por la indemnización a leopoldo del nogal

El jefe jurídico del ECI se planta ante las herederas por el 'finiquito' a Del Nogal

El secretario del consejo de administración exige validar la millonaria indemnización de Leopoldo del Nogal que Marta Álvarez quiere pagar sin aprobación del órgano de gobierno

Foto: Fachada de El Corte Inglés. (EFE)
Fachada de El Corte Inglés. (EFE)

Marta y Cristina Álvarez Guil creen haber encontrado la fórmula para indemnizar con hasta ocho millones de euros a Leopoldo del Nogal, el consejero con cargo en vigor al que invitaron a dimitir para tener un mayor control del órgano del gobierno de El Corte Inglés. Pero Antonio Hernández Gil, secretario del consejo de administración y máximo responsable del departamento jurídico, se niega a validarlo por considerar que es un pago irregular que podría traer consecuencias legales.

Las herederas de Isidoro Álvarez han propuesto abonar la liquidación a Del Nogal, un hombre cercano al actual presidente, Dimas Gimeno, como si se tratase de una indemnización por el despido de un directivo. En concreto, ofrecen pagarle los ocho millones como una cláusula de no concurrencia que le impediría trabajar en cualquier empresa del sector de El Corte Inglés durante los tres próximos años.

El presidente de El Corte Inglés, Dimas Gimeno. (EFE)
El presidente de El Corte Inglés, Dimas Gimeno. (EFE)

El cobro no se haría al contado, como había pedido el veterano consejero, sino que tendrá que esperar los tres años que le quedaban por su mandato. El acuerdo incluye un incentivo adicional por su cese voluntario y el coste fiscal, al no ser de aplicación la reducción del 30% de renta irregular a la indemnización derivada del pacto de no competencia. De esta forma, consideran que la liquidación no tiene que ser aprobada por el consejo de administración, al que pertenecía hasta el pasado mes de julio.

El expresidente de Endesa y exconsejero de Telefónica no había recibido hasta el pasado viernes el dictamen con la indemnización

En la reunión del órgano de gobierno en el que Del Nogal accedió a dejar su asiento, el abono por su dimisión repentina no fue refrendado por la mayoría de los consejeros, por lo que se acordó que no constara en el acta. En la que se celebró el 27 de agosto previa a la junta general del consejo, no se incluyó en el orden del día por la negativa de algunos de los asistentes. Este miércoles habrá un nuevo consejo de administración, cuyo secretario cree necesario que valide el finiquito pese a la oposición de Marta y Cristina Álvarez.

La liquidación ha sido firmada por Víctor del Pozo, director general del negocio ‘retail’ y nuevo consejero desde la pasada junta general. Del Pozo, la mano derecha de Marta Álvarez y virtual consejero delegado, ha tomado esta decisión sin tener la aprobación todavía de Manuel Pizarro, el único consejero independiente y presidente de la comisión de Auditoría. El expresidente de Endesa y exconsejero de Telefónica no había recibido hasta el pasado viernes el dictamen con la indemnización, que ha sido incluida finalmente en el orden del día del próximo consejo.

Estiman que la cantidad de ocho millones no parece adecuada ni proporcional a ejercer libremente la profesión a una persona en edad de retiro

La división es tal que hasta Jesús Nuño de la Rosa, el otro consejero-ejecutivo afín a Marta Álvarez, no ha querido rubricarla por temor a las consecuencias legales con las que amenaza el representante del jeque de Qatar, dueño del 14% de las acciones. Fuentes legales consultadas consideran que se trata de una liquidación simulada con el fin de quedarse con un puesto en el consejo de administración y fortalecer su control frente a la oposición de Gimeno, el inversor de Oriente Medio y los octogenarios Florencio Lasaga y Carlos Martínez Echeverría.

Especialmente porque Del Nogal tiene ya más de 65 años, tras más de 50 como empleado de El Corte Inglés, por lo que ha rebasado la edad de jubilación y difícilmente podría ser contratado como ejecutivo por otra compañía competidora. Además, estiman que la cantidad de ocho millones no parece adecuada ni proporcional a ejercer libremente la profesión a una persona en edad de retiro. Por si fuera poco, agregan que un consejero que ha pasado tanto tiempo en un órgano de gobierno tiene una obligación directa e implícita de lealtad al término de su mandato.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios