el consumo se desploma un 42% en un lustro

Por qué los españoles apenas comen conejo en Nochebuena (ni el resto del año)

El conejo aspira a convertirse en un plato típico navideño, pero le queda un largo camino. Los jóvenes 'pasan' de comer este tipo de carne, lo que ha motivado una caída del consumo sin precedentes

Foto: La interprofesional del conejo (INTERCUN) ha puesto en marcha campañas para promover su consumo.
La interprofesional del conejo (INTERCUN) ha puesto en marcha campañas para promover su consumo.

El conejo se ha convertido en el gran olvidado en las cenas o comidas navideñas. Es uno de los pocos platos con nula popularidad en Nochebuena, eclipsado por duros competidores como el cordero asado, el cochinillo, el pavo relleno o el besugo al horno. El problema es que su escaso éxito no se reduce a esta época del año.

Basta con echar un vistazo a los últimos datos del Ministerio de Agricultura (MAPAMA). El consumo de conejo está en caída libre desde hace una década, con un descenso del 42% desde 2008. Sólo 16 de cada 100 españoles lo incluyen en su dieta, a diferencia de otras carnes como ternera, cerdo, pollo o cordero.

No es un tema de precios. De hecho, el conejo es uno de los platos más baratos -con un precio medio de 5,94 euros el kilo-, en contraste con la carne de ovino / caprino (10,90 euros) o de vacuno (9,42 euros). Ya sea por su sabor intenso, por la falta de tiempo para prepararlo o porque más de uno lo asocia a un animal de compañía, no termina de cuajar entre los españoles. Sobre todo si ponemos el foco en un colectivo en particular.

"Los jóvenes tienen una idea muy tradicional de la carne de conejo y piensan que no encaja con su estilo de vida. Desconocen tanto las nuevas formas de presentación del producto (mini hamburguesas, salchichas, lomos, ternuras, muslos) como las nuevas recetas fáciles, sencillas, rápidas y perfectamente adaptadas al escaso tiempo para cocinar del que disponen", explica a este periódico la directora de la Interprofesional Cunícola (INTERCUN), Mari Luz Santos.

En definitiva, comer conejo no es 'cool' para las nuevas generaciones. Tanto es así que el perfil de consumidor se reduce a los adultos sin niños, las parejas con hijos mayores y los jubilados. Los jóvenes independizados no se decantan por esta carne cuando toca hacer la compra, o así se desprende del último informe de consumo de alimentación (2017) elaborado por el MAPAMA.

El consumo no ha cesado de caer salvo en 2013. Los españoles se pasaron a una de las carnes más baratas en plena crisis, con un repunte del 27% ese año frente a 2012. Lo mismo ocurrió tanto con el gasto por habitante como con las ventas, que han caído un 35% en volumen en una década.

Más de uno no come conejo porque lo asocia a un animal de compañía.
Más de uno no come conejo porque lo asocia a un animal de compañía.

Con todo, el conejo tiene un peso del 3,3% en las ventas de carne fresca. Las regiones donde más se consume son Aragón, Galicia, Navarra, Cataluña, Castilla y León o Valencia. En el otro extremo se sitúan Andalucía, Cantabria y Extremadura.

España es uno de los países productores europeos más importantes, por detrás de Francia. Un 25% de las 210.000 toneladas anuales producidas en la Unión Europea (UE) procede de nuestro país, sobre todo de Galicia y Cataluña. Las exportaciones tienen un peso del 12,4%.

Salvemos al conejo

La interprofesional del conejo centra sus esfuerzos en dar a conocer nuevas recetas y acercar esta carne a los hogares españoles. Lo hace en estrecha colaboración con el Ministerio de Agricultura y está a punto de poner en marcha una campaña de promoción financiada con fondos europeos -procedentes de la PAC-, que incluye 'spots' de televisión o cine, actividades en redes sociales y talleres formativos a profesionales.

Santos lo tiene claro. "Es una pena que el conejo no sea una de las carnes de gran tradición navideña. Es un alimento muy rico y saludable con unas características interesantes desde el punto de vista nutricional, al ser carne blanca, magra, baja en sodio, digestible y ligera que permite compensar los excesos de comida", algo muy necesario en estas fechas.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios