la ue esperará a julio, cuando el arancel sea firme

Los aceituneros presionan a Bruselas para que también lleve sus aranceles a la OMC

Asemesa apremia a los comisarios de Agricultura y de Comercio a dar el paso igual que con el aluminio y el acero. España recuerda que EEUU ayuda a sus agricultores de forma similar a la PAC

Foto: La comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström, en Bruselas el pasado 1 de junio. (EFE)
La comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström, en Bruselas el pasado 1 de junio. (EFE)

La patronal de las empresas aceituneras españolas, Asemesa, que agrupa al 80% del sector en España, está instando a la Comisión Europea a que denuncie ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) la subida de los aranceles a la exportación de aceituna negra española a EEUU aprobada por este país. Exigen a Bruselas reaccionar igual que con las tasas impuestas por el Gobierno de Donald Trump al aluminio y al acero europeos, aranceles que ya han sido recurridos ante el organismo supranacional que coordina el comercio global. Sin embargo, el portavoz comunitario Daniel Rosario aseguró que la Comisión esperará a julio, cuando otro organismo de EEUU declare firme e irreversible ese arancel -o lo tumbe, ambos escenarios son posibles- para decidir qué acciones emprender.

Mientras, en su primera reacción oficial, el Gobierno español de Pedro Sánchez ha "lamentado" el arancel definitivo de un 34,7% en promedio —frente al 21,7% inicial— establecido por Estados Unidos y asegura estar estudiando con la Comisión las medidas a emprender, sin concretarlas por ahora.

"Hemos mantenido reuniones con los gabinetes de los comisarios de Agricultura, Phil Hogan, y Comercio, Cecilia Malmström, para estudiar las medidas a emprender tras esta subida dramática de los aranceles. Nuestro principal objetivo es presentar un recurso ante la OMC", explica desde la capital comunitaria el secretario general de Asemesa, Antonio de Mora. Ese arancel promedio del 34,7% surge de sumar el arancel antisubvención —que oscila entre el 7,5 y el 27%— y el 'antidumping' —que va del 16,8 al 25,5%—.

Que sean definitivos esos aranceles depende de lo que decida en julio la International Trade Commission (ITC) norteamericana. Este organismo evaluará si, como consecuencia de esas ayudas y del 'dumping' supuestamente cometido, la industria productora de aceitunas negras estadounidense se ha visto seriamente dañada. Si así fuera, las medidas definitivas se materializarían muy probablemente en agosto de 2018, según el comunicado enviado por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio. Si determinara que no ha habido daño, los aranceles podrían levantarse y quedar sin efecto.

Cada una de las tres principales empresas españolas investigadas por EEUU a raíz de la denuncia de los dos únicos productores americanos de aceituna negra, ambos en California, sufre un arancel diferente. Estas empresas son la líder, la cooperativa Agro Sevilla, y las empresas también sevillanas Ángel Camacho (familia Camacho) y Aceitunas Guadalquivir (familia Escalante). Afrontan, respectivamente, un 32,9, un 30 y un 44,7%. De la suma de esas tres surge el promedio del 34,7% para todas las demás firmas aceituneras.

Las tres principales empresas afectadas son la líder, la cooperativa Agro Sevilla (arancel del 32,9%), Ángel Camacho (30%) y Guadalquivir (44,4%)

El nuevo ministro de Agricultura, Luis Planas, llevará este asunto el próximo lunes día 18 al consejo de ministros del ramo. Las negociaciones con Bruselas están también colideradas por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio. "España defiende que las ayudas de la PAC señaladas por EEUU están desvinculadas de la producción y no son específicas, por lo que no generan distorsiones al comercio internacional, son plenamente compatibles con la OMC, que las clasifica como 'caja verde', y no son muy distintas de las que EEUU concede en apoyo de su propio sector agrario", asegura Industria en el comunicado difundido este miércoles.

Tras caer las exportaciones a EEUU un 42% en el primer trimestre de este año, con lo que España bajó a cuatro millones de kilos de aceituna negra, el sector habla ya de que este mercado se da por perdido. También el Gobierno español asume que estos aranceles, de ser definitivos, "supondrían el cierre del mercado estadounidense, uno de los principales destinos de sus exportaciones". La aceituna negra se consume como ingrediente en pizzas, ensaladas y, de forma creciente, en bebidas como el martini. EEUU es el primer mercado, seguido por Rusia, Italia y Arabia Saudí, pero todos ellos son mercados que difícilmente podrán absorber lo que demandaba el gigante americano.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios