por tener que dejar sus naves en tierra

Las aerolíneas se replantean sus pedidos a Boeing y estudian pedir indemnizaciones

Son muchos millones los que están en juego y, de hecho, ya se están moviendo para buscar compensaciones económicas por el dinero que les está costando tener sus aviones en tierra

Foto: Pilotos al frente de un Boeing 737 MAX 8 (Reuters)
Pilotos al frente de un Boeing 737 MAX 8 (Reuters)

Cada día que pasa se le ponen las cosas un poco más oscuras a Boeing. La crisis desatada después del segundo accidente sufrido por su modelo estrella, el 737 MAX 8 le puede salir muy cara. Después de que numerosos países hayan prohibido volar a los aviones de este modelo, incluido todo el espacio aéreo europeo, las aerolíneas afectadas empiezan a tomar cartas en el asunto.

No en vano, son muchos millones los que están en juego y, de hecho, ya se están moviendo para buscar compensaciones económicas por el dinero que les está costando tener sus aviones en tierra. Así, el primero en abrir la veda ha sido Norwegian Air Shuttle. El mayor operador europeo del Boeing 737 MAX 8 ha anunciado que va a pedir a Boeing que cubra el coste que le supone no operar sus rutas.

"Es obvio que el coste que supone dejar temporalmente en tierra un nuevo modelo de avión debería ser cubierto por aquellos que han fabricado la nave", ha afirmado Norwegian a través de un comunicado. "No hemos hecho ningún cálculo por el momento, porque nuestra principal prioridad es asegurarnos de que los pasajeros afectados están siendo tratados de la mejor manera posible".

No obstante, los expertos estiman que el coste podría ser desde un mínimo de 5 millones de coronas (unos 514.000 euros) hasta los 15 millones de coronas (millón y medio de euros) al día.

Una medida que podría trasladarse a otras compañías que han dejado sus aviones en tierra, como pueda ser Aeroméxico (seis aeronaves en tierra), Aerolíneas Argentinas (cinco) y la brasileña Gol (seis).

Es obvio que el coste que supone dejar temporalmente en tierra un nuevo modelo debería ser cubierto quienes lo han fabricado

Eso al tiempo que las compañías empiezan a poner en cuarentena sus pedidos en marcha. La primera en pronunciarse al respecto ha sido VietJet, que tiene ordenados 200 aviones 737 MAX 8 por valor de 25.000 millones de dólares y que ya ha avisado que decidirá qué hacer con el pedido cuando la investigación sobre el accidente se dé por concluida.

Con todo, están en juego 4.611 aviones 737 MAX 8 que suponen el 77,5% de la caretra de pedidos de la compañía y seis años de ingresos. Unas implicaciones que han puesto ya a analistas e inversores a trabajar para adaptarse a la nueva realidad de Boeing. No en vano, las acciones acumulan un desplome superior al 10% desde el pasado lunes y los futuros de este miércoles adelantan más ventas en bolsa.

Así, el primero en recortar su recomendación sobre el valor, que hasta ayer mantenía 21 consejos de compra, 7 de mantener y solo una venta, ha sido Nord/LB a "vender" desde "neutral".

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios