Gobierno de Donald Trump: El nuevo arancel de Trump amenaza 2.000 millones en ventas de todas las aceitunas. Noticias de Empresas
la tasa media del 22% expulsa a españa de eeuu

El nuevo arancel de Trump amenaza 2.000 millones en ventas de todas las aceitunas

El sector alerta de la posibilidad real de que el sobrecoste provisional a la aceituna negra se extienda a la verde y los clientes de EEUU sustituyan a sus proveedores españoles por 10 años

Foto: Trabajadores en la recogida de la aceituna en la localidad sevillana de Arahal. (EFE)
Trabajadores en la recogida de la aceituna en la localidad sevillana de Arahal. (EFE)

La entrada en vigor —oficialmente el pasado viernes tras el cierre del Gobierno de EEUU que lo dejó congelado— del segundo arancel a la aceituna negra española en menos de dos meses ha noqueado al sector. La tasa media del 21,6% fruto de este doble castigo comercial (antidumping y antisubvenciones) amenaza ya sin género de duda, según distintas fuentes empresariales y patronales, no solo la exportación del fruto del olivo que se oxida para que adquiera la tonalidad negra, sino también a la verde.

"Un cliente en EEUU al que dejemos de vender aceituna negra por ese sobrecoste y nos sustituya por otra empresa de Portugal, Grecia, Marruecos, Turquía o Egipto, pues será complicado que nos siga comprando la aceituna verde a nosotros. Querrá un solo suministrador para todo, por simplificación y ahorro de costes. El riesgo real ya hoy es perder todo el mercado de EEUU", advierte un directivo andaluz del sector. La demanda de aranceles parte de las dos únicas empresas aceituneras de EEUU, ubicadas en California.

En 2016, España exportó al gigante americano aceitunas de ambos tipos por valor de 213 millones de dólares (180 millones de euros al cambio actual), según datos de la Aduana estadounidense aportados por Asemesa, la patronal aceitunera española. De ellos, 142 millones corresponden a la verde, y los 71 millones restantes, a la negra (que se usa como ingrediente en pizzas, ensaladas o en los martinis, segmento nada despreciable). Tres empresas andaluzas —la cooperativa Agro Sevilla y las envasadoras Ángel Camacho y Aceitunas Guadalquivir— sufren aranceles específicos del 17, 27 y 19 por ciento, respectivamente, al ser los tres principales exportadores. La media de todas ellas da como resultado ese 21,6%, que se aplica al resto de compañías.

Los aranceles, provisionales pero que ya se cobran, se aplicarían por cinco años, prorrogables otros cinco si en abril próximo se establecen ya como definitivos. Con ello, la factura que España dejaría de cobrar por enviar este producto a EEUU podría rondar la friolera de 2.000 millones de euros (teniendo en cuenta las perspectivas de crecimiento en esta próxima década).

Cosecha de aceitunas. (EFE)
Cosecha de aceitunas. (EFE)

Regreso al pasado

"La rendija que abre el arancel a la negra es en realidad una puerta abierta a que todos nuestros competidores, algunos fuera de la UE y por tanto sin las mismas exigencias laborales o ambientales, se coman nuestra tarta", lamenta esa misma fuente empresarial. "Los dos productores californianos que iniciaron la demanda ante la administración de EEUU tratan de volver así, artificialmente, a la situación de hace dos décadas, cuando España solo enviaba aceituna a granel que se transformaba en negra allí y se envasaba, dejando el mayor valor en destino, no en origen como ahora", recalca.

¿Qué palancas tiene el sector? Primero, como ya ha hecho el ministerio de Agricultura, llevar el asunto a la Comisión Europea, que esta semana ha expresado su "decepción" ante los aranceles aunque ha recalcado que son provisionales. El Gobierno español ha advertido en Bruselas de que en especial la segunda tasa impuesta la semana pasada, la que se justifica como arancel antisubvenciones, impacta contra el conjunto de la Política Agraria Común (PAC). Las ayudas, repite el sector y con él la ministra Isabel García-Tejerina, son al agricultor, no a la producción en concreto de aceitunas, y están aceptadas por la OMC.

Otros mercados importantes para la aceituna negra, como Rusia, Italia o países árabes, verán caer los precios

Pero el camino de una denuncia de los aranceles ante la OMC "nos pone por delante un año y medio de tramitación, y en ese tiempo habremos sido expulsados del mercado de EEUU", advierte Antonio de Mora, secretario general de Asemesa. El recurso de ir a vender a otros mercados no es nada sencillo tampoco: "El otro gran mercado de la aceituna negra es Rusia, con unos 18-20 millones de kilos, por debajo de EEUU que es el primero con 32 millones en 2016. Italia o algunos países árabes son otras opciones, pero al ir todos a esos mismos países se hundirá el precio", pronostica. De Mora, además de pedir a Bruselas que pase de las palabras a los hechos, echa de menos un pronunciamiento más potente de las organizaciones agrarias.

Otra vía para tratar de sortear el impacto del arancel es que los productores decidan al inicio de la próxima campaña —en octubre— destinar la mayoría de la aceituna a su venta como fruto verde, no negro. "Pero esto también va a distorsionar el mercado al generarse un excedente de aceituna verde de un año para otro que habría que colocar en el mercado actual", advierte el alto cargo patronal. El impacto real del arancel en el sector español se verá así tras el verano: las cifras de 2017 que se conocerán en unos días reflejarán el efecto del primero de ellos establecido en noviembre, que no se prevé que sea significativo aún.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios