cancelación de bonus y menores ventas

John Lewis y M&S alimentan los temores del mercado tras una mala campaña de Navidad

Han hecho balance de la campaña más importante del año y el resultado no da lugar al optimismo precisamente, con John Lewis cancelando el bonus de sus empleados

Foto: Tienda de Marks & Spencer (Reuters)
Tienda de Marks & Spencer (Reuters)

Continúa el goteo de malas noticias para el retail europeo. Sin antes de Navidades fue el comercio online el que encendió las alarmas tras el profit warning de la británica Asos, que arrastró al resto del sector textil, ahora ha sido el turno de las grandes cadenas minoristas británicas, que han hecho balance de la campaña más importante del año y el resultado no da lugar al optimismo precisamente.

Han sido, principalmente, John Lewis y Marks & Spencer los que han dado un nuevo argumento para aquellos que vienen pronosticando el final de ciclo económica y la próxima crisis. Así, en el caso de la primera, la tímida subida del 1,4% de las ventas respecto al mismo periodo del año anterior no ha sido suficiente para que sus 83.000 empleados cobren bonus este año.

De esta manera, los grandes almacenes han asegurado que aunque tenga el dinero para pagar a la plantilla un pequeño bonus, tienen que "considerar cuidadosamente" si ese desembolso "es prudente este año". Si finalmente decide hacerlo, será la primera vez desde 1953 que sus empleados no reciban esta extra y la cuarta en toda su historia. Solo ha suspendido el bonus en tres ocasiones, durante la II Guerra Mundial y en 1920.

Por su parte, M&S ha adelantado que sus ventas han sufrido otra caída en el periodo crucial de la campaña comprendida desde las trece semanas anteriores al 29 de diciembre. Concretamente un descenso del 2,2% en total. En cuanto al descenso por divisiones, el textil ha bajado un 2,4% en ese periodo mientras que en alimentación el retroceso fue del 2,1%.

En este sentido, su consejero delegado, Steve Rowe, aseguró que "la combinación de la caída de la confianza de los consumidores, el clima, el Black Friday y una prolongación de las rebajas por parte de nuestros competidores han hecho de noviembre un periodo comercial muy desafiante".

Pero llueve sobre mojado en una segunda mitad de 2018 muy negativa para todo el sector 'retail'. Y a ambos lados del Atlántico. Sears fue el primero de los grupos de grandes almacenes a nivel mundial en caer tras acogerse a la Ley de Bancarrota de EEUU el pasado mes de octubre. Desde entonces, el goteo de malos resultados, rebaja de previsiones y 'profits warnings' ha sido costante.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios