abogados (abril de 2019) y Ad&Law (mayo de 2019). El primero está especializado en derecho fiscal, el segundo lo usarán para entrar en el mercado chino y el tercero es una consultora especializada en el asesoramiento de fondos y 'startups'.

Suma y sigue, porque hace ya un par de años había incorporado a Comter (enero de 2018), Azpitarte Abogados (febrero de 2018), DeuxTic (mayo de 2018), Sigma Abogados (marzo de 2017) y Antas da Cunha (octubre de 2017). En suma, una importante digestión con la que ampliar las vías de negocio pero que no siempre ha llegado a buen puerto: el pasado febrero, Romá Bohorques, un bufete valenciano que se había unido a Écija en 2017, anunció que deshacía el acuerdo para volver a navegar en solitario. Según especificó la firma, ambas compañías siguen colaborando "en diversas cuestiones".

Estos movimientos responden al interés de Écija en convertirse en una firma 'full service'. Con un marcado perfil 'tech', el despacho lleva años trabajando en el desarrollo de una marca multidisciplinar, especialmente tras la ruptura de los hermanos Écija. Fue en 2012 cuando Hugo y Álvaro Écija separaron sus caminos por diferencias estratégicas. Mientras que el primero apostaba por tocar varias ramas del derecho, Álvaro montó Ecix para centrar el tiro en el 'compliance', la tecnología y la protección de datos.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios