por la indemnización a un consejero amigo

El sueldo del consejo de El Corte Inglés se dispara un 36% con finiquitos en diferido

La remuneración del órgano de gobierno incluye la indemnización de 4,8 millones a un consejero que cedió su asiento para que las hijas se hiciesen con el poder del grupo

Foto: Fachada del Corte Inglés de Callao, en Madrid. (EFE)
Fachada del Corte Inglés de Callao, en Madrid. (EFE)

El Corte Inglés tuvo un gran ejercicio fiscal 2017-2018, acabado el pasado 28 de febrero. Su beneficio creció un 25% y las ventas aumentaron un 2,8%. Pero lo que más subió fue la remuneración del consejo de administración, que se gastó un 36,55% en sueldos, hasta los 18,79 millones de euros. La explicación de este extraordinario incremento es el coste que ha tenido en forma de indemnizaciones la guerra por el poder entre los accionistas en el órgano de gobierno de la compañía.

Según la auditoría oficial, El Corte Inglés pagó 6,24 millones de euros en sueldos en el último año fiscal, frente a los 4,5 millones del ejercicio anterior, 2016-2017. Además, abonó 9,25 millones en lo que denomina ‘otros conceptos’, prácticamente la misma cifra (9,26 millones) que en años precedente. Sobre la primera partida, la compañía aclara que “ha abonado indemnizaciones por importe de 1,6 millones”, sin especificar quién fue el beneficiario de este dinero.

Pero en dicho documento se hace referencia a que "el 24 de julio de 2017, el consejero José Leopoldo del Nogal Rapero presentó su dimisión, que fue aprobada por el consejo de administración" un día más tarde. Como adelantó El Confidencial por esas fechas, Del Nogal, un hombre de la casa de toda la vida, responsable de compras, aceptó renunciar a su cargo de forma anticipada a cambio de una generosa cantidad de dinero para facilitar el control de las hermanas Marta y Cristina Álvarez Guil.

Aunque a Del Nogal le quedaban aún tres años de mandato como consejero, el veterano ejecutivo, muy cercano a Dimas Gimeno, acordó dejar su puesto para que las hijas herederas tuvieran otro asiento más en el órgano de gobierno, al que entraron tanto Jesús Nuño de la Rosa, presidente desde mediados de junio de este año, como Victor del Pozo, actual consejero delegado. Ambos próximos a Marta y Cristina Álvarez Guil.

No obstante, esos 1,6 millones no fueron la indemnización que se pactó con Del Nogal, ya que en el informe anual de El Corte Inglés se admite que se “ha acordado igualmente retribuciones por otros conceptos vinculados al cese de la función de determinados consejeros por importe de 3,2 millones pagaderos en varios ejercicios”. Es decir, que el cheque para Del Nogal fue realmente de 4,8 millones de euros (sin contar la compra de las acciones en su poder, que no se especifica), pero se pactó abonarlo en diferido, al más puro estilo María Dolores de Cospedal.

Según distintas fuentes, el acuerdo para trocear el finiquito se debe a las restricciones que impusieron la banca acreedora y el jeque de Qatar para refinanciar la deuda de 4.100 millones del grupo en 2015. Un alargamiento de los vencimientos y un préstamo convertible en acciones que tenía lo que se denominan ‘covenants’ o cláusulas que limitan, entre otras cosas, la distribución de dividendos y las retribuciones a los directivos. Por ello, Del Nogal aceptó que le difirieran dos tercios de su indemnización, fragmentación que además tiene ventajas fiscales.

El pacto con Gimeno

Los 6,24 millones gastados en sueldos suponen un aumento del 38,7% sobre la remuneración pagada en el año 2016-2017. Si se suman a los 9,25 millones por ‘otros conceptos’, el incremento del coste del consejo se reduce a un 13,29%. Pero si se agregan los 3,2 millones ya acordados con el consejero saliente y que se han aparcado, la retribución total y real del consejo asciende a 18,79 millones, un 36,55% más.

La oficialidad de la indemnización de Del Nogal, sobre la que El Corte Inglés ha mostrado siempre gran discreción, cobra gran importancia en estos momentos. Especialmente, porque la compañía ha ofrecido un pacto también millonario a Dimas Gimeno para que abandone el consejo de administración antes de la celebración de la junta general de accionistas, prevista para el próximo 26 de agosto. Aunque las posturas están muy alejadas, porque la compensación exige al presidente destituido la retirada de todas las acciones judiciales, lo que se desprende del finiquito de Del Nogal es que el del sobrino de Isidoro Álvarez sería aún mayor por su calidad de expresidente.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios