detenido por la trama de idental

Bankia denuncia por estafa millonaria a un directivo que trampeó el control de riesgo

La entidad y la Fiscalía abren un proceso penal contra un exdirector de riesgos, Jorge Puga, que presuntamente concedió 50 millones en créditos a sociedades de su entorno

Foto: Logo de Bankia.
Logo de Bankia.

Bankia acude a los tribunales por la estafa millonaria de un exdirectivo. La entidad nacionalizada está personada en una causa contra su exdirector de riesgos en su principal territorial —zona Centro (Madrid)— Jorge Puga, por presuntos delitos de estafa y falsedad documental, según fuentes judiciales consultadas por El Confidencial.

Este exdirectivo cometió una presunta estafa por la cual se concedieron créditos valorados en unos 50 millones a empresas de su entorno. El daño actual —provisiones— se estima en 24 millones y el nivel de créditos, en 35 millones.

Esta causa es parte de una investigación interna de Bankia que detectó operaciones irregulares tras la salida de Puga dentro del plan de prejubilaciones llevado a cabo en 2016. Al detectar el caso, la entidad nacionalizada se puso en contacto con la Fiscalía Anticorrupción, el Sepblac (Servicio Ejecutivo de la Comisión de Prevención del Blanqueo de Capitales), el BCE y el Banco de España.

Este exdirectivo también está implicado en una causa por una presunta trama ilegal en iDental, por la que fue detenido hace unos días, según Colpisa.

Los casi 50 millones son parte de las operaciones sospechosas que analizó Bankia, que también detectó otros créditos mal concedidos por al menos otros 50 millones, aunque no tenían fundamento para un proceso penal. En total, más de 100 millones presuntamente irregulares. Fuentes de la entidad contextualizan que la territorial Centro concede unos 2.500 millones anuales.

Los bancos suelen ser objeto de este tipo de fraudes muy a menudo, aunque suelen ocurrir a nivel de sucursales, con directores de oficina que se llevan dinero de clientes.

Operativa

En el caso de Puga, este exdirectivo se valió presuntamente de una posición influyente en el banco para conceder créditos de entre cuatro y 10 millones de euros que no fueran detectados por ninguna otra área de riesgos ni de control de la entidad. Usó todo su conocimiento y experiencia en la casa para burlar los sistemas internos. Bankia afirma que ya ha actualizado los mecanismos de control para que no se repitan estafas como esta.

Todos los créditos presuntamente irregulares fueron a parar a un grupo del entorno de Puga, que eliminó un código para que no saltaran alarmas de excesivo riesgo a un mismo 'holding'.

Con este dinero, las empresas beneficiarias de los créditos compraron todo tipo de activos: inmuebles, hoteles, empresas y clínicas dentales, entre otros. Los adquiría con tasaciones sobrevaloradas, según la denuncia, y posteriormente realizaba ampliaciones de capital fantasma que iban a parar a Suiza.

A partir de ahí se pierde el rastro de parte del dinero, motivo por el que Bankia también denuncia por un presunto delito fiscal a las sociedades. El caso está admitido por el Juzgado número 53 de Madrid.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios