consejo de administración volcánico

Dimas supera la moción de censura de las hijas en un consejo de alta tensión

El todavía presidente de El Corte Inglés ha evitado su destitución reclamada por las hijas herederas gracias a la mediación de la vieja guardia, del inversor árabe y de Pizarro

Foto: El presidente de El Corte Inglés, Dimas Gimeno. (EFE)
El presidente de El Corte Inglés, Dimas Gimeno. (EFE)

El consejo de administración de El Corte Inglés ha vivido una reunión explosiva esta mañana. Marta y Cristina Álvarez Guil, las dos hijas herederas de Isidoro Álvarez, han tratado de forzar la destitución inmediata de Dimas Gimeno como presidente del grupo, introduciendo en el turno de ruegos y preguntas una evaluación de la gestión de la compañía, dejando caer la posibilidad de la salida del todavía primer directivo de la cadena de distribución. Ni el representante de Qatar ni Manuel Pizarro se han mostrado a favor de esta moción de censura, que supuestamente se iba a plantear en el consejo extraordinario de dentro de dos semanas.

Gimeno había puesto sobre la mesa cuatro puntos en el orden del día de la reunión. El primero se refería a la aprobación de un plan estratégico, denominado ‘Creando futuro’, consistente en la puesta en marcha del que diseñó Bain Consulting hace ya año y medio y que las hijas de Isidoro Álvarez nunca apoyaron. Aunque no ha llegado a votarse debido a lo anómalo del consejo, esta medida ha sido respaldada por unanimidad por todo el consejo de administración, incluidos Florencio Lasaga y Carlos Martínez Echevarría, los dos directivos octogenarios, claves en la actual batalla de poder.

El mismo apoyo ha obtenido el segundo punto del orden del día, vinculado con el inicio de los trámites para la futura salida a bolsa de El Corte Inglés. Una petición que Gimeno llevaba haciendo hace más de un año para cumplir con los compromisos acordados con el jeque árabe Hamad bin Jassim bin Jaber Al Thani cuando entró en el capital en 2015. Aunque el propio inversor del emirato lo había pedido en al menos un par de ocasiones, varias de las familias históricas se habían opuesto por la obligación de transparencia dadas las sombras sobre algunos negocios del 'holding'.

Lo llamativo de las decisiones de hoy es que todo el consejo, por unanimidad, han apoyado estos dos puntos del orden del día, después de que portavoces oficiales de la compañía hubieran desacreditado estas medidas, y que tanto Lasaga como Martínez Echevarría no han apoyado la petición de Marta y Cristina Álvarez de acelerar la destitución de Gimeno.

Hasta hoy, estos dos directivos de la conocida como vieja guardia habían pedido junto con las dos hermanas y los dos consejeros delegados, Jesús Nuño de la Rosa y Victor del Pozo, la convocatoria de un consejo extraordinario para forzar el cese voluntario de Dimas o su destitución forzada. Pero hoy, cuando podían haber conseguido el objetivo de prescindir de sus servicios, se han echado atrás y han preferido abogar por una solución pactada entre los dos 'bandos'.

Fuentes próximas al consejo explican este cambio de posición por la reunión que mantuvieron ayer Dimas Gimeno con Lasaga, Martínez Echevarría y los dos consejeros delegados para buscar una salida a medio plazo que en ningún caso pasaba por destituir al presidente. Un potencial acuerdo para evitar una guerra civil que incluía nuevas demandas y querellas penales por presuntas irregularidades en las divisiones de seguridad, informática y viajes, todas ellas dependientes de Lasaga, tal y como ha adelantado hoy El Confidencial.

La batalla sigue, por tanto, abierta a la espera del nuevo consejo con carácter extraordinario que presuntamente debe celebrarse entre el 5 y el 12 de junio. Otra reunión en la que se medirán las fuerzass entre dos tres bandos -la familia de Dimas, las hijas herederas y la vieja guardia- con las cuentas del grupo aún sin aprobar.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios