corrupción

El juez Castro exonera a Villar Mir y sentará a Matas en el banquillo por el caso Son Espases

El titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma da el primer paso para abrir juicio oral contra el expresidente balear y acuerda el sobreseimiento en la causa contra Villar Mir

Foto: Juan Miguel Villar Mir, cuando compareció ante el juez Castro.
Juan Miguel Villar Mir, cuando compareció ante el juez Castro.

Vuelco en el caso Son Espases. El titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma, José Castro, ha decidido "continuar la tramitación de las diligencias previas por el procedimiento abreviado" (lo equivalente al procesamiento) contra el expresidente de Baleares Jaume Matas, al tiempo que ha acordado el "sobreseimiento provisional y parcial de la causa contra Juan Miguel Villar Mir", máximo accionista de la constructora OHL. El caso investiga la posible manipulación de la adjudicación del hospital en un primer momento en favor de la mencionada constructora y en un segundo tiempo de Dragados.

La decisión de Castro supone, por una parte, el primer paso para sentar en el banquillo al político popular. Según el juez, Matas "amañó por dos veces y en sentido inverso el concurso para la adjudicación del contrato para la construcción, explotación y conservación del nuevo hospital de referencia de la Comunidad Autónoma de las Illes Balears". La manipulación, ahonda el magistrado, "lo fue en un primer momento para intentar conseguir que la adjudicación recayera en la UTE liderada por OHL y, en un segundo, (...) para obtener que la adjudicación recayera en la UTE más próxima competidora de aquella, que era la encabezada por la entidad Dragados", a la que finalmente se concedió la obra.

El instructor de la causa admite desconocer por qué Matas decidió cambiar de constructor, pero tiene claro que lo hizo voluntariamente y sabiendo que incurría en un ilícito penal. "Quien obra así debe ser consciente, por mucho que en aquellos tiempos se creyera a salvo en la impunidad, de que estaba cometiendo hechos tipificados como delitos", asegura el magistrado, quien no descarta que el expresidente balear decidiera dejar de lado a OHL y decantarse por Dragados por temor a ser descubierto. Las razones que explican el cambio de empresa, subraya, "no están suficientemente aclaradas, pero entre ellas podría tener cabida el terror de que la artimaña fuera descubierta y aireada" por los medios de comunicación.

También considera Castro que no ha quedado suficientemente acreditado el motivo que llevó a Matas a manipular la adjudicación, dado que no se han encontrado pruebas ni constan relaciones de amistad o parentesco del expresidente balear con OHL o Dragados, empresas "una predestinada a la adjudicación pero que no llegó a serlo y otra que luego resultó ser adjudicataria". En cualquier caso, añade el magistrado, "sería de una ingenuidad imperdonable el no caer en la cuenta de la posibilidad de una motivación económica, bien del partido político que sustenta al presidente del Govern, tanto a nivel nacional como autonómico, bien de sus concretos dirigentes".

No en vano, incide el instructor, Luis Bárcenas admitió en la comisión autonómica para la investigación de la adjudicación de Son Espases que él y el tesorero nacional del PP Álvaro Lapuerta "llevaron una serie de años una contabilidad paralela en el partido y que la fuente de ingresos procedía en parte de donaciones de personas o empresas que contrataban con administraciones públicas". "Añadió Bárcenas que OHL fue un generoso donante del PP en los términos expuestos y, ciertamente, Villar Mir, salvo error u omisión, aparece registrado como donante", subraya Castro en el auto de transformación de las diligencias en procedimiento abreviado.

Además de contra Matas, el juez también continúa el procedimiento por un delito de malversación de caudales públicos, otro de prevaricación administrativa, un tercero de tráfico de influencias y un cuarto de fraude a la administración contra Ana María Castillo, exconsejera de Salud; Joaquín Sergio Bertrán Damián, ex director gerente del Servicio Balear de Salud, y Jesús Peinado Ruiz, administrador de la empresa Global PM, que evaluó las ofertas. Castro considera que todos ellos mostraban "obediencia ciega" al presidente regional.

En cambio, el juez asegura que no ha encontrado ninguna prueba de pago de comisiones por parte de Villar Mir para adjudicarse el concurso del hospital, obra que terminó siendo entregada, además, a su competidor Dragados (Grupo ACS), contra el que tampoco ha encontrado indicios de delito alguno. Por este motivo, el magistrado ha decidido desimputar tanto al dueño de OHL como a José Magán, directivo de la misma compañía; a Fernando Areal Montesinos, cuñado de Matas, y a Luis Francisco Piña, asesor jurídico de Global PM.

Tras esta resolución, contra la que cabe interponer recurso de reforma en el plazo de tres días o de apelación ante la Audiencia Provincial en el de cinco, el Ministerio Fiscal y la acusación particular tienen 20 días para formular escrito de acusación y solicitar la apertura de juicio oral contra Matas y los otros tres acusados.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios