los españoles ganan un 18% menos que EN LA UE

¿Cómo sale adelante un mileurista en Madrid? "Sobrevivo, pero no vivo"

Algunos piden ayuda a los abuelos. Otros nunca salen de copas o buscan compañeros de piso. Así viven los españoles que no llegan al salario medio de 1.300 euros en la capital

Foto: El salario medio de los españoles es de 1.300 euros, pero muchos no llegan ni a mileuristas en las grandes capitales. (Corbis)
El salario medio de los españoles es de 1.300 euros, pero muchos no llegan ni a mileuristas en las grandes capitales. (Corbis)

Unos 1.300 euros netos al mes. Este es el salario medio de los españoles, pero demasiados empleados se quedan muy lejos de esa cifra; tan lejos que tienen que hacer malabares para (sobre)vivir en una gran capital como Madrid. “Vivo al día” es la frase más repetida por todos los mileuristas consultados por este periódico tras conocer los resultados del IV Monitor Anual de Adecco sobre Salarios: el sueldo medio español es de 1.640 euros brutos al mes, 335 euros (-17,8%) por debajo de la media europea.

[Lea aquí: 'Los salarios españoles se alejan de Europa: ya son un 39% más bajos']

Algunos jóvenes -y no tan jóvenes- sueñan con ganar una cantidad similar, como Sandra. Esta psicóloga recién licenciada ha encontrado su primer trabajo en el departamento de Recursos Humanos de un centro de formación: gana 375 euros por media jornada que se suman a los 480 que cobra su madre como auxiliar de comedor en un colegio. Ni entre las dos llegan a los 1.000 euros. Salen adelante tras haber vendido su casa de 100 metros cuadrados y haber comprado otra en la parte más antigua de San Blas, donde los pisos se caracterizan por su diminuto tamaño.

Los pagos en negro y los sueldos miserables son habituales en el sector de la hostelería. (EFE)
Los pagos en negro y los sueldos miserables son habituales en el sector de la hostelería. (EFE)

“Vamos muy ajustadas. Se nos va un sueldo entero solo en la casa, y con el resto comemos. Los costes extraordinarios salen de los ahorros por la venta del otro piso, donde dejamos una deuda de casi 20.000 euros por impago de la comunidad entre intereses y gastos”, cuenta Sandra. Su madre, Manoli, estuvo cuatro años limpiando casas (sin contrato) tras perder su trabajo como camarera en un bar, donde cobraba 1.000 euros limpios. Hoy sigue a flote gracias a un sueldo ya de por sí insuficiente que menguará hasta 350 euros a partir de septiembre, pues le han reducido las horas.

Algo parecido le ocurre a Rosa, una periodista que trabaja en una agencia de comunicación corporativa por 845 euros netos al mes. “Me han recortado la jornada a seis horas y me pagan 300 euros menos que cuando empecé. Lo hacen para no echar a más gente”, explica a este periódico. Los recortes han afectado de lleno a su departamento, pues ha pasado de 25 a 17 efectivos. “Nos toca asumir el trabajo de los que han despedido, es decir, producir más y en menos tiempo bajo la amenaza de quedarte en la calle”.

Esta catalana de 25 años va “tirando” gracias al alivio para el bolsillo que supone compartir piso. “¿Emanciparme de mis dos compañeras? Imposible. Con mi sueldo se puede sobrevivir, que no vivir”. Rosa paga 400 euros por una habitación en el distrito de Chamartín, y hasta ahora ha podido ahorrar un poco de dinero para visitar a su familia en Barcelona dos o tres veces al año. Ya no sabe si podrá seguir haciéndolo. Asegura que muchos de sus compañeros de trabajo aún viven con sus padres porque no pueden permitirse otra cosa.

Tres hijas, 990 euros y un marido en paro

La situación se complica cuando hay bocas que alimentar, o si no que se lo pregunten a Cynthia. Esta argentina trabaja en el área de limpieza de un hotel y cobra 990 euros al mes, una retribución que va menguando año tras año después de que el establecimiento decidiese externalizar el servicio. “El único sueldo que entra en casa es el mío. Mi marido percibe 400 euros de prestación por desempleo. No tenemos coche porque no podemos pagar el seguro y vivimos de alquiler, porque hipotecarse sería una locura”, relata.

Sus condiciones empeoraron cuando los hoteles externalizaron los servicios de limpieza. (Corbis)
Sus condiciones empeoraron cuando los hoteles externalizaron los servicios de limpieza. (Corbis)

La única subvención del Estado que reciben es de 1.000 euros al año para financiar el centro de atención temprana donde tratan a su hija de 12 años, pues padece discapacidad intelectual. Sus hermanas tienen 18 y 22 años y estudian una carrera universitaria que, con mucho esfuerzo, paga su familia. Una vez más, los abuelos ofrecen ese colchón sin el que Cynthia no podría llegar a fin de mes. “Me ayudan mi madre y mi hermana porque si no, no llego. El día 15 o 20 de cada mes ya no me queda dinero en la cuenta”.

"Si no fuera por la ayuda de mi familia, jamás llegaríamos a fin de mes"

El sueldo medio de los españoles puede parecer escaso, pero cuadruplica al de algunos países como Bulgaria (357 euros). Nos situamos en zona intermedia: hay 15 países con salarios medios inferiores, como Portugal, Grecia, Croacia, Polonia, Hungría o Rumanía. Nos superan otros como Italia, Francia o Alemania, aunque la diferencia es abismal sobre todo con Dinamarca (3.553 euros de media), Luxemburgo o Reino Unido.

¿Quién supera la barrera de los 1.300 euros?

Ninguno de los informáticos, ingenieros o empleados de banca consultados por este diario perciben un sueldo inferior a los 1.300 netos. También superan esa cifra -aunque por poco- los profesores y los sanitarios con varios años de experiencia. La situación cambia cuando hablamos de otros empleos dentro del servicio de atención al cliente: vendedores o teleoperadores como Jesús, un madrileño de 26 años que cobra 900 euros netos al mes.

"Si apenas tienes vida social y te aprietas el cinturón, se puede malvivir con 780 euros mensuales"Otros, como Edgar, apenas perciben 780 euros por 40 horas semanales en el departamento de Marketing de una multinacional. “Es mi primer año y confío en que mi sueldo mejore”, precisa este vallisoletano licenciado en ADE. "Si apenas tienes vida social o te aprietas el cinturón, se puede malvivir con esa cantidad". Eso sí: ahorro cero, sin grandes caprichos y con ayuda de los padres.

Los dependientes de tienda no suelen llegar a los 1.000 euros al mes. (Reuters)
Los dependientes de tienda no suelen llegar a los 1.000 euros al mes. (Reuters)

Aurory es esteticista y tampoco llega a los 1.000. Cobra 940 euros de base, bastante más que los 600 que le llegaron a ofrecer por trabajar a jornada completa en otro sitio. “Mi novio y yo nos fuimos a un piso de alquiler mucho más grande y más barato en la sierra. Vivir en Madrid es muy caro”, zanja. Aurory cree que compartir gastos con otras personas es un requisito imprescindible para poder independizarse en la capital.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
45 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios