JUICIO POR LA SALIDA A BOLSA DE BANKIA

Testigo FG: una declaración y cuatro cuentas pendientes por Bankia

El expresidente de BBVA tiene a tiro desmontar parte de las declaraciones de De Guindos y Rato en el juicio de Bankia. La duda es hasta qué punto va a querer ejecutar su 'vendetta'

Foto: Francisco González, expresidente de BBVA, en su declaración de 2013 del caso Bankia. (EFE)
Francisco González, expresidente de BBVA, en su declaración de 2013 del caso Bankia. (EFE)

El próximo miércoles se tomará una de las fotografías más esperadas de 2019. El expresidente de BBVA, Francisco González (FG), acude a la Audiencia Nacional. Aunque esta vez es de carambola: declara como testigo en el juicio del caso Bankia. La próxima ocasión que ponga sus pies en el tribunal podría ser como imputado por las escuchas de Villarejo para BBVA, algo que la Audiencia tendrá que decidir en su momento.

La cita es muy esperada en el sector financiero. FG, un banquero herido, tendrá oportunidad de devolver algunos de los zarpazos que ha sufrido en los últimos meses. Solo diciendo lo mismo que en instrucción en 2013 pondrá en duda las declaraciones del exministro Luis de Guindos y el expresidente de Bankia, Rodrigo Rato. También podría cobrarse otras 'víctimas' como el exgobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez (MAFO), o el Gobierno socialista con el que tantas veces chocó.

Judicialmente, la declaración de FG es más importante de lo que parece a simple vista. En 2013, el juez Andreu le citó junto a Emilio Botín e Isidro Fainé para que aclararan las reuniones que tuvieron con Guindos y Rato el 4 y el 6 de mayo de 2012, días antes de la nacionalización. Fue a petición de la acusación popular, entonces UPyD, ahora CIC. Pero algo hubo en su testimonio que interesó a la Fiscalía Anticorrupción y que ha hecho que ahora sea su testigo. No solicitó la declaración de Fainé, que lo hará dentro de un mes a petición de CIC.

Declaraciones como que "las cuentas de Bankia en 2012 [las formuladas por el equipo de Rato] no eran creíbles" respaldan el interés de la fiscal Carmen Launa, que intentará sacar petróleo de esta declaración para sostener la posible ampliación de su escrito de acusación por falsedad contable. La declaración de FG también podría ser relevante por las cuatro cuentas pendientes que se podría intentar cobrar:

1. Guindos

La mala relación que hubo entre Guindos y FG es evidente. La negativa del expresidente de BBVA a entrar en Sareb a finales de 2012 hizo irreconducible su relación. El ministro le 'devolvió el favor' unos años más tarde, con una derrama extraordinaria del Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) que solo tuvo que pagar BBVA.

Tras dejar la cartera de Economía y recalar el año pasado en el BCE, las fricciones entre ambos no acabaron, y en el sector se ve la sombra de Guindos detrás de la presión para que FG no prolongara su presidencia en BBVA y haya cedido la de honor tras el escándalo de las escuchas de Villarejo.

Luis de Guindos en su declaración por videoconferencia frente a Andrés Herzog
Luis de Guindos en su declaración por videoconferencia frente a Andrés Herzog

Volviendo al caso Bankia, FG tendrá la oportunidad de cuestionar la credibilidad del exministro. Guindos señaló la semana pasada que convocó la reunión del 4 de mayo para hablar de la situación del país, sin comentar nada sobre Bankia. Y que fue Rato quien pidió la del 6 de mayo para explicar su plan para sacar a la entidad de la crisis. Muy lejos de la versión del banquero gallego en instrucción:

"Se discutió muchísimo [el 4 de mayo] del problema de Bankia porque era el problema. Empezamos hablando como es lógico de la macroeconomía y esas cosas, pero el problema era tan grande que robó el contenido de la reunión". González podría dar nuevos detalles que cuestionen las versiones dadas hasta ahora.

2. Rato

El expresidente de Bankia, ahora en prisión por las tarjetas 'black', fue quien aupó a FG en Argentaria y le apoyó para la presidencia de BBVA. Sin embargo, el banquero gallego no es de devolver este tipo de favores, como demostró al no acudir a la salida a bolsa de Bankia. Aunque el tiempo le haya dado la razón.

Frente a los 7.000 millones que pedía Rato para mantener Bankia a flote en mayo de 2012, FG sostuvo en su primera declaración que "salían 20.000 millones, Rato creo que eso no lo entendía o no lo aceptaba. Él más o menos pensaba 'yo tengo una entidad que puede ir tirando', lo que no pensaba es 'tengo una entidad que ante cualquier dificultad estaba quebrada'".

La Fiscalía es la primera interesada en la declaración de FG por su cuestionamiento de las cuentas de Bankia

"Si el plan de Rato se aprueba tenía oportunidad de continuar en la entidad, o la gestión, y demostrar que sus cifras eran buenas, y si se aceptaba la otra tesis de inyectar 15 o 20 mil millones" había que nacionalizar y ceder su silla. O lo que es lo mismo: Rato defendía un plan para mantenerse en el puesto.

En su declaración como acusado, Rato dijo que FG presionó para que dimitiera en aquellas dos reuniones en el Ministerio. Mientras que el expresidente de BBVA lo negó en instrucción y dijo que se enteró de la renuncia del exvicepresidente del Gobierno al salir de una comida el 7 de mayo. Dos versiones contradictorias.

3. PSOE

El expresidente de BBVA siempre tuvo relaciones turbulentas con los gobiernos socialistas. Con el de Zapatero, chocó frontalmente durante el asalto de Sacyr a su capital en 2004, que supuestamente contó con el apoyo de Miguel Sebastián, director de la Oficina Económica de Moncloa. Posteriormente se negó a acudir a la salida a bolsa de Bankia en julio de 2011, una operación que alentó tanto el Gobierno como el Banco de España. Y ahora el Ejecutivo de Sánchez ha defendido que dejara la presidencia de honor.

Miguel Ángel Fernández Ordóñez, exgobernador del Banco de España, en la Audiencia
Miguel Ángel Fernández Ordóñez, exgobernador del Banco de España, en la Audiencia

Contra la política financiera del PSOE ya señaló que "uno de los problemas que hemos tenido es que no se han atacado los problemas a tiempo, claramente". FG también podría lanzar un mensaje hacia el exgobernador Ordóñez, con cuyas ideas no comulga. Entre otros factores, podría tener que aclarar si hubo llamadas del regulador para 'invitar' a los bancos a acudir a la salida de bolsa de Bankia.

4. Bankia

La gran incógnita de la declaración de González es hasta qué punto va a cargar tintas. Cuanto más lo haga peor le vendrá a los que están en el banquillo de los acusados, entre los que está Bankia como persona jurídica. Una entidad presidida por su ex número dos, José Ignacio Goirigolzarri, con el que no acabó bien. "¿Cuándo se crean los problemas de Bankia?", le preguntó una de las acusaciones en 2013: "No vienen del año 12, vienen de atrás. Cuándo del 11 y cuánto del 12, no tengo ni idea".

"No era creíble que en una situación tan complicada dieran esos beneficios cuando el resto teníamos unas cifras más pequeñas. Las cifras de Bankia no eran creíbles para la situación de febrero/marzo de 2012 […]. Mire, la contabilidad es un chicle", añadió.

FG y su chicle vuelven a escena. Sin las ataduras de 2013 y con la posibilidad de cobrarse una pequeña revancha. Todo apunta a que la foto bancaria de 2019 irá acompañada de titulares.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios