tras el accidente del fin de semana

La Unión Europea veta los vuelos del Boeing 737 MAX 8 en todo su espacio aéreo

Este modelo de avión ha protagonizado dos accidentes con víctimas mortales desde octubre. Las acciones del fabricante estadounidense caen hoy un 6,5% en bolsa

Foto: Un Boeing 747 despega del aeropuerto de Heathrow en Londres. (Reuters)
Un Boeing 747 despega del aeropuerto de Heathrow en Londres. (Reuters)

Turbulencias para el flamante nuevo avión de Boeing, el 737 MAX 8. La Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA, por sus siglas en inglés) ha decidido cerrar su espacio aéreo a este modelo de aeronave después del accidente de este fin de semana en Etiopía, que se une al de octubre pasado en Indonesia. Hasta el momento, Francia, Alemania, Reino Unido, Holanda e Irlanda ya habían anunciado esa decisión a nivel nacional.

Como bien adelantó El Confidencial y posteriormente explica la EASA en un comunicado, este modelo de aeronave ha quedado vetada de volar en territorio europeo como medida de precaución mientras se lleva a cabo la investigación por parte de Ethiopian Airlines. "La EASA ha emitido el martes una directiva aérea efectiva a partir de las 19:00 UTC (las 20:00 horas en Madrid, España), suspendiendo todos los vuelos del modelo Boeing 737-8 MAX y 737-9 MAX en Europa", ha explicado la autoridad aérea, que no ha especificado la duración de esta restricción.

La autoridad responsable de la aviación en Reino Unido fue una de las primeras en dar instrucciones este martes para que todo vuelo comercial de cualquier operador aéreo que sea un Boeing 737 MAX 8 no entre, salga o sobrevuele su espacio aéreo. "La directiva estará activa hasta nuevo aviso", anunció la autoridad británica, que añadió que tomaban esta decisión "por precaución". Una medida que se produjo después de que otros países anunciasen el lunes que suspendían el uso de este modelo de aeronave.

Por otra parte, el ministro de Transporte alemán también aseguró que los 737 MAX 8 no podrían sobrevolar espacio aéreo alemán y lo mismo hizo su homólogo holandés. La agencia de seguridad aérea irlandesa lleva aplicando su propio veto desde las 16 horas.

De momento, ya son varias las aerolíneas las que han decidido mantener sus flotas en tierra hasta que se resuelvan los detalles de la investigación del accidente. A la alemana TUI, que ha anunciado que iba a suspender los trayentos de 8 de sus aviones, se le ha unido Norwegian, que ayer anunciaba que seguiría operando con normalidad con 18 aeronaves en rutas transatlánticas entre la costa este de EEUU, Gran Bretaña e Irlanda, y que este martes ha cambiado de opinión y los mantendrá en tierra. Al otro lado del Atlántico, también la brasileña GOL y la mexicana Aeroméxico han retirado este modelo de circulación.

La FAA no adopta medidas

El foco ahora está puesto en el país de origen del fabricante aeronáutico. La FAA (Federal Aviation Administration) no va a tomar medidas en estos momentos, según ha asegurado Boeing en un comunicado, pero ya han empezado a surgir las primeras voces críticas con la pasividad de la agencia. Es el caso del senador por Utah, Mitt Rommey, que en un tweet insta a la FAA a dejar en tierra todos los Boeing 737 MAX 8 "hasta que investiguemos las causas de los recientes accidentes y nos aseguremos de la navegabilidad de los aviones".

Desde ayer hay un goteo constante de países que han suspendido el uso de esta aeronave hasta que se esclarezcan los hechos tras ser el segundo siniestro de estas características que subre el avión estrella de la casa estadounidense.

La iniciativa la tomó China. La Administración de Aviación Civil del país ordenó este lunes a las aerolíneas chinas que suspendan el uso del Boeing 737 MAX 8. En un comunicado, la institución comunicó esta medida, que entró hoy en vigor "hasta que se reciba más información", alegando motivos de seguridad. Y es que en octubre de 2018 otro avión del mismo modelo que operaba la compañía Lion Air, se estrelló en Indonesia 12 minutos después de despegar por fallos en el sistema automático, según una de las cajas negras. En el accidente perdieron la vida 189 personas.

A finales de enero, se habían entregado 350 unidades del nuevo avión de doble pasillo de 5.011 pedidos registrados por Boeing, lo que equivale a siete de años de producción al ritmo actual. "La Autoridad de Aviación Civil se pondrá en contacto con la Administración Federal de Aviación de los EEUU y la compañía Boeing para notificar la reanudación de las operaciones comerciales con este aparato después de que se comprueben las medidas pertinentes para garantizar la seguridad", señaló la CAAC.


Fuertes caídas en bolsa

Las acciones de Boeing continúan en caída libre y tras desplomarse un 5% el lunes, se han dejado otro 6% el martes. Siendo la décima compañía por capitalización bursátil del Dow Jones, este índice ha perdido el martes un 0,4%, mientras que el Nasdaq y el S&P 500 han ganado un 0,4% y 0,3%, respectivamente.

No en vano, la compañía se juega en esta crisis tres de cada cuatro aviones de la cartera de pedidos y cerca de 600.000 millones de dólares. Esto es, los ingresos de los próximos seis años.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios