tras nueve años de negociaciones

Paradores ultima un nuevo convenio sin sacar de la 'crisis' a sus 4.000 trabajadores

La empresa firmará un plan de jubilaciones anticipadas y rescatará dos días de asuntos propios para su plantilla, pero las restricciones presupuestarias le impiden dejar atrás los sueldos mileuristas

Foto: Paradores está a punto de cerrar un nuevo convenio colectivo con los sindicatos.
Paradores está a punto de cerrar un nuevo convenio colectivo con los sindicatos.

Paradores avanza en materia social, pero se queda atrás si hablamos de sueldos. La empresa y los sindicatos están a punto de sellar un nuevo convenio colectivo (2018-2020) tras nueve años de eternas negociaciones. El proceso no ha servido para sacar de la 'crisis' a los más de 4.000 empleados que trabajan en alguno de los 93 paradores de España.

Casi todos seguirán siendo mileuristas, pese al 'boom' del turismo. Según las nuevas tablas salariales a las que ha tenido acceso este periódico, los trabajadores van a percibir entre 14.596 y 18.336 euros brutos anuales contando con todas las pagas extra este año, es decir, entre 1.216 y 1.528 euros brutos al mes en función del cargo. Esto supone un aumento retributivo de apenas un 1,5% para lo que queda de 2018, un porcentaje "insuficiente" para acabar con la precariedad de los empleados de Paradores. Así lo considera el sindicato de funcionarios CSIF.

"Hoy hay recepcionistas con dos idiomas y estudios universitarios cobrando 1.000 euros (...) Nos quitaron la antigüedad, seguimos sin recuperar los seis días de asuntos propios y los beneficios millonarios de Paradores no se notan en el bolsillo de sus empleados", critican fuentes del sindicato.

En efecto, Paradores disparó sus ingresos un 25,7% en seis años, rozando los 261 millones de euros en 2017. La empresa pública hoy presidida por el socialista Óscar López —en sustitución de Ángeles 'Gela' Alarcó— ganó 17,6 millones de euros el año pasado frente a las pérdidas de 42,5 millones de 2012.

El tijeretazo en gastos de personal ascendió al 13,2% en apenas cinco años (2012-2016), con un ERE de 350 personas y un expediente temporal (ERTE) de por medio. Eso sin contar con las rebajas salariales de entre un 0,5% y un 3%. Las condiciones laborales se deterioraron hasta tal punto que era fácil encontrarse con veteranos cobrando 900 euros al mes por ocho horas diarias.

No obstante, las nuevas contrataciones y los aumentos de sueldo están limitados por la Ley de Presupuestos Generales del Estado, un corsé del que esta sociedad mercantil estatal no puede desprenderse, por más que sus cifras económicas marchen bien. "Paradores y los representantes sindicales reflejamos un acuerdo de intenciones para cumplir el objetivo marcado en el Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva que insta a establecer un salario mínimo de 14.000 euros anuales en 2020", indican fuentes de la compañía.

Nuevo plan de jubilaciones anticipadas

Lo que sí va a hacer Paradores es rejuvenecer su plantilla. Los trabajadores de entre 63 y 65 años podrán acogerse a un plan de jubilaciones anticipadas voluntario, una medida destinada sobre todo a los trabajos más sacrificados (véase camareras de pisos o cocineros), explica César Galiano, responsable de hostelería en UGT y empleado de esta compañía.

Quienes decidan acogerse al programa cobrarán una indemnización de 6.707 euros por cada año que les falte hasta cumplir los 65, tres mensualidades por 20 años de servicio y una nómina más por cada cinco años de antigüedad. La empresa pública también activará otro plan de jubilaciones parciales dirigido a los trabajadores mayores de 61 años y tres meses que acrediten 33 años cotizados. Desde ese momento, podrán trabajar un 25% de su jornada laboral hasta su edad de retiro, lo que significa que los jóvenes se incorporarán para cubrir ese 75% restante con un contrato de relevo.

Paradores deberá concedérselo a los trabajadores que lo soliciten con tres meses de antelación, "salvo que existan dificultades reales y objetivas porque los interesados no cumplan los requisitos o porque no sea posible formalizar un contrato de relevo" por las características concretas del puesto. Entre 350 y 400 empleados podrán acogerse a cualquiera de las dos modalidades (parcial o anticipada) hasta 2020.

"Vamos a recuperar gran parte de lo perdido en materia social, como los dos días de asuntos propios, los nueve fines de semana libres al año o los complementos por enfermedad desde el primer día de baja", destacan fuentes de CCOO. En opinión de Galiano (UGT), este plan para rejuvenecer la plantilla compensa en parte el premio de jubilación que dejó de existir tras la crisis, con una indemnización de entre 6.000 y 12.000 euros para los que llevaban un tiempo vinculados a la empresa.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios