El Mundial de Resistencia inició la 'misSiOn h24'

El coche de hidrógeno frente a los híbridos y eléctricos: el futuro llega a Le Mans

El hidrógeno llega con fuerza para quedarse tanto en la vida cotidiana como en las competiciones y así se ha demostrado este fin de semana en Spa con la presentación de la Mission H24

Foto: El nuevo prototipo de hidrógeno de BMW sobre el circuito de Spa. (Twitter: @MissionH24)
El nuevo prototipo de hidrógeno de BMW sobre el circuito de Spa. (Twitter: @MissionH24)

Dentro del objetivo de los fabricantes de reducir las emisiones contaminantes, a la era híbrida y la eléctrica comienza a sumarse una nueva energía en la que se lleva trabajando hace pocos años: el hidrógeno, que ha llegado a determinados sistemas de transporte público y este fin de semana también alcanzó la competición, en Spa, con la 'Mission H24' impulsada por BMW que tiene como objetivo competir en el Mundial de Resistencia (WEC) y las 24 Horas de Le Mans.

“Las ventas en todo el mundo de este tipo de vehículos no alcanzan las 6.500 unidades (desde 2013 a finales de 2017)”, según un estudio del Global Market for Hydrogen Fuel Cell Vehicles de 2018. Y, en España, sólo se puede repostar en 6 estaciones a día de hoy... Se estima que lleguen a 20 para 2020. Aún así, compañías como Honda, Toyota, Audi, Daimler, Hyundai o el propio BMW invierten en el desarrollo de esta tecnología para sus coches de calle. La competición, como durante tantos ha hecho la Fórmula 1 (y ahora también la Fórmula E o Le Mans), sirve como laboratorio para exprimir las novedades en el circuito y aplicarlas posteriormente a la carretera. Esta Mission H24 es la primera apuesta seria por el hidrógeno en la pista.

Para Pierre Fillon, presidente del Club del Automóvil de l'Ouest (creador y organizador de las 24 Horas de Le Mans), es un gran avance. “En la edición de las 24 Horas de Le Mans, anunciamos nuestra intención de crear una clase de hidrógeno para Le Mans 2024. Las cosas ahora están empezando a suceder. Creemos en el hidrógeno, al igual que creíamos en la tecnología híbrida. En la actualidad, los automóviles híbridos se conducen en las carreteras de todo el mundo. En ACO, consideramos que Mission H24 es un compromiso genuino con la movilidad futura. Con la asistencia de Green GT nos enfrentaremos a este nuevo desafío y lo mantendremos actualizado periódicamente, en cada paso del camino hacia nuestro objetivo final en 2024".

Jean-Michel Bouresche, CEO de Green GT, está convencido del paso que han dado: "No dudamos en unirnos a la ACO en Mission H24. Hemos estado convencidos del potencial del hidrógeno desde hace varios años y hemos desarrollado una experiencia sólida y reconocida en el campo. Acelerar el proceso de investigación a través de los deportes de motor es un desafío por el que estamos entusiasmados".

2024, es la fecha marcada

BMW tenía claras sus intenciones y el ACO aprovechó la disputa de las 4 Horas de Spa de este fin de semana para presentar definitivamente su apuesta por el hidrógeno. Bautizado como Mission H24. Un proyecto que se anunció hace unas semanas con la intención de hacer que los vehículos con este tipo de propulsión lleguen a ser protagonistas en las 24 Horas de Le Mans de la temporada 2024.

En las 24 Horas de Le Mans de 2024 se creará una clase especial de hidrógeno para una competición de cero emisiones. Una variedad de tecnologías que se han lanzado y probado en el territorio francés a lo largo de los años. Este último desafío busca acelerar la investigación y el desarrollo en torno a este nuevo tipo de combustible, con el objetivo final de lograr una movilidad sin emisiones de carbono para los coches de calle.

¿Cómo funciona?

En un directo de unos veinte minutos, se pudo ver el estado actual del GreenGT LMPH2G y su velocidad rodando sobre el asfalto del trazado belga con Yannick Dalmas al volante. Una exhibición de cara a la galería buscando mostrar el rendimiento de dicho prototipo desarrollado sobre la base de un LMP3 y que cuenta con entre algo más de 660 CV, que se consiguen a través de un sistema por el cual se introduce hidrógeno en una pila de combustible a la que posteriormente se le inyecta oxígeno. La reacción para la formación de moléculas de agua, única emisión que produce dicho sistema, genera calor y electricidad con la que se alimenta una batería.

El silencio al salir del pit lane

“Es un privilegio formar parte de un evento así, tomar el volante de un coche impulsado por hidrógeno. Puedo asegurar que no estaba nada preocupado por conducir un vehículo con hidrógeno a bordo. Todo estaba perfectamente bajo control, con numerosas medidas de seguridad. El silencio del prototipo al salir del pit lane es notable. Se siente distinto al conducir y necesité que me explicaran varios procedimientos. Para una máquina que aún no ha entrado en la etapa de desarrollo, todo el paquete es realmente prometedor. ¡Más que nada cuando sabes que la única emisión de este automóvil es el vapor de agua!”, confesó el piloto. Ya en la jornada del domingo, el Green GT realizo las labores de coche de seguridad en el lanzamiento de la carrera, llegando incluso a alcanzar los 300 km/h.

¿Desbancará a la era eléctrica?

En el campo de la tecnología Fuel Cell, BMW tiene una alianza tecnológica con Toyota, pero este tipo de tecnología no estaba contemplada por ninguna reglamentación de competición. Por ello, la marca bávara quiso aprovechar la invitación para realizar esta presentación, aunque no se acomode a las reglas de prototipos admitidos en la carrera. Un gran paso en competición y que podría servir de espejo para la vida cotidiana donde el hidrógeno ya ha dado grandes pasos aunque su presencia en España todavía va a un ritmo lento.

El hidrógeno es el elemento más abundante en la tierra pero no existe en estado puro. Hay que obtenerlo descomponiendo los hidrocarburos de las energías o bien del agua lo que requiere mucha energía. Las infraestructuras también son escasas y se requieren grandes inversiones por lo que su presencia no es tan sencilla. Lo que si puede traer son ventajas que pueden desbancar a lo eléctrico en la vida cotidiana. No emite ninguna sustancia nociva y además es mucho más fácil de repostar que los monoplazas eléctricos por lo que muchos fabricantes ven un mayor futuro en este combustible.

El Hyundai FCEV, uno de los coches de hidrógeno de la marca coreana.
El Hyundai FCEV, uno de los coches de hidrógeno de la marca coreana.

Once empresas del país del nipón se aliaron el año pasado para desarrollar y promocionar la creación de una red de estaciones de recarga de vehículos de hidrógeno. El proyecto fue liderado por Nissan, Toyota y Honda; tres de los fabricantes nipones que más invierten en este tipo de tecnología para acabar con las emisiones contaminantes y ahora el proyecto sigue creciendo en todo el mundo para convertirse en una realidad en un futuro no muy lejano.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios