entra victor del pozo en el órgano de gobierno

Guerra en el consejo de El Corte Inglés por la mega liquidación a Del Nogal

Las diferencias en el órgano de gobierno del grupo de distribución se han puesto de nuevo de manifiesto por la indemnización al consejero defenestrado por las herederas de Isidoro

Foto: El Corte Inglés de Paseo de la Castellana. (Luis García/CC)
El Corte Inglés de Paseo de la Castellana. (Luis García/CC)

La Junta General de Accionistas (JGA) de El Corte Inglés que se ha celebrado este domingo ha venido precedida de una guerra sin precedentes. Las diferencias en el órgano de gobierno del grupo de distribución se han puesto de manifiesto en la reunión que se ha celebrado horas antes de la JGA, en la que tampoco se ha rubricado en esta ocasión la indemnización millonaria a Leopoldo del Nogal, el consejero que dejó sus funciones en julio forzado por Marta Álvarez Guil y que ha sido relevado por Victor del Pozo, el directivo de confianza de las hijas adoptivas del expresidente Isidoro Álvarez.

La compensación de entre 6 y 8 millones que Álvarez Guil pactó con Del Nogal para que renunciase a su asiento, pese a que le quedaban tres años y medio de mandato, ha chocado con la oposición de la mayoría de miembros del consejo de administración, especialmente el presidente actual, Dimas Gimeno, Shahzad Shanbaz, representante del jeque de Qatar dueño ya de casi el 14% del capital, y Manuel Pizarro, único consejero independiente de El Corte Inglés. Ante las dudas legales del mismo, se ha dejado en suspenso el millonario pago al antiguo directivo, mentor de Gimeno, y se ha decidido que el asunto no se tratase oficialmente ni en la reunión del consejo previa a la Junta General. Los demás puntos, los que fueron recogidos en el orden del día, fueron aprobados por unanimidad.

El presidente y CEO de El Corte Inglés, Dimas Gimeno. (EFE)
El presidente y CEO de El Corte Inglés, Dimas Gimeno. (EFE)

Marta Álvarez Guil no tenía apoyos suficientes para abonar la histórica compensación a Del Nogal, la cual contaba con la implicación directa del secretario del consejo, Antonio Hernández-Gil. Pese a tener el respaldo de Nuño de la Rosa, director general de la agencia de viajes y consejero desde marzo, y de Víctor del Pozo, director general y virtual número dos del grupo, nombrado este mismo domingo, las herederas tampoco han conseguido el visto bueno de Florencio Lasaga y Carlos Martínez-Echevarría, dos históricos directivos de la casa.

Los consejeros están preocupados por las consecuencias legales de responsabilidad personal a la que tuvieran que hacer frente si alguno de los opositores denunciase el pago de los hasta 8 millones, ya que no ha sido posible justificar el desembolso de tal cantidad. Hernández-Gil, tras consultar con varios bufetes de abogados especializados en la materia, se ha negado a llevar formalmente el pago al consejo hasta que no haya consenso y esté blindado jurídicamente para todos los implicados.

La reciente admisión a trámite de la querella por una presunta indemnización ilegal ha marcado un nuevo hito entre las grandes empresas españolas

Un hecho que parece difícil a corto plazo ya que a todas luces se interpreta como la compra de un asiento en el órgano de control de El Corte Inglés, con dinero de la empresa, para poner a uno de los hombres fieles de Marta y Cristina Álvarez Guil. La reciente admisión a trámite de la querella por una presunta indemnización ilegal, por delito societario y por apropiación indebida a todo el consejo de Caixabank por la salida pactada de 16 millones de euros de Juan María Nin, en su rol de consejero, vicepresidente y consejero delegado, ha marcado un nuevo hito entre las grandes empresas españolas y servido de aviso a navegantes entre toda la comunidad de consejeros, que afecta directamente a este caso de El Corte Inglés.

Aunque Del Nogal asegura estar tranquilo, ya que dice tener un documento de compromiso firmado por Hernández-Gil para cobrar sus 8 millones, distintos expertos jurídicos consultados indican que el consejero saliente deberá emprender acciones legales para forzar a El Corte Inglés al pago de su indemnización. Posteriormente, el consejo de administración en pleno, y cada consejero en particular, deberá depurar responsabilidades con Marta Álvarez Guil para evitar implicaciones futuras.

Juan María Nin. (EFE)
Juan María Nin. (EFE)

Gimeno, el representante del jeque Hamad bin Jassim Jaber al Thani y Pizarro van a vigilar que las hermanas no utilicen fórmulas alternativas para abonar la cantidad pactada, en un momento clave para el futuro del grupo dados los retos operativos, financieros y de adaptación del gobierno corporativo a su nueva definición como empresa de interés público. Una calificación que la obliga a nombrar a consejeros independientes y a separar la gestión de la propiedad, una exigencia a la que de momento se oponen las herederas de Isidoro Álvarez.

Ana Botín, al tanto de las maniobras

Con la salida pagada de Del Nogal, la persona más próxima a Gimeno, del que fue su tutor por orden de Isidoro, Marta y Cristina Álvarez avanzan en su ambición de aislar al actual presidente, controlar a la vieja guardia y evitar a salida a bolsa que pide el jeque catarí. El inversor de Oriente Medio ya ha solicitado en los últimos consejos que se active esta operación para cumplir con el contrato que se firmó hace ahora dos años cuando entró en el capital de El Corte Inglés mediante la concesión de un préstamo de 1.000 millones de euros a cambio del 12% inicial del accionariado.

La compañía debe hacer frente el próximo año a una amortización de casi 250 millones del préstamo sindicado firmado en 2013 y refinanciado en 2015

Los bancos acreedores de la deuda de 4.000 millones que arrastra el holding de grandes almacenes también apoyan esta vía como fórmula para profesionalizar la gestión. Especialmente, el Banco Santander, máximo prestamista de El Corte Inglés, y cuya presidenta, Ana Botín, está al tanto de los movimientos de unos y de otros. Hay que recordar que la compañía tiene que hacer frente el próximo año a una amortización de casi 250 millones del préstamo sindicado firmado en 2013 y refinanciado en 2015. El grupo ha pedido una segunda novación del crédito, pero los bancos quieren garantías de que la administración es acorde a los retos que tiene encima de la mesa ante la competencia de Inditex, Mercadona y de Amazon.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios