NH Hoteles contrata a Merrill Lynch para defenderse de la oferta de Barceló
  1. Empresas
le encarga que busque alternativa a la OPA

NH Hoteles contrata a Merrill Lynch para defenderse de la oferta de Barceló

El banco americano ha recibido el encargo de buscar alternativas a la fusión no solicitada con el grupo mallorquín, cuya accionariado también está dividido

Foto: El consejero delegado de la cadena hotelera española NH, Ramón Aragonés (dcha), y el responsable en Latinoamérica, Eduardo Bosch (izda.). (EFE)
El consejero delegado de la cadena hotelera española NH, Ramón Aragonés (dcha), y el responsable en Latinoamérica, Eduardo Bosch (izda.). (EFE)

El consejo de administración de NH Hoteles ha decidido tomar medidas para estudiar la propuesta de fusión lanzada por Barceló. La compañía turística ha encargado a Bank of America Merrill Lynch el estudio de la oferta de su competidor balear y las distintas alternativas para poner en valor los activos del grupo. Así lo han asegurado fuentes próximas a las conversaciones, que ven con recelo la propuesta de la multinacional mallorquina ante la falta de claridad por las potenciales sinergias que surgirían de la integración.

El banco de negocios estadounidense debe ahora analizar los aspectos esenciales de la oferta pública de adquisición (opa) planteada por Barceló, basada en una ecuación de canje cuyo resultado sería que los empresarios baleares se quedarían con el 60% del grupo fusionado y los accionistas de NH, con el 40% restante. Aunque la oferta es ligeramente superior a la primera que pusieron encima de la mesa el pasado 6 de septiembre, como adelantó El Confidencial, en el consejo de administración de la cadena con sede en Madrid tienen serias dudas sobre la idoneidad del proyecto.

El problema que tiene el órgano de gobierno de NH es que la cotización se ha disparado un 23% después de que Barceló oficializara sus intenciones de absorberla el pasado 20 de noviembre. Por tanto, el mercado ha reaccionado bien a la propuesta de integración para crear un gigante hotelero que tendría una presencia muy relevante tanto en el segmento vacacional como en el urbano. En consecuencia, si se opone a la opa de su rival, debe presentar un plan alternativo que maximice el valor para todos los accionistas.

Foto: Hotel Barceló en El Cairo. (EFE)

Fuentes financieras indican que ese es el trabajo que se le ha encargado a Bank of America Merrill Lynch, que en menos de tres meses tiene que valorar si los términos de la opa de Barceló son suficientes o mejorables, o si, de lo contrario, tiene una opción más atractiva. Dada la proximidad de las vacaciones de Navidad, cuando la actividad se para de forma súbita, el banco americano ha empezado a realizar un análisis de los potenciales ahorros de costes que tendría la integración, sinergias que por el momento no son muy jugosas, dados los dos sectores en que se mueven las dos compañías.

Por una parte, NH, muy centrado en los hoteles de ciudad, y por otra Barceló, más focalizado en los vacacionales. Los ahorros se han cifrado en una primera estimación en cerca de 45 millones de euros en un grupo que fusionado facturaría más de 4.000 millones. Apenas un 1% que, no obstante, podría mejorar una vez analizado con detalle el mapa de los establecimientos que ambas cadenas tienen en España y donde podrían solaparse.

Desequilibrio de los números

Hasta la fecha, el consejo de NH Hoteles se ha limitado a señalar que la oferta del grupo balear es una “muestra de interés no solicitada, preliminar y no vinculante”. Además, recuerdan que la sociedad ha presentado recientemente un nuevo plan estratégico en solitario "con un proyecto independiente de gran crecimiento que a día de hoy sigue siendo válido". La compañía sigue empeñada en mejorar sus márgenes y en reducir su deuda neta, que actualmente está cerca de los 700 millones de euros. Pero sus resultados están lejos de los que prevé obtener Barceló, que tiene una salud financiera más robusta.

Mientras NH Hoteles estima cerrar el ejercicio actual con un beneficio operativo de 230 millones, el grupo mallorquín ha calculado que puede llegar a los 388 millones de euros. Su facturación superará los 3.000 millones de euros, mientras que la de su competidor oscilará entre los 1.500 y los 1.600 millones. La relación entre la deuda y el ebitda también favorece a la balear, ya que cuenta con una ratio de 1,5 veces frente a las más de dos de NH.

No obstante, la inestabilidad accionarial de ambos grupos va a jugar un papel esencial en el desenlace de la operación. Porque mientras la multinacional china HNA, dueña del 29,9% de NH Hoteles, sigue en pie de guerra contra sus socios españoles, especialmente el fondo Oceanwood y Hesperia, en la familia Barceló también existen sensibles diferencias entre los 11 primos de las dos ramas de la saga que heredaron la multinacional fundada por sus dos padres.

NH Hoteles Barceló Merrill Lynch Accionistas
El redactor recomienda