tras el accidente del lion air en octubre

Boeing se desploma en bolsa tras el segundo accidente del 737 MAX en cinco meses

El fabricante de aviones cae hasta un 11% en bolsa después del accidente sufrido por uno de sus aviones estrella —sobre todo después de que varios países hayan suspendido su uso—

Foto: Un pedazo del Boeing 737 MAX 8 del avión de Ethiopia Airlines en el lugar del accidente. (Reuters)
Un pedazo del Boeing 737 MAX 8 del avión de Ethiopia Airlines en el lugar del accidente. (Reuters)

El mejor valor de Wall Street ha cerrado el lunes con una caída del 5,36% tras verse golpeado por el accidente del avión 737 MAX 8 y las consiguientes prohibiciones por parte de países como China o Indonesia. No en vano, esta aeronave de fuselaje estrecho —el tipo de aviones más usado para vuelos comerciales de corto recorrido— supone actualmente casi un tercio del beneficio operativo de la compañía, siendo el Airbus A320 el competidor más cercano a la familia 737 MAX.

Después de que el Ethiopian Airlines se estrellase el domingo y causase 157 muertos al despegar de Adís Abeba (Etiopía), ya son varios los países que han suspendido el uso del modelo estrella de Boeing, con China o Indonesia entre estos. Y es que hace apenas cinco meses desde que otro avión del mismo modelo (operado por la indonesia Lion Air) se estrelló despegando desde el aeropuerto de Yakarta (Indonesia).

Boeing ha llegado a caer a primeras horas de la mañana un 11%, su mayor caída intradía desde los atentados del 11 de septiembre en Nueva York, donde el avión estrellado contra las Torres Gemelas era un Boeing 767-223ER. Asimismo, al final la empresa ha cerrado a un precio de 400 dólares por acción.

El 737 MAX es un peso pesado del aire: pos pedidos del 737 suponen el 8 de cada 10 encargos, el mayor número de órdenes de compra asociados a un solo programa —con Boeing anunciando en las perspectivas de futuro anunciadas en enero que la producción del 737 MAX 8 subiría de 52 aviones al mes a 57. El lunes, la empresa ha respondido en una declaración a los medios que "la seguridad es nuestra principal prioridad y estamos tomando todas las medidas en nuestra mano", añadiendo que, debido a que la investigación todavía estaba en sus fases iniciales, "ahora mismo, dada la información que tenemos, no tenemos base suficiente para publicar nuevas perspectivas de futuro a los mercados".

[Los problemas técnicos de un gigante en uso por todas las aerolíneas]

Como bien explican los analistas de UBS, "es difícil ignorar las similitudes entre el caso de Lion Air y el Ethiopian Airlines". La firma de inversión considera que la noticia todavía es demasiado reciente, pero también subraya que los pilotos que manejaban las naves pidieron, en ambos casos, regresar a la pista nada más despegar, y en ambos casos se estrellaron minutos después. La firma pone el foco sobre el sistema MCAS introducido recientemente, problema central en el incidente del Ethiopian Airlines —aunque también matiza que "no queda claro si se llevó a cabo formación acerca de este sistema entre los empleados de Ethiopian después del accidente de Lion Air"—.

El CEO de la compañía, Dennis Muilenburg, respondía en una entrevista a CNBC en diciembre, después del accidente del Ethiopian Airlines, que Boeing tenía "mucha confianza en la seguridad del 737" y que no habían "cambiado su filosofía de diseño" de un modelo a otro. No obstante, al ser preguntado por la periodista acerca de la filosofía de Boeing de no insistir en entrenar a los pilotos respecto a los cambios para no presionar a las aerolíneas, Muilenburg dijo que "es importante que según se lleva a cabo la transición, esta sea fácil", por lo que el directivo ponía el foco en que "el avión ha sido construido para que funcione y responda de la misma manera" que los anteriores modelos.

Es difícil ignorar las similitudes entre el caso de Lion Air y el Ethiopian Airlines

Con todo, hay otras firmas que prefieren esperar antes de establecer conclusiones. Los analistas de JP Morgan que "el accidente del 737 MAX es una consideración obvia en el corto plazo para el rendimiento de la acción no solo de Boeing sino que del sector aeroespacial comercial en general y la reacción inmediata probablemente será negativa" —como efectivamente así ha sido. "Sin embargo, al no tener más información sobre la causa del accidente, rechazamos establecer más conclusiones", dicen los analistas en el informe.

Lo mismo opinan algunos de los clientes de Boeing, como Norwegian o Ryanair que han matizado que se mantendrán a la espera de la resolución de la investigación al accidente y, mientras tanto, continuarán operando con normalidad sus respectivas flotas de estos aviones.


El mejor valor del Dow Jones

Boeing era, hasta las caídas de este lunes, el mejor valor de la bolsa estadounidense en lo que va de año y de década. Y es que a los mercados les atrae la capacidad del equipo directivo de Muilenburg de influenciar en el sector para crear valor desde la compañía —siendo capaz de mantener los productos estrella en tanto la faceta comercial como la militar, y, a la vez, diversificando hacia nuevos retos como los servicios aeroespaciales o los aviones de largo recorrido—.

Y es que justamente en este último punto Boeing lleva la delantera a su competidor inmediato, Airbus. Mientras que la francesa puso fin al 'superjumbo' A380 hace unas semanas, Boeing apuesta a largo plazo por los aviones de fuselaje ancho ante las perspectivas de sustitución de aviones más antiguos, evolución de las redes de interconexión aerea o la demanda de pasajeros en las próximas décadas.

La compañía tenía un acto previsto para el próximo miércoles precisamente para presentar la nueva versión de la familia 777X; sin embargo, Boeing la ha cancelado tras el accidente de Ethiopian.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios