ante el cambio de papel ejecutivo

Monzón retira su candidatura a la presidencia de Prisa en un consejo bomba

Giro de 180 grados en el plan de sucesión y rescate de Prisa. Javier Monzón, el directivo elegido por Banco Santander, para relevar a Juan Luís Cebrián,ha declinado la propuesta

Foto: Javier Monzón y Juan Luis Cebrián.
Javier Monzón y Juan Luis Cebrián.

Giro de 180 grados en el plan de sucesión y rescate de Prisa. Javier Monzón, el directivo elegido por Banco Santander y Telefónica para relevar a Juan Luís Cebrián, ha rechazado a última hora la propuesta realizada por los acreedores para hacerse cargo de la presidencia ejecutiva del grupo de medios de comunicación. Su decisión supone un tsunami en la reunión del consejo de administración en el que se iba a aprobar una ampliación de capital de hasta 500 millones condicionada al nombramiento de un nuevo gestor.

Según han confirmado fuentes próximas a las negociaciones, Javier Monzón, expresidente de Indra hasta 2015, ha declinado la oferta realizada por Banco Santander y Telefónica, dos de los principales accionistas y acreedores, para hacerse cargo de la presidencia ejecutiva de Prisa. La propuesta contaba aparentemente con el visto bueno de Cebrián, que pasaría a ser presidente de honor y seguiría como principal directivo del consejo de administración de ‘El País’. El motivo del rechazo es que, a última hora, el todavía principal directivo de Prisa ha cambiado algunos de los detalles del plan de sucesión, a lo que Monzón no ha accedido.

Su retirada dinamita el órgano de gobierno de Prisa, que reconoció el pasado miércoles a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que hoy estudiaría decisiones relevantes para apuntalar los recursos propios del grupo, actualmente en causa de disolución. En concreto, una ampliación de capital que contaba con el apoyo de Santander, Telefónica, Caixabank, HSBC y la familia Polanco por un máximo de 500 millones. Un dinero necesario para poder afrontar la amortización de los 1.548 millones de deuda que arrastra el holding, 956 millones de los cuales vencen en apenas 12 meses.

La nueva aportación de dinero fresco por estos inversores, la mayoría de ellos llegados por accidente en la operación de 434 millones de euros estructurada en 2012 desde la Moncloa, estaba condicionada al nombramiento de un nuevo gestor. Con el brusco cambio de última hora, se desconoce si los consejeros van a validar la segunda aportación de fondos en cinco años, emisión de acciones que había propuesto en un principio Amber Capital.

El fondo, propietario del 19% de Prisa, está a favor de esta inyección de capital, pero su caballero blanco no era Monzón. Al contrario, el ‘hedge fund’ tenía un acuerdo con César Alierta, expresidente de Telefónica para liderar un nuevo equipo inversor que tomara la mayoría del accionariado. El presidente elegido para esta nueva etapa, que Alierta daba por segura, era Manuel Pizarro, el que fuera el primer ejecutivo de Endesa y actualmente consejero de El Corte Inglés.

De hecho, el empresario aragonés ofreció 25 millones a Telefónica por su 13% de Prisa, su vía elegida para entrar en el capital y tomar asiento en el consejo de administración. Pero José María Alvarez-Pallete, su sucesor en la operadora, rechazó su proposición pese a que había calificado su participación en el grupo de medio como 'disponible para la venta'. La explicación no oficial es que Alierta no estaba bien visto por el Gobierno de Mariano Rajoy, que, por otra parte, tampoco tenía a Monzón, al que hizo dimitir de Indra, entre sus candidatos preferidos.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios