le concede un crédito de casi 60 millones

La Generalitat da un balón de oxígeno a los Lara en su inversión en Banco Sabadell

Los dueños del Grupo Planeta han conseguido que el Instituto Catalán de Finanzas le refinancie un préstamo de 60 millones para mantener su apuesta en la entidad financiera

Foto: José Manuel Lara García-Píriz, primogénito del empresario y editor de Planeta José Manuel Lara Bosch. (EFE)
José Manuel Lara García-Píriz, primogénito del empresario y editor de Planeta José Manuel Lara Bosch. (EFE)

El Instituto Catalán de Finanzas (ICF), el banco público de la Generalitat de Cataluña, ha salido en ayuda de Inversiones Hemisferio, el brazo financiero de los Lara, dueños del Grupo Planeta. La institución pública del gobierno catalán le ha renovado un préstamo de 59,5 millones de euros a la sociedad instrumental de la familia de editores, máximos accionistas de Atresmedia (Antena 3, La Sexta y Onda Cero). La operación ha servido para que los empresarios hayan podido refinanciar su inversión en Banco Sabadell, en la que acumulan importantes pérdidas.

Según consta en la última memoria anual de Inversiones Hemisferio, la referente al ejercicio 2015, recientemente publicada, el ICF renueva por un plazo no concretado la cantidad de 59,5 millones. Se trata, según el citado documento, de una novación de un crédito anterior, que, sin embargo, no aparece reflejado en ninguna de las memorias de la sociedad instrumental hasta 2008, la última completa y disponible en el Registro Mercantil. La renovación se ha hecho con las mismas garantías de la operación inicial.

Planeta Corporación, el 'holding' de los Lara, llegó a tener un 6% del Sabadell a través de Jaipur Investment, que depende de Inversiones Hemisferio

Inversiones Hemisferio detalla que los casi 60 millones de euros le obligan a cumplir determinados compromisos y garantías y al cumplimiento de determinados ratios financieros, que al cierre de 2015 estaban al día. La garantía de este crédito son un depósito de 571.000 euros y acciones de Banco Sabadell en manos de la familia Lara. La sociedad patrimonial hipotecó un número de títulos de la entidad financiera para conseguir el dinero de la Generalitat, clave para mantener su participación en el banco y su puesto en el consejo de administración.

Planeta Corporación, la 'holding' de los Lara, llegó a tener un 6% del Banco Sabadell a través de Jaipur Investment, que a su vez depende de Inversiones Hemisferio. Tras diez años de inversiones fallidas, Jaipur reconoció a mediados de 2016 unas pérdidas de 264,5 millones por la compra de esa participación financiera. Unos números rojos que llevaron a esta sociedad instrumental a acabar con un patrimonio negativo de 178 millones. Una situación de la que solo puede salir con préstamos participativos de Hemisferio y la propia Planeta Corporación, a las que ya adeuda 290,6 y 77,5 millones, respectivamente. Uno de estos préstamos vence en los próximos meses y otro con una entidad financiera no identificada lo hace en diciembre de 2017 por 122 millones.

De momento, Hemisferio, que conserva un 2,3% de Banco Sabadell, lo que le permite tener un asiento en el consejo de administración, ha tenido que reducir su capital en 75,38 millones, para dejarlo en apenas 1,34 millones. La operación, realizada el 23 de febrero de 2017, responde a la decisión de los Lara de amortiguar parte de los 241 millones de pérdidas que registró esta sociedad en 2015, cuyas cuentas fueron aprobadas a mediados del pasado ejercicio.

Marcos Lamelas. Barcelona
La participación actual de Planeta Corporación en Sabadell tiene un valor de mercado de 200 millones, 300 millones menos de lo que invirtió la familia Lara para convertirse junto con Isak Andic (Mango) y otros empresarios catalanes en los principales accionistas del banco con el 12,5% del capital. Entre todos ellos pagaron a La Caixa 1.300 millones de euros para tomar este paquete, que les ha provocado pérdidas conjuntas de 900 millones.

Planeta aún se mantiene en el capital y en el consejo del Sabadell, pero otros de sus socios han ido abandonando el banco. El gran protagonista ha sido el mismo, Andic, dueño de Mango, que fue el primero en dejar el órgano de gobierno y reconocer sus más de 350 millones de minusvalías y el último en deshacerse de la participación del 1,7% que aún mantenía a título personal. Sin embargo, todos renovaron hace justo un año el pacto parasocial para mantener un 5% del capital, una posición que les permite ante el auditor no tener que admitir todas las pérdidas latentes que aún arrastran.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios