IBEX INSIDER

Isla coge aire en Inditex mientras Amancio arregla las cosas de familia

El mundo del dinero encierra claves de poder y de intereses que explican el sentido de muchas operaciones, movimientos y desenlaces. Ibex Insider ofrece pistas para entender a sus protagonistas

Foto:

Era el momento de que Pablo Isla tuviera un gesto con el mercado. Después de los máximos bursátiles de primavera de 2017, Inditex empezó a perder consenso entre la comunidad inversora. Desde entonces, lo ha notado su cotización (ha caído hasta un tercio) y han aflorado voces cuestionando su modelo ganador, como JP Morgan, por entender que ha tocado techo y que su hegemonía digital está en cuestión ante los perfiles de otros 'players', con Amazon a la cabeza.

En este contexto, y tras presentar las cuentas de 2018, con ventas y beneficio creciendo por debajo del 5%, el presidente de la primera marca de moda del mundo anunció hace dos semanas el nombramiento de un nuevo consejero delegado. Pese a la sorpresa de la decisión, Carlos Crespo es un viejo conocido de la casa, pues siendo un veinteañero fue fichado de la consultora Deloitte, cuando todavía mandaba José María Castellano, para formar parte del departamento financiero.

Hasta el mejor ejecutivo del mundo, distinción concedida por Harvard Business dos años seguidos a Isla, necesita reinventar su espacio de poder

Integrante del núcleo duro de la compañía, su carrera ha crecido a rebufo de la de Pablo Isla desde 2005, hasta convertirse en su mano derecha. Por su trayectoria —el año pasado asumió el control del área de Operaciones—, queda claro que el poder de la organización descansa sobre el equipo corporativo en detrimento del vinculado a las marcas, donde aún hoy Inditex mantiene rasgos de compañía familiar, aspecto que además se acentúa por el hecho de estar en una ciudad mediana.

Hasta el mejor ejecutivo del mundo, distinción concedida por Harvard Business dos años seguidos a Pablo Isla, necesita reinventar su espacio de poder. Aunque sigue siendo presidente ejecutivo, ahora incorpora a su lado a un consejero delegado, formando un binomio que sin ser anómalo difiere del 'standard' más común en el mercado, superando una vieja fórmula de Inditex, que en otros tiempos diferenció al más influyente de entre los directores generales como adjunto al presidente.

Mientras tanto, el primer accionista y fundador sigue de cerca las evoluciones, pero se afana en atender otros aspectos más importantes de su vida. Amancio Ortega, que tiene ya 83 años, atiende con más interés aspectos familiares, como velar por la nueva vida iniciada por su hija Marta Ortega (de su segundo matrimonio) o cultivar con más dedicación la relación con su hija mayor, Sandra Ortega, a raíz de la muerte de su primera esposa, Rosalía Mera, en el verano de 2013.

Universidades en venta

Campus de la Universidad Alfonso X el Sabio.
Campus de la Universidad Alfonso X el Sabio.

Han tenido que llegar varios fondos de inversión (CVC y Permira) para que las universidades privadas de la corona metropolitana de Madrid se hayan percatado del valor oculto de su negocio. Mientras la Alfonso X el Sabio o la Europea buscan primer ejecutivo para desarrollar su nueva etapa, otras como la Nebrija o la Camilo José Cela levantan la mano para pedir turno en el mercado. Pocos negocios hay a los que se pueda sacar más rentabilidad por metro cuadrado de instalación (ángulo inmobiliario), además de la posible consolidación a futuro en el segmento de la educación privada, con multitud de ofertas en el canal 'online' y 'offline'. Planeta también lo vio claro hace un par de años, cuando apostó por convertir esta área (EAE Business School) en el complemento de su amenazado emporio audiovisual.

La gran familia solar

Si la empresa familiar tiene siempre particularidades propias, la formada por el binomio tío-sobrino afronta alguna extra, como bien saben en El Corte Inglés. Sin embargo, para toda regla existe una excepción, como demuestra el caso de Solarpack. La cotizada vizcaína tiene sus raíces en la apuesta personal y profesional del ingeniero José María Galíndez y el economista Pablo Burgos, a la sazón tío y sobrino, antes de la crisis. Estuvieron en el pelotón pionero del fotovoltaico y más de una década después su historia es un éxito internacional y cotizado, con importantes inversores privados (Onchena) entre sus accionistas. Desde que cuentan con más pulmón financiero, su objetivo pasa por equilibrar su negocio entre la ingeniería y la producción, con el foco puesto en abordar la entrada en un gigante como India.

Los pasos de Víctor Font

Víctor Font.
Víctor Font.

Trabaja en Dubái, pero cada vez está más presente en el día a día de la Ciudad Condal. Un esfuerzo necesario si, como anunció hace más de un año, aspira a ser presidente del Fútbol Club Barcelona, como ya intentó tiempo atrás con sus amigos Ferran Soriano y Marc Ingla. Natural de Granollers, Víctor Font se ha convertido en la esperanza ‘indepe’ para alcanzar una de las instituciones con más poder (real y simbólico) del universo catalán. Socio de la consultora estratégica internacional Delta Partners y fundador del diario 'Ara', sabe que además del apoyo social es necesario un gran colchón económico (en torno a 150 millones), por lo que necesita amigos y socios que quieran poner su fortuna al servicio de la causa. Y para empresas como esa, la pareja Jaume Roures-Tatxo Benet está siempre en primera línea de frente.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios