la ley de transición energética potenciará su uso en españa

El hidrógeno pide paso como combustible ante el veto a gasóleo y gasolina

El Gobierno le asigna el papel de sustituto del gas natural y abre la puerta al despliegue del coche de hidrógeno. Los gasolineros, interesados, y las automovilísticas, entrando poco a poco

Foto:  Recarga de un vehículo de hidrógeno en la estación del parque tecnológico Walqa en Huesca. (Fundación del Hidrógeno de Aragón)
Recarga de un vehículo de hidrógeno en la estación del parque tecnológico Walqa en Huesca. (Fundación del Hidrógeno de Aragón)

Al hidrógeno se le puede dar la vuelta como un calcetín: mezclándolo con oxígeno se genera agua y electricidad, pero si la electricidad se la aplicamos al agua esta genera hidrógeno y oxígeno. Sobre esta base científica conocida desde hace más de un siglo (electrolisis) se sustenta el potencial del hidrógeno como sustituto de los combustibles fósiles. En especial ahora que el Gobierno español quiere prohibirlos a partir de 2050, según el borrador de futura Ley de Cambio Climático. Como otros países europeos, aunque en el desarrollo de alternativas al motor de explosión vamos con retraso respecto a nuestros socios comunitarios. ¿La baza? El coche eléctrico de pila de hidrógeno y el coche eléctrico de batería son los únicos cero emisiones que podrán matricularse a partir de mediados de siglo en España.

Entonces, ¿por qué se habla tan poco del coche eléctrico que genera esa electricidad por sí mismo a partir de una pila de combustible que mezcla hidrógeno y oxígeno? Básicamente por la inexistencia de hidrogeneras (las gasolineras con surtidores de hidrógeno) en España. Hay seis y otras cuatro en construcción. Frente a ello, como explican desde la patronal de empresarios de estaciones de servicio Ceees, en Alemania hay 25 con el objetivo de llegar a 200 a corto plazo; en Francia se prevé tener 1.000 en 2028; y en Reino Unido, Noruega, Dinamarca o California se están desplegando decenas de surtidores en estaciones existentes.

"Con el hidrógeno vamos a usar un sistema logístico similar y el modelo de negocio no varía para los productores y distribuidores respecto a los combustibles fósiles", apunta Javier Brey, fundador y director general de la firma especializada en sistemas de electrolisis H2B2. "Shell, Total, Galp, todas han entrado o están entrando, como sucesión natural de la venta de combustibles fósiles. Las petroleras españolas son miembros de la Asociación Española de Hidrógeno (AEH), Cepsa y Repsol son socios activos. Le prestan atención, y la futura ley moverá más palancas", abunda Brey, que preside la AEH pero expresa sus opiniones como directivo de H2B2 para este reportaje.

Las marcas de coches japonesas han sido las pioneras en el desarrollo de modelos de coches con pilas de hidrógeno, frente a las europeas que han desarrollado enormemente la eficiencia de los motores de explosión. Desde Hyundai España señalan que las automovilísticas ya han demostrado que pueden poner en el mercado vehículos competitivos con los actuales. Sus ventajas son "sus rápidos tiempos de recarga (5 minutos), su gran eficiencia energética y muy buena autonomía", que puede llegar a 800 km en ciudad para el modelo Nexo de la marca coreana.

Ubicación actual de hidrogeneras, operativas y en construcción. (Centro Nacional de Hidrógeno)
Ubicación actual de hidrogeneras, operativas y en construcción. (Centro Nacional de Hidrógeno)

El tema de los tiempos de recarga no es baladí, sobre todo en comparación con el de los coches eléctricos de batería. Brey señala: "El tiempo de recarga rápida de un eléctrico de batería es de 40-45 minutos en el mejor caso. ¿Iríamos a una estación de servicio para un proceso así? Quizá más bien a un restaurante. Si vamos a esos tiempos de recarga de entre 45 min y 3 horas, los conductores no irán a las estaciones de servicio".

Hyundai considera que otros sectores de la economía han de hacer su papel, "especialmente las energéticas y gasísticas, esperamos que en breve recibamos muy buenas noticias y tengamos pronto una red inicial de hidrogeneras que permita un despliegue inicial, que más adelante se demostrará imparable".

Combustibles de transición hasta el hidrógeno renovable

En cuanto al precio del kilo de hidrógeno, desde Ceees confían en que la extensión de la red de hidrogeneras y vehículos lo rebaje en un 80%, desde el entorno de 10 kilos ahora a los 2 euros. El consumo promedio hoy es de un kilo por cien kilómetros en los vehículos Toyota, Hyundai o Mercedes que se comercializan, lo que da idea de la reducción del coste de combustible respecto a un motor de explosión.

Otra cuestión clave que coinciden en señalar tanto Brey como la Ceees (que representa a la mitad del sector, unas 5.000 gasolineras) es que hay que tener en cuenta el origen del hidrógeno. Actualmente, más del 95% se obtiene a partir de gas natural (fundamentalmente), lo que supone emitir CO2 para obtener el hidrógeno. Mientras se avanza en la fusión de las energías renovables (eólica y fotovoltaica) con el hidrógeno para que la electrolisis se realice con electricidad limpia, los gasolineros apoyan la existencia de otros combustibles de transición menos contaminantes. H2B2 se ha enfocado únicamente a la obtención de hidrógeno mediante procedimientos sin emisiones, con renovables.

Los propietarios de gasolineras advierten contra convertir todo parque de vehículos en eléctricos de batería para no dejarlo en manos del "oligopolio eléctrico"

Es el caso de los gases licuados del petróleo (GLP) o el gas natural. "Pensamos que los dos tipos de vehículos sin emisiones (de batería y de pila de combustible) podrían coexistir en las estaciones de servicio en un medio-largo plazo. Pero para llegar a ese punto, se deben introducir otros combustibles de transición gaseosos en el corto plazo", señalan desde la Ceees. Antonio Roldán, especializado en la compraventa y modernización de gasolineras a través de Oilnova, señala que sus clientes (empresas con redes de entre 20 y 50 gasolineras) no tienen hasta ahora en mente la instalación de surtidores de hidrógeno. "Sí apuestan por el autogás y por poner cargadores eléctricos para ofrecerlos como servicio", resume.

Junto a ello, otra reflexión de futuro de los propietarios de estaciones de servicio es que "no sería bueno que todos los coches dependieran de una única tecnología (recarga de baterías de coche eléctrico), puesto que se podría caer en una dependencia excesiva del oligopolio eléctrico. El hidrógeno se puede obtener y transportar a las estaciones de diversas maneras, permitiendo incluso su producción 'in situ', lo que da mayores posibilidades para el abastecimiento de las hidrogeneras".

Javier Brey, repostando un vehículo Toyota Mirai en California. (H2B2)
Javier Brey, repostando un vehículo Toyota Mirai en California. (H2B2)

Brey, por último, recuerda también que el borrador de anteproyecto de ley de Cambio Climático y Transición Energética recoge que el gas natural debe ir siendo sustituido por el hidrógeno a largo plazo. "Habrá mecanismos de apoyo al biometano, hidrógeno y a otros combustibles sintéticos siempre que sean de origen renovable. Dado que el biogás es muy escaso, procede de vertederos o depuradoras, las alternativas reales son usar el hidrógeno directamente o convertido en metano renovable".

El directivo, que dirigía la filial de hidrógeno de Abengoa hasta 2016 cuando salió debido a la crisis de esta empresa y creó H2B2, recuerda en este sentido que lo que se conocía como gas ciudad ya era en realidad un gas sintético con un alto contenido en hidrógeno.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios