La banca concede otro balón de oxígeno a OHL tras incumplir dos préstamos de 440M
  1. Empresas
autoriza dos prórrogas

La banca concede otro balón de oxígeno a OHL tras incumplir dos préstamos de 440M

Hasta el último momento, la banca ha cerrado filas en torno a OHL, que ha incumplido los ratios de endeudamiento exigidos en dos préstamos, al no haber completado aún la venta de concesiones

placeholder Foto: Oficinas de OHL en Madrid. (Reuters)
Oficinas de OHL en Madrid. (Reuters)

Hasta el último momento, la banca acreedora de OHL ha cerrado filas en torno al grupo controlado por la familia Villar-Mir, a quien en varias ocasiones ha concedido balones de oxígeno para poder cumplir con sus obligaciones financieras. La última ha sido este mismo año, una vez cerrado el ejercicio 2017, cuando han autorizado dos 'waiver' (prórrogas) sobre dos préstamos que suman 440 millones de euros.

El primero es un crédito sindicado con 14 entidades financieras, firmado en junio de 2015, por importe de 250 millones de euros; mientras que el segundo es una línea de crédito 'revolving' de 190 millones, que forma parte de la financiación sindicada por importe de 700 millones que OHL logró el año pasado.

En sendos casos, la compañía ha incumplido la obligación de cerrar el último ejercicio con un ratio de apalancamiento por debajo de cuatro veces ebitda, ante lo cual sus entidades acreedoras le han concedido una prórroga, conscientes de que estos números se darán la vuelta una vez se cierre la venta de la filial de concesiones.

Foto: Intercambiador de autopista en Miami

Esta se espera para este mismo mes de marzo, momento a partir del cual OHL ingresará un cheque de 2.235 millones, el cual irá destinado en gran parte a reducir deuda. De hecho, los bancos han impuesto como condición para el 'waiver' la cancelación de estos créditos una vez se materialice la venta del 100% del negocio concesional.

A esta cantidad se sumarán los 909 millones que la compañía destinará a recomprar todas sus emisiones de bonos, ya que estas incluyen cláusulas por cambio de control, que se activan con el traspaso de la unidad de concesiones, que permiten a los bonistas rescatar a su elección todas las emisiones vivas a un valor del 101% el nominal de los mismos. Una vez completado todo el plan de saneamiento del grupo, OHL contará con una caja de 1.235 millones.

A partir de ese momento, el objetivo de OHL es, por una parte, volver a repartir dividendo, pero bajo criterios de prudencia —lo que ha borrado las esperanzas de aquellos que confiaban en una retribución extraordinaria para los accionistas—, y por otra, renegociar las líneas de liquidez que logró el año pasado para conseguir unas condiciones más cómodas, conversaciones que la empresa ya ha empezado a mantener con sus entidades acreedoras.

Foto: Oficinas de OHL en Madrid. (Reuters)

El mercado castigó ayer con fuerza a OHL, que cayó en bolsa un 17,26%, tras presentar los resultados de 2017, segundo año consecutivo con números rojos (-12 millones) y en cuya auditoría Deloitte ha incluido varios párrafos de énfasis ligados al hecho de que todavía no se ha cerrado la venta de concesiones y a una serie de contratos fallidos.

En concreto, la firma de servicios profesionales destaca los 346 millones del proyecto del Hospital de Sidra que OHL reconoce como obra ejecutada pendiente de certificar, ya que está en situación litigiosa, y también advierte sobre el valor recuperable que OHL estima para las sociedades Eje Aeropuerto (59,9 millones) y Cercanías Móstoles-Navalcarnero (160,3 millones), números que podrían variar debido también a las incertidumbres que las rodean.

Préstamos Venta Noticias de OHL Tesorería
El redactor recomienda