caso banco popular

Popular: la Fiscalía admite una denuncia por financiar la compra de acciones

Un juzgado de Jaén envía a la Audiencia Nacional la denuncia de una empresa a la que Popular habría obligado a comprar acciones en 2016 a cambio de financiación

Foto: Ángel Ron, expresidente de Banco Popular.
Ángel Ron, expresidente de Banco Popular.

Nuevo frente en la investigación de Banco Popular. La Fiscalía Anticorrupción ha dado su bendición para que la Audiencia Nacional investigue una nueva denuncia, por presunta financiación irregular en la polémica ampliación de capital de 2016, de 2.500 millones.

El banco dio créditos a clientes para respaldar la operación, como destapó Emilio Saracho tras relevar a Ángel Ron. No es algo ilegal, pero se trata de acciones que no deberían computar como capital, ya que son autofinanciadas. El nuevo frente admitido por el fiscal Antonio Romeral pone de relieve que la red del banco presionó a los clientes que necesitaban créditos para que acudieran a la ampliación.

El caso procede de Jaén, donde se presentó un escrito el pasado mes de septiembre. Una pequeña empresa informática, AM System, denunció a Banco Popular por un delito de estafa.

Presiones

Esta compañía, clienta del banco durante las dos últimas décadas —antes, en Banco de Andalucía— denunció presiones de Popular para comprar acciones del banco en sus dos últimas ampliaciones. “En 2012 mostramos nuestra negativa, lo que propició que desde octubre de 2012 hasta enero de 2013 el banco se negó a admitir papel de descuento en la póliza que hasta el momento veníamos utilizando”, expone el escrito de AM System.

Posteriormente, en 2016, la compañía pidió un préstamo “para liquidez de la sociedad, el cual nos fue concedido por un importe superior al realmente necesitado”, 225.000 euros. El banco les pidió un aval, “así como que 150.000 euros debían destinarse transitoriamente a la suscripción de acciones en la ampliación”.

Oficinas de Santander y Popular.
Oficinas de Santander y Popular.

La empresa aceptó, pero la situación se agravó cuando quisieron vender las acciones. El banco les ofreció de nuevo un crédito, con las acciones como garantía. Unos meses después, en junio de 2017, los títulos pasaron a valer cero y AM System tenía un doble crédito sobre ellos.

“Resulta claro el desplazamiento patrimonial que realiza mi representada, con el consiguiente enriquecimiento del banco, bajo la creencia de la bondad de la situación financiera de la entidad emisora y el posterior deterioro que sufre”, acusa la denuncia.

Bono fidelización

La historia de AM System tiene todavía un giro más: la empresa aceptó la compensación de Santander-Popular del bono fidelización a cambio de no demandar y de que la empresa siguiera recibiendo financiación. Según la denuncia, lo primero se cumplió, pero lo segundo no. Por ello, tuvo que vender el bono fidelización con minusvalías, que ahora reclama como indemnización: 30.000 euros.

Tras ello, el juzgado de Jaén se inhibió a favor de la Audiencia Nacional, donde el juez José Luis Calama investiga las presuntas irregularidades en la ampliación de capital de 2016, sustituyendo a Fernando Andreu. Este derivó el asunto a la Fiscalía, que opina que debe unirse al caso. Entrarán así nuevas pruebas contra los imputados, que en 2016 negaron la operativa de financiar acciones para cubrir la ampliación.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios