busca un nuevo dueño para vivanta

Portobello pone a la venta sus 300 clínicas dentales y de belleza al año de comprarlas

El fondo de capital riesgo ha encargado al banco estadounidense Moelis & Co buscar un inversor para Vivanta, el grupo creado en julio de 2017 con la compra de cinco cadenas

Foto: Página web de Vivanta.
Página web de Vivanta.

El negocio de las clínicas dentales y de la estética está en plena ebullición. Así lo entiende Portobello Capital, la mayor firma de capital riesgo de España, que ha encargado la venta de Vivanta, el grupo que creó hace apenas un año tras adquirir 300 establecimientos relacionados con la salud y la belleza. El fondo ha encargado la transacción a Moelis & Co, un banco de inversión americano que capitaliza 2.300 millones de dólares, pero sin presencia en España y especializado en el sector al que Portobello entró hace poco más de 12 meses.

El origen de Vivanta fue la adquisición en julio de 2017 de Unidental, tal y como adelantó El Confidencial. La adquisición de esta cadena, con 160 clínicas (49 propias y 111 en régimen de franquicia), fue el punto de partida para constituir un grupo del que dos meses más tarde formarían parte Láser 2000, Plénido, Avandent y Grupo Clínico Dental Dr Senis. En total, 270 puntos de atención bucal y estética, que Juan Olave, consejero delegado de la compañía, quiere ampliar hasta 350 en cinco años.

La firma dirigida por Íñigo Sánchez-Asiaín ha decidido buscar un comprador para este 'holding', que tiene una facturación próxima a los 150 M

Pero será ya sin Portobello en el capital, porque la firma dirigida por Íñigo Sánchez-Asiaín ha decidido buscar un comprador para este 'holding', que tiene una facturación próxima a los 150 millones de euros. Según fuentes financieras, la operación puede ascender a unos 300 millones de euros, lo que, de conseguirlo, supondría multiplicar por dos la inversión que el ‘private equity’ hizo el pasado año.

La decisión de desprenderse tan rápidamente de esta apuesta se debe al interés surgido entre potenciales compradores, que buscan consolidar sus posiciones en un sector todavía muy atomizado. De hecho, en España existen más de 22.000 establecimientos dentales independientes uniclínica, mientras que otras 2.500 clínicas están integradas en alguna red, muchas de ellas de no más de media docena de establecimientos.

Uno de los que han estado interesados en entrar en este sector es Cerberus, que el pasado año estuvo en conversaciones avanzadas para comprar iDental. La operación se truncó finalmente al destaparse la estafa del grupo dirigido por Luis Sans Huecas, según descubrió la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional. Pero, pese a este caso, que ha acabado con la compañía en concurso de acreedores y los clientes sin servicio, los fondos de capital riesgo mantienen su intención de invertir en esta industria por los altos márgenes que se obtienen, por encima del 40% en muchos casos.

Otro de los que podrían estar interesados en comprar Vivanta es Javier Botín, que en 2016 se quedó con Vitaldent, también en una situación muy delicada tras destaparse una estafa que dejó tirados a miles de clientes y franquiciados. El consejero del Banco Santander tomó el control —se hizo con el 70% del capital— por apenas 40 millones de un grupo que llegó a ser valorado en 350 millones.

Aunque Portobello señaló en septiembre de 2017 que con esa operación se ponía en marcha un grupo enfocado en la salud dental y estética "con una clara vocación de liderar el mercado nacional", el fondo ha decidido ya ponerlo a la venta de la mano de Moelis & Co. Este banco de inversión es uno de los más grandes de Estados Unidos de los llamados independientes, ya que no pertenece a ninguno de los grandes grupos bancarios de Wall Street. La firma, que tiene 650 empleados y vale en bolsa 2.600 millones de dólares, no tiene, sin embargo, oficina en Madrid, por lo que su contratación ha sido una sorpresa en el sector.

Lo que parece claro es que Portobello tiene prisa por liquidar su cartera de participadas, ya que en los últimos meses se ha desprendido de parte de sus inversiones. El pasado verano vendió Multiasistencia a Allianz por unos 300 millones y en las próximas semanas espera cerrar el traspaso de su 55% en el grupo marítimo Iberconsa. Antes intentó sin suerte colocar Grupo Uno, dedicado a la logística, y el pasado año vendió la empresa de geriátricos Vitalia a CVC Capital Partners por cerca de 240 millones.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios