También impacta en Endesa, GNF, Acciona o viesgo

Nadal abre otro frente con Iberdrola: elimina los pagos por disponibilidad a la hidráulica

Energía excluye temporalmente el servicio de disponibilidad que dan las centrales hidroeléctricas por la sequía, lo que provocará un coste de 20 millones de euros menos al año al sistema

Foto: Pantano en la Selva de Irati, Navarra. (EFE)
Pantano en la Selva de Irati, Navarra. (EFE)

No solo es el carbón. Antes de que estallara el rifirrafe entre Nadal y Galán por la intervención del cierre de plantas, el Ministerio de Energía les metió otra china en el zapato a las eléctricas, que impacta especialmente a Iberdrola. El borrador que va a regular la interrumpibilidad a partir de ahora excluye los pagos por disponibilidad que recibían las plantas hidráulicas. Esto ahorra 20 millones de euros anuales al sistema, afirma el ministerio en la memoria económica y presupuestaria que justifica la nueva norma.

Este coste castiga fundamentalmente a Iberdrola, poseedor de 9.715MW de potencia hidráulica en España. La nueva normativa implica que la eléctrica vasca recibirá 11 millones de euros menos al año. Por su parte, Endesa (4.657MW) dejará de cobrar casi seis millones, mientras Gas Natural Fenosa (1.944MW) percibirá dos millones de euros menos anuales. Existen otros implicados, como Acciona, tenedor de 888MW, que se llevará cerca de un millón menos. La medida afecta en menor medida a otros como Viesgo e incluso Grupo Villar Mir, que cuenta con 205MW en centrales hidroeléctricas de Galicia y Aragón.

Álvaro Nadal achaca este recorte a la sequía. El borrador publicado por el Ministerio de Energía explica que la disponibilidad está ligada al recurso hidráulico, por lo que no es el momento más oportuno para su uso, dada la reducción de precipitaciones que está sufriendo España en los últimos meses. Además, añade que la sequía ha provocado la toma de medidas para un uso racional del agua: "El uso energético tiene una prioridad inferior al uso de consumo humano o para riego".

Por su parte, fuentes del sector afirman que la variabilidad por la disponibilidad de las centrales hidroeléctricas ya está afectada por un coeficiente, que multiplica por 0,237 el pago por disponibilidad, una cantidad menor a lo que cobran las centrales de carbón (x0,912), los ciclos combinados (x0,913) o las centrales de fueloil (0,877) . Este no se tocó en años muy lluviosos, por lo que no entienden que ahora se modifique. Además, añaden que las previsiones de lluvia podrían cambiar el panorama durante este otoño y aumentar el nivel de los embalses antes de que llegue el invierno, cuando entrará en vigor la norma.

La CNMC cuestiona "particularmente el caso de las centrales de bombeo puro, cuyo despacho, por las propias características técnicas de estas centrales, está más ligado a la variabilidad de los precios en el mercado que a la disponibilidad del recurso hidráulico".

Aun así, el ministerio sostiene que la exclusión es temporal y se circunscribe a los seis primeros meses de 2018 en que se ha delimitado la nueva subasta de interrumpibilidad, sin establecer qué condiciones deben darse para que las compañías vuelvan a recibir los pagos por disponibilidad a partir de entonces. Estos pagos se dan por tener fuentes de generación a disposición del operador del sistema, Red Eléctrica, que pueda tirar de ellos en caso de necesitar cubrir la demanda en un determinado momento en que otras fuentes de generación no permiten cubrir el 100% del consumo.

La cuestión temporal es otra de las críticas que hace la CNMC. En un informe publicado este mismo jueves, el regulador "considera oportuno abordar una revisión completa del servicio de disponibilidad, evitando medidas parciales y/o transitorias que limiten en el tiempo revisiones que reclaman permanencia".

Desde las compañías se destaca que la hidráulica, como fuente de respaldo, es la que actúa de forma más instantánea, por encima de las centrales de ciclo combinado o de carbón, que tardan unas horas en ponerse en marcha.

Precisamente para que el operador pueda tener más mecanismos de flexibilidad entre oferta y demanda, el Gobierno establece nuevos términos para el uso de la interrumpibilidad, que consiste en ordenar que se apague una determinada industria de gran consumo en un determinado momento. Por ofrecer esta desconexión, la industria cobra de la subasta de interrumpibilidad.

Las eléctricas se quejan de que la eliminación de los pagos por disponibilidad a la hidráulica llega después de que las compañías sufrieran una subida del 22% al 25% en el canon hidráulico. Una tasa a sumar al impuesto de generación del 7% que también acumulan desde que se implementó la reforma eléctrica. No obstante, las empresas no han aireado demasiado estas cuestiones. Hay expertos que creen que las grandes hidráulicas están amortizadas desde hace muchos años, recibieron pagos por los costes de transición a la competencia (CTC) y gozan de una altísima rentabilidad.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios