a cambio le exigen dos condiciones

El Corte Inglés ofrece 10 millones a Dimas Gimeno para sellar una salida pacífica

Las hijas herederas de Isidoro Álvarez quieren firmar la paz con su primo. Para ello, el nuevo primer ejecutivo, Jesús Nuño de la Rosa, le ha ofrecido a su antecesor un finiquito de 10 millones

Foto: El expresidente de El Corte Inglés Dimas Gimeno. (EFE)
El expresidente de El Corte Inglés Dimas Gimeno. (EFE)

A falta de tres días para la celebración de la histórica junta general de accionistas de El Corte Inglés, en la que desaparecerán del consejo los descendientes originales de los Álvarez después de 80 años, las hijas herederas de Isidoro Álvarez quieren firmar la paz con su primo Dimas Gimeno, el presidente relevado a mediados de junio.

Para ello, el nuevo primer ejecutivo, Jesús Nuño de la Rosa, le ha ofrecido a su antecesor en el cargo un finiquito de 10 millones de euros. Así se lo transmitió esta semana en la segunda reunión que ambos han mantenido para encontrar una solución al conflicto que enfrenta a dos de las familias dueñas de El Corte Inglés. La primera se celebró el 20 de julio, tal y como adelantó El Confidencial.

A cambio de esos 10 millones, las hijas exigen a Dimas Gimeno dos condiciones. La primera es que retire las demandas y la querella que ha presentado contra el consejo de administración de la cadena de grandes almacenes. La segunda es que presente su dimisión de forma voluntaria en la reunión que el órgano de gobierno del grupo mantendrá horas antes de la celebración de la junta.

El presidente de El Corte Inglés, Jesús Nuño de la Rosa. (EFE)
El presidente de El Corte Inglés, Jesús Nuño de la Rosa. (EFE)

De esa forma, Gimeno aceptaría de forma expresa su renuncia a continuar la guerra contra Marta y Cristina Álvarez Guil, las herederas de Isidoro Álvarez, fallecido en septiembre de 2014. Un requisito imprescindible para evitar que el conflicto se alargue durante años con consecuencias imprevisibles para las dos partes y, sobre todo, para El Corte Inglés.

No obstante, según fuentes próximas a las negociaciones, Gimeno no está dispuesto a aceptar tal pacto como sí hizo hace un año Leopoldo del Nogal. El consejero responsable del área de compras firmó su salida anticipada del consejo de administración a cambio de una indemnización de 4,8 millones de euros (pagadera en tres años), más otra cantidad en acciones.

Al contrario, el directivo al que Isidoro designó como su sucesor prefiere continuar con la guerra judicial, ya que en el acuerdo por esos 10 millones no se incluye la solución a la disputa por la herencia de Cartera de Valores IASA, la sociedad instrumental tenedora del 22% de El Corte Inglés. De ese paquete, dos tercios corresponden a las hijas herederas, y el tercero a la familia de Dimas (él, su madre y su tío).

Marta, Cristina y su madre retiraron 140 millones de esta empresa sin el presunto consentimiento de la otra saga, lo que ha derivado en otro frente judicial que tampoco tiene visos de resolverse de forma pacífica. De hecho, resolver esta pelea es vital para la familia de Dimas, que debe pagar 100 millones en impuestos por heredar el 7% de El Corte Inglés al ser segundos legatarios. Por el contrario, sus primas no tuvieron que pagar apenas nada -un 1%- al ser las primeras en la línea de sucesión.

Lo que está claro es que, tanto si acepta como si no, Gimeno saldrá del consejo antes de la celebración de la junta de accionistas de este domingo. Si firma el pacto, dimitirá de forma voluntaria. Si lo rechaza, será destituido. Por primera en ochenta años, los Álvarez no tendrán asiento de honor en El Corte Inglés.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios