nueva política de remuneraciones

El Corte Inglés oficializa los sueldos de las herederas y limita los de sus consejeros

El órgano de gobierno del grupo de grandes almacenes ha aprobado una nueva política de remuneraciones para adaptarse a las prácticas habituales de gobierno corporativo

Foto: El presidente de El Corte Inglés, Nuño de la Rosa. (EFE)
El presidente de El Corte Inglés, Nuño de la Rosa. (EFE)

El consejo de administración de El Corte Inglés aprobó ayer miércoles un cambio sustancial en las remuneraciones de sus administradores. Según indican fuentes próximas al grupo de grandes almacenes, el 'holding' presidido por Jesús Nuño de la Rosa dio luz verde a una nueva política de retribuciones para adaptarse a las nuevas normas de gobierno corporativo. El resultado es que los consejeros van a cobrar de forma lineal 700.000 euros, según sancionó el órgano de dirección del grupo de grandes almacenes, que también oficializó los sueldos que cobran en concepto de ejecutivas Marta y Cristina Álvarez Guil, las hijas herederas de Isidoro Álvarez.

Las mismas fuentes señalan que, tras solicitar a una empresa especializada en recursos humanos y alta dirección un informe comparativo de remuneraciones y después de la emisión de bonos del pasado mes de septiembre, el consejo ha considerado que es el momento de normalizar dichos salarios con los de una compañía cotizada. La decisión ha sido propuesta por la nueva comisión de retribuciones de El Corte Inglés, creada el pasado mes de julio por Jesús Nuño de la Rosa tras relevar a Dimas Gimeno.

La política general establece un límite máximo a recibir de 28 millones, de los cuales 16 millones se corresponderán con sueldos y dietas, y 12 serán en concepto de indemnizaciones. De la Rosa, que hasta la fecha no tenía ni contrato de presidente, percibirá una cifra entre los 1,5 y los 1,8 millones, por debajo de los 2,3 millones que ganaba Gimeno.

Hasta el momento, cada consejero de El Corte Inglés percibe un ingreso mínimo de 700.000, cantidad que en muchos casos llegaba al millón de euros. Ahora, ninguna retribución podrá superar los citados 700.000 euros, tras lo que internamente definen como una "racionalización" de las retribuciones. La cifra mínima, pese a coincidir con el sueldo medio de un integrante de una empresa que ya está en bolsa, es casi cinco veces superior a los 150.000 euros que percibe cualquier administrador de una sociedad similar en tamaño a la del 'holding' de la distribución. Si se hiciese una comparativa con las empresas que forman parte del Ibex 35, El Corte Inglés ocuparía el undécimo puesto por facturación y el vigésimo séptimo por beneficios, según los datos de 2017.

En algunos casos, como el de Manuel Pizarro, el único consejero independiente de los últimos cinco años hasta el nombramiento de Fernando Becker el pasado mes de agosto, la retribución de los administradores de la compañía se aproximaba al millón de euros anuales. Una prima que se explica por su pertenencia a la comisión de auditoría y control. Becker, que fue designado en la pasada junta general de accionistas, entró con la condición de aceptar la nueva política de remuneraciones, por lo que desde ahora recibirá los citados 700.000 euros.

Las hijas de Isidoro Álvarez, Marta (2i) y Cristina.
Las hijas de Isidoro Álvarez, Marta (2i) y Cristina.

Pero lo más relevante es la decisión de oficializar el salario que hasta la fecha han percibido varios consejeros dominicales, es decir, los miembros que a la vez son accionistas destacados de la sociedad. Entre ellos, Marta y Cristina Álvarez Guil, las dos hijas de Isidoro Álvarez que entraron en el consejo de administración tras el fallecimiento de su padre en 2014. Según distintas fuentes, ambas perciben al año cerca de 1,6 millones de euros, sumado su sueldo como consejeras y como ejecutivas. El problema es que ni Marta ni Cristina aparecían en el organigrama del grupo y no tenían funciones ejecutivas reconocidas oficialmente. No obstante, la primera sí tiene cargo en el departamento de moda y diseño, mientras que la segunda ejerce labores dentro del área de grandes clientes corporativos.

Estos sueldos provienen de la etapa anterior, dirigida por el propio Isidoro Álvarez. El histórico presidente tenía como práctica habitual abonar una retribución muy alta a todos los consejeros como forma de gratificarles por el bajo porcentaje de dinero de los beneficios que solía destinar a dividendos. Por ello, todos los dominicales cobraban entre 1,4 y 1,6 millones, con indiferencia de que tuvieran o no alguna responsabilidad ejecutiva. En esta situación estaban, entre otros, Carlota Areces y Paloma García Peña, representantes de Corporación Ceslar y Cartera Mancor, respectivamente.

El pasado año, la remuneración del consejo de administración de El Corte Inglés ascendió a 18,79 millones de euros, un 36,55% más que en el ejercicio precedente. La explicación de este extraordinario incremento es el coste que tuvo en forma de indemnizaciones la guerra por el poder entre los accionistas en el órgano de gobierno de la compañía. Según la auditoría oficial, El Corte Inglés pagó 6,24 millones de euros en sueldos en el último año fiscal, frente a los 4,5 millones del ejercicio anterior, 2016-2017. Pero, además, abonó 9,25 millones en lo que denomina 'otros conceptos', que son los sueldos de los consejeros dominicales y el finiquito de Leopoldo del Nogal.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios