les dan un préstamo de 120 millones

Deutsche y SocGen salvan a los Lara del roto en Sabadell tras la ayuda de la Generalitat

El banco alemán y el francés han concedido un préstamo de 120 millones de euros a los dueños de Planeta para refinanciar su fallida inversión en la entidad financiera catalana

Foto: José Manuel Lara García-Píriz. (EFE)
José Manuel Lara García-Píriz. (EFE)

La familia Lara, principal accionista de Atremesdia a través de Grupo Planeta, ha vuelto a salvar un 'match ball' por su fallida inversión en Banco Sabadell. Deutsche Bank y Société Générale le han concedido un nuevo préstamo para reestructurar la participación de casi el 3% que los dueños de Antena 3, La Sexta y Onda Cero mantienen todavía en la entidad financiera. La operación supone que estos dos prestamistas se quedan en garantía con las acciones del banco español, que a precio de mercado ascienden a 245 millones de euros.

Según documentación oficial, Famol Participaciones, controlada por Jaipur Investment, sociedad a su vez controlada por Inversiones Hemisferio, 'holding' de los Lara, ha renovado un préstamo de 64,38 millones de euros que vencía a mediados de 2017 y cuyo vencimiento se extendió posteriormente hasta el 23 de octubre del pasado año. Este crédito fue cancelado en ese momento y sustituido por otro concedido inicialmente por 55 millones y que fue ampliado hasta los 120 millones de euros.

Société Générale, banco amigo de la familia Lara, ha sido el que ha liderado esta nueva financiación, en conjunto con Deutsche Bank, después de que los dos acreedores anteriores, Banco Popular y Banco Comercial Portugués (BCP), decidiesen cortarle el grifo en 2015. A cambio de estos 120 millones, los nuevos salvadores de los editores catalanes se han quedado en garantía 48,61 millones de acciones de Banco Sabadell, un depósito bancario por importe de 21,861 millones de euros y efectivo en caja por 1,48 millones.

Edificio central del Banco de Sabadell. (EFE)
Edificio central del Banco de Sabadell. (EFE)

Los Lara son los únicos de los cuatros empresarios de la burguesía catalana que entraron en Sabadell en 2006 que se mantienen en el capital y en el consejo de administración. Los propietarios de Planeta, Isak Andic (Mango), Joaquín Folch-Rusiñol (Pinturas Titán) y Miguel Bosser compraron el 12,5% del capital en manos de La Caixa por 1.300 millones de euros. La operación se hizo en coordinación con Josep Oliu, el actual presidente, para blindar la compañía con empresarios de Cataluña.

Las acciones las compraron a 8,1 euros por título y, tras el estallido de la crisis financiera —ahora cotizan a 1,65 euros—, las pérdidas alcanzaron los 900 millones de euros. Andic fue el primero que reconoció el desastre de la inversión, al apuntarse pérdidas de 315 millones de euros. Después fue Folch-Rusiñol (70 millones) y posteriormente, y en último término, los Lara, que a finales de 2016 admitieron unos números rojos de 255 millones. Los dos primeros ya han vendido sus acciones en el Sabadell, pese a renovar en 2016 el pacto de accionistas con que se comprometían a quedarse hasta 2021 o a ofrecer sus participaciones al resto de los socios.

Por el contrario, los editores han sostenido contra viento y marea su paquete del 2,7% a título individual —llegaron a tener el 6%—, principalmente para mantener el puesto que José Lara García, ex consejero delegado de Planeta, tiene en el consejo de administración del banco. Con este asiento puede demostrar que tiene influencia significativa en la gestión del Sabadell, lo que les permitió retrasar el reconocimiento parcial de la pérdida de la inversión durante 10 años y actualmente no valorarla a su precio de adquisición.

El expresidente de la Generalitat Artur Mas. (Reuters)
El expresidente de la Generalitat Artur Mas. (Reuters)

El préstamo de Artur Mas

La familia se ha apoyado también en el Instituto Catalán de Finanzas (ICF) para seguir presente en el Sabadell. El organismo dependiente de la Generalitat de Cataluña le concedió en la etapa de Artur Mas como presidente un préstamo por importe de 59,5 millones de euros, el cual tiene como garantías acciones del banco y un depósito financiero de casi 900.000 euros.

Sea como fuere, los Lara tuvieron que hacer a principios de 2017 una reducción del capital de 79,3 millones en Inversiones Hemisferio para absorber las pérdidas de años anteriores y a finales del pasado año ampliar capital por 76,73 millones en Jaipur Investment, al tener unos fondos propios negativos de 233 millones de euros.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios