movimientos en el sector

La fuga de talento inmobiliario en Popular no cesa: el director de Aliseda ficha por Aelca

Javier de Oro-Pulido Sánchez se ha incorporado a la promotora de Värde tras nueve años en la filial inmobiliaria del banco. Su marcha se suma a las de Remigio Iglesias y Roberto Rey

Foto: 'Stand' de Aliseda en el Salón Inmobiliario de Madrid. (El Confidencial)
'Stand' de Aliseda en el Salón Inmobiliario de Madrid. (El Confidencial)

Los primeros espadas del área inmobiliaria de Banco Popular continúan abandonando el barco. Tras la marcha de Remigio Iglesias, máximo responsable de este negocio, a Grupo Millenium, y de Roberto Rey, su número dos, a Ibertasa, ahora es uno de los hombres fuertes de Aliseda quien ha cambiado de rumbo.

Se trata de Javier de Oro-Pulido Sánchez, director del área de activos inmobiliarios y del negocio promotor en Aliseda desde hace nueve años, que acaba de fichar por Aelca, según ha confirmado este medio con fuentes conocedoras. Ninguna de las partes implicadas ha querido confirmar esta información.

Las mismas fuentes señalan que De Oro-Pulido se incorporará a la promotora como alto directivo, con responsabilidad directa sobre el día a día de la empresa, y que en su contratación ha jugado un papel clave el fondo Värde, hasta hace pocos meses principal accionista de Aliseda y, actualmente, dueño del 75% de Aelca.

La incorporación efectiva del ejecutivo a la empresa codirigida por José Juan Martín y Javier Gómez está prevista esta misma semana, llegada que se produce en un momento clave para Aelca, entre cuyos planes figura la posible salida a bolsa en los próximos meses.

De Oro-Pulido lleva un cuarto de siglo ligado al sector inmobiliario en compañías como Grupo Dragados, Caja Madrid, Realia o Reyal Urbis

Aliseda está dentro del perímetro de activos que Santander, nuevo dueño de Popular, acordó vender a Blackstone el pasado verano, un traspaso que, cuando termine de completarse, se espera que conlleve la salida de parte de la primera fila directiva Aliseda, ya que el fondo cuenta con su propia gestora de activos, Anticipa. De hecho, Eduard Mendiluce, primer espada de Anticipa, será el consejero delegado de Aliseda, cuya organización interna ya ha sido reestructurada.

Licenciado por Icade y máster en Dirección de Empresas Inmobiliarias (MDI) por la Universidad Politécnica de Madrid, De Oro-Pulido lleva un cuarto de siglo ligado al sector inmobiliario en compañías como Grupo Dragados, Caja Madrid, Realia o Reyal Urbis, donde fue director general de producción.

En 2009 se incorporó a Aliseda, donde vio reforzadas sus funciones tras la venta de la mayoría del capital de la inmobiliaria a los fondos Värde y Kennedy Wilson, a finales de 2013.

Hace dos años, el entonces presidente de la entidad, Ángel Ron, puso en marcha el proyecto Sunrise, operación con la que aspiraba a desconsolidar el grueso de sus activos tóxicos, y que incluyó un acuerdo de recompra de su participación en Aliseda a Värde y Kennedy Wilson.

Para pilotar este plan, y como un último golpe de efecto cuando la tierra ya se movía bajo sus pies, Ron fichó a Iglesias y Rey como máximos responsables del negocio inmobiliario en noviembre de 2016, apenas un mes antes de que el consejo de Popular decidiera relevarle de la presidencia y fichar a Emilio Saracho, cambio que se hizo efectivo en febrero de 2017.

Cuatro meses después llegó la resolución del banco y su compra por parte de Santander, que nada más hacerse con el control de Popular ejerció el derecho de recompra de Aliseda y puso en marcha su particular Sunrise: la venta de una cartera de 30.000 millones de activos tóxicos en tiempo récord, puja en la que terminó imponiéndose Blackstone.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios