por su fichaje frustrado

Orcel contrata al bufete De Carlos Remón para su batalla legal contra Santander

El exdirectivo de UBS hace formal su ofensiva contra Santander al contratar a un bufete que le ayude a preparar una demanda

Foto: El italiano Andrea Orcel (izquierda) cuando se comunicó su fichaje por Santander
El italiano Andrea Orcel (izquierda) cuando se comunicó su fichaje por Santander

Ya es oficial. Andrea Orcel va a jugar sus bazas legales para que Santander le indemnice por su fichaje frustrado comop consejero delegado del banco. El italiano ha contratado al bufete español De Carlos Remón para estudiar una posible demanda, en caso de que no haya un acuerdo previo con la entidad presidida por Ana Botín.

Este fichaje pone de manifiesto que el banquero de inversión italiano está lejos de aceptar las alternativas que el banco español ha puesto sobre la mesa, como su posible incorporación a como al consejo asesor de alguna empresa del grupo.

Santander anunció en septiembre del año pasado el fichaje de Orcel como consejero delegado, en sustitución de José Antonio Álvarez. La incorporación se frustró a comienzos de enero por la negativa de Santander de asumir el bonus del italiano, de 55 millones.

Tras esta ruptura, ni UBS ni Santander quieren afrontar esta costosa indemnización de Orcel, que ha decidido forzar sus bazas legales con la contratación del despacho de abogados español.

Este bufete está "especializado en el desarrollo de estrategias jurídicas complejas, diseñadas para evitar o restaurar una pérdida jurídico-patrimonial", según su portal corporativo. De Carlos Remón es conocido en causas judiciales-económicas como Abengoa, donde ha representado a Benjumea. También ha estado presente en otros casos como Gürtel, Malaya, Púnica, Gescartera, Ballena Blanca, Astapa, Saqueo, Carrusel y Verbatim.

Posturas enfrentadas

Según avanzó Orcel a finales de enero, su estrategia pasa por demandar a Santander por incumplimiento de contrato. El banquero italiano asegura que tiene una carta de Botín comprometiéndose a asumir el bonus que tenía acumulado en UBS. A Orcel le habría costa encontrar asesor legal por la dificultad de encontrar firmas que no trabajen de forma directa o indirecta con Santander.

Desde la entidad española defienden que estuvieron dispuesto a repartir el coste del bonus con la entidad suiza, pero nunca a cubrirlo íntegramente por el coste reputacional que hubiera causado.

Tras este choque, Santander decidió volver al plan previo y situar a Álvarez como consejero delegado de la entidad.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios