abrirá un debate sobre el modelo

Ábalos abre la puerta a debatir los peajes... Pero cuando venzan los actuales

El ministro de Fomento ha refrendado su decisión de no prorrogar las concesiones que venzan, pero admite que deberá abrir un debate sobre la viabilidad y sostenibilidad de las carreteras

Foto: El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, durante la sesión del pleno del Senado. (EFE / Juan Carlos Hidalgo)
El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, durante la sesión del pleno del Senado. (EFE / Juan Carlos Hidalgo)

El nuevo ministro de Fomento, José Luis Ábalos, ha reconocido la necesidad de abrir un debate sobre la viabilidad y sostenibilidad de la red pública de autopistas, y ha mostrado su disposición a llevarlo a cabo, eso sí, una vez venzan las concesiones actuales.

Así lo ha reconocido durante su comparecencia en el Señado, donde ha confirmado que el próximo 30 de noviembre, cuando finalice la concesión de la AP-1 Burgos-Armiñón, no prorrogará la concesión y se liberará el actual peaje.

Tras este vencimiento, a finales del próximo año, llegará el turno del tramo de la AP-7 que discurre entre Alicante y Tarragona; y la AP-4, que conecta Sevilla y Cádiz; mientras que en 2021 será el turno del trazado de la AP-7 que une Barcelona con La Junquera y Tarragona; y el de la AP-2 Zaragoza-Mediterráneo.

“Cuando tengamos una red absolutamente igualitaria, tendremos que plantearnos esa reflexión [sobre la sostenibilidad de la red pública] para el conjunto de españolas y españoles, porque eso es también vertebrar y hacer igualdad entre todos y todas”, ha asegurado el titular de Fomento.

Aunque la noticia de que el nuevo titular de Fomento no prorrogará todos estos peajes una vez vayan venciendo ha revolucionado al sector, las cifras sobre el impacto tanto económico que tendrá para las arcas públicas, como en términos de empleo, exigen abrir el debate.

Según datos de la patronal de las constructoras, Seopan, el coste de suprimir el peaje de las concesiones que vencen de aquí a 2021 asciende a 450 millones de euros anuales, mientras que el importe se elevaría a 1.000 millones si se contempla toda la red española de pago de 2.550 kilómetros.

El debate sobre la financiación de las carreteras españolas abre la puerta a analizar todo tipo de alternativas para financiar estas vías, desde que sea el propio Estado quien recaude el peaje, en vez de una empresa privada, hasta cobrar solo al transporte pesado.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios